Cordón umbilical

El alcalde actual de Santiago de Compostela es Gerardo Conde Roa, tiene cara de buena persona. Si es del Opus Dei, para que nos fiemos de las caras de nadie.

Lo del Supremo da que pensar, porque les obligan a quitar nuestros datos, dudo mucho de que lo hagan. Siempre pueden alojar un fichero en las islas Caimán, fuera del alcance de la legislación española. Y a lo mejor no necesitan hacer "cosas raras" porque nadie se va a molestar en registrar y asegurarse de que esto se cumple. El Opus Dei consiste fundamentalmente en gestionar información variada y detallada sobre mucha gente. No van a renunciar a ese instrumento que les hace "invencibles". La gente corriente no tenemos oficinas ni burocracia a disposición para controlar vidas ajenas, sentimientos ajenos, relaciones entre las personas ajenas, dinero ajeno.
Tenemos suficiente con vivir y solucionar nuestras propias papeletas diarias. Pero estos viven del cuento y de lo que les quitan a los demás. Nosotros olvidamos la información. Ahora mismo me saludan alumnos por la calle que dejaron hace sólo dos años el instituto y me suena su cara pero tengo que concentrarme para recordar el nombre y la persona. Ya no son caras ni gentes relevantes para mí y el cerebro en un acto elemental de supervivencia elimina lo que no sirve. Tengo que concentrarme en los alumnos actuales, ellos son los que tienen que estar vivos en mi cabeza para saber qué hacer, qué decisiones tomar y cómo relacionarme con ellos. Ahora bien, las generaciones pasadas se van borrando de la primera página.

El Opus Dei nunca te borra. Y eso significa que hay soportes en los que archivar, porque además muchos de los que tendrían que recordar también se van. Y no olvidemos que la política interna con los numerarios es cambiarlos con frecuencia de sitio y responsabilidad. Para que no te encariñes ni te tomes en serio nada.  Cuando te dan otro encargo tienes la obligación de olvidarte de lo que tenías antes. De un día para otro te cambiabas de centro y tenias que dejar atrás a todas las personas con las que llevabas tiempo relacionándote. Como si fuésemos muebles que se cambian de habitación.

Es una forma que tienen de evitar que sientas algo "demasiado tuyo".

Para ser una buena directora de la delegación hay que ser una gran "desprendida", no sentir cariño por nadie pero simular que lo tienes en máximo grado por todas. Que eres "supercomprensiva". La directora de la dele nunca da malas noticias, es como el paño de lágrimas de todas, pero nunca da disgustos a las ovejas. Recoge los pedazos o "hace como que recoge".

Yo me fui hace casi 10 años, pienso que ni en la delegación de Granada ni en los centros de Jaén por los que pasé están las mismas numerarias dirigiendo. Sin embargo la información sobre mi persona, lo que hice y deje de hacer, lo que ahora hago, está en algún lugar a disposición. Si no no se explican "encuentros en la tercera fase" que me han pasado. La información sobre mí está viva en el Opus Dei, está actualizada. Aunque ni Beatriz Soto, que era la directora de la delegación, ni Ana Lozano, la vocal de san Miguel, estén por Granada. Sin información actualizada sobre todas y cada una de las personas que han pasado el Opus Dei no es nada. La necesitan, pues las bocas deben estar cerradas, de manera que saben dónde está cada cuál y cómo llegar a él, qué teclas se deben tocar.

No sé explica que muchos "ex" no razonen debidamente, que después de contarte las atrocidades vividas acaben diciendo tonterías. Están en contacto, el Opus procura y consigue que nadie pierda las buenas costumbres, luego siguen la pista y ponen mucho esfuerzo en mantener el cordón umbilical.






Todo esto lo he pensado a raíz del escalofriante testimonio de Ferita en Opuslibros.org. Una mujer que dice tener alrededor de 60 años, que ha pensado más de una vez en suicidarse por las amarguras pasadas, una mujer a la que el opus arruinó la vida. Calculo que ella se fue cuando yo entré. Además las iniciales que da R.E como directora de la delegación de Barcelona coinciden con las de Rosario Ezcurra, que efectivamente de Barcelona fue a Pamplona donde yo la conocí. Y otra N. A que debe ser Nieves Alvira, también directora de delegación de por vida.

http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=19038


Me llama la atención cómo dicha Rosario Ezcurra trató las quejas que fue a contarle esta numeraria.  Ella sabía todo lo malo que había en su centro, para eso era la gran mandamás en Barcelona. Hizo como que la escuchaba, pero  le daba exactamente lo mismo el sufrimiento de la persona que tenía enfrente. Copio el párrafo que se refiere a esta Rosario Ezcurra, directora modelo:

Al día siguiente fui a hablarlo, cogí el tren y me sentía fatal pues jamás me había pasado nada igual. Estuve toda la tarde hablando con R.E contando todo lo que iba leyendo en mi escrito, me escuchó, me consoló, me sentí comprendida y que hacía lo que debía, lloré mucho pues me dolía tener que pasar por esto. Al final me rogó darle todo lo escrito y me dijo, vamos a romperlo (lo rompió ella), y lo tiró a la papelera, que me fuera tranquila, que lo dejara en sus manos y que ya me diría algo.

Hacen como que te oyen, pero en realidad se están burlando de tí. De hecho al poco pasó lo siguiente:

Estuve 3 días en cama sin poderme levantar con dolores y sin poder contar el gran disgusto que tenía y menos a la borde de la directora, que no entendía qué me pasaba,además era la causa de todo el lío en que me había metido. A los tres días recibí una llamada de R.E., me levanté de la cama y fui a dirección. Me dijo: tienes que irte de esa casa cuanto antes, a Travesera de las Corts, yo me voy a vivir a Pamplona, voy a rezar mucho por ti, pero sobre todo no cuentes nunca a nadie todo lo que ha pasado… y adiós.


Todo lo arreglan en el Opus Dei con la consabida frase "voy a rezar por tí". Que se vayan al cuerno con los rezos....les parece que diciendo eso ya han cumplido la máxima obligación de caridad.  Ven a una mujer destrozada y les da exactamente igual. "Me voy a vivir a Pamplona" y ahí te quedas, me hice la comprensiva pero ya está. Me mandan a otro lado y si te mueres con tus enfermedades  ya no me compete. "La Obra me necesita en otro lado". Pulgas sacudidas. 


La psicología de las grandes directoras del Opus Dei da mucho que pensar, la doblez total. 
También lo viví en la persona de Beatriz Soto, soportó durante horas mis quejas. Le dió igual. Puso cara de esfinge. Y curioso que la historia con Beatriz Soto acabó lo mismo que con la tal Rosario Ezcurra, la cambiaron de delegación. De Granada a Madrid. No sé si el hecho de que nos fuimos cuatro de golpe en la delegación, que yo sepa, fue un impacto demasiado gordo, y para que no le afectara y se hundiera en la miseria la sacaron de aquí. 


Así funciona el Opus Dei, y por eso es necesario que la información esté en soporte accesible, actualizable y actualizado. No hacen nada con lo que escribieron sobre Ana Azanza hace treinta años.


Conclusión, esto no ha hecho más que empezar. 


Y por otra parte, ha empezado por el final,  tienen obligación de borrar a los que se van ¿y qué pasa con la obligación de que se sepa quién es miembro del Opus Dei?  de eso no se ha hablado y algún juez ha llegado a decir que no tiene obligación de revelar su pertenencia según he leído por ahí....

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Una idea. La sentencia del Tribunal Supremo se basa a los datos en "soporte papel" según afirmación del Opus Dei ante la AEPD, la Audiencia Nacional y el propio Supremo.

Pero los datos de los ficheros del Opus Dei están informatizados.

Mi pregunta es, ¿la sentencia se aplicará sólo a los datos que hubiera en "soporte papel"? ¿o incluye los no mencionados en "soporte informático"?

El Opus Dei podría hacer una interpretación restrictiva de la sentencia y aducir que si, que se cancelan los datos personales... pero sólo aquellos que estén en "soporte papel".
Con decir, como repiten siempre, "no se conservan datos" (restricción mental) ya entenderían cumplido lo dictado por el Supremo.

De esta manera no tendrían que tocar los datos que tienen en "soporte informático".

Bonito, ¿no? Total como nadie sabe que el Opus guarda todo en ficheros informáticos (discos duros, memorias usb, etc)
Patética la sentencia.
Anónimo ha dicho que…
Puede no ser tan buena noticia como parece pero algo es. Por lo menos da pie para hablar y contrastar lo que piensa la gente normal sobre el opus.En mi familia parecía que estaba prohibido hablar del opus y ahora desde que nos informamos gracias a opuslibros y tu blog vamos sacando el tema sin tanto pudor, o temor?.
Si has nacido en una familia opus no es fácil cortar el cordón. Nosotros somos muchos hermanos, cada uno hemos pasado lo nuestro, sólo quedan dos supernumerarios un poco ciegos y demasiado ingenuos. Mi madre, supernumeraria de tooooooda la vida es una fuente de informacion perfecta para rellenar folios y folios sobre la vida y milagros de cada hijo, nieto, sobrino y demás parentela. Con lo habladora que es me la imagino en la charla fraterna contando cosas que no debiera contar y más sabiendo ahora la existencia de informes y demás bases de datos.
Yo me he enfadado con ella porque me parece fatal que haga eso.
Encima en el opus poniéndole medallas por ser tan sincera.
Recientemente le han devuelto a la última hija que le quedaba dentro, numeraria desde los 14 años, ahora tiene 44. Se la han devuelto destrozada, enferma de psiquiatra, exprimida como un limón, con una manica delante y otra detrás y ni por esas aprende.
Eso sí que es incomprensible para mi mente, pero..... es lo que hay.
Magí Ribas Alegret ha dicho que…
JUECES Y FISCALES "TURNO OPUS DEI".

"¿y qué pasa con la obligación de que se sepa quién es miembro del Opus Dei?"

La Obra de Dios es mucho más que un lobby, es un Estado dentro del Estado. Así, poner fin a la impunidad por sus crímenes y hacer justicia a las víctimas exige, en primer lugar, conocer que jueces y fiscales han ingresado por el "turno Opus Dei", pertenecen o han pertenecido a la secta.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD