EL PARTIDO NO SE EQUIVOCA JAMÁS

El de la caña parece directamente enviado del más allá. Repite la consigna: "cállate", "que las cosas queden entre nosotros", "eres un egoísta por pedir que te paguen por un tiempo trabajado". Demuestra que no hay mejor sordo que el que no quiere oír. ¿De dónde saca la rotunda afirmación de la poca, mucha o ninguna difusión de esa y otras páginas similares? ¿en qué se basa?

La poca difusión no me la trago. Se leen las cosas e incluso se dicen por ahí,  sin citar las fuentes. Se lee, se sabe, se comenta. Me pasó unos cuantos años en un país europeo: alguien de otra región de España me reconoció desde el primer dia. Eso sí, después de un mes por poco nos despedimos sin que me lo hubiera dicho.
Somos especialistas en ponernos de perfil, en España, en la iglesia y en la iglesia española. Y también me ha pasado ver escrito en otro medio una anécdota contada por mí, ninguna otra ex nume lo había dicho ni lo ha dicho hasta hoy, fue algo que conté yo en OL. El periodista por supuesto no citaba la fuente. Sólo un impersonal "se dice que...". No, "Ana Azanza dijo que", hubiera sido más preciso, exacto y fidedigno.
Hay que hacerse el escandinavo.









Y por otra parte, argumento ad populum, "la mayoría no te apoya por lo tanto no tienes razón". El reiterado populismo del que es acusado el nuevo fenómeno político.

Nos enseñaron en OD a no fiarnos de lo que dice la mayoría. La verdad no se decide por mayoría.

 

Un texto sobre "el Partido Comunista no se equivoca jamás", de Arthur Koestler, por si evoca:



"El Partido no se equivoca jamás. Tú y yo podemos equivocarnos. Pero el Partido, no. El Partido, camarada, es algo mucho más grande que tú y que yo y que otros mil como tú y como yo. El Partido es la encarnación de la idea revolucionaria de la Historia. La Historia no tiene escrúpulos ni vacilaciones. Inerte e infalible, corre hacia su fin. A cada curva de su carrera deposita el fango que arrastra y los cadáveres de los ahogados. La Historia conoce su camino. Nunca comete errores. El que no tiene una fe absoluta en la Historia no debe estar en las filas del Partido.

El Movimiento carecía de escrúpulos, se arrastraba desenfadadamente hacia su fin, y depositaba los cadáveres de los ahogados a lo largo de los meandros de su curso. En su lecho había numerosas revueltas y muchos meandros, ésta era la ley de su ser. Y el que no podía seguir su curso tortuoso era arrojado a la orilla; ésta era su y ley. Los movimientos del individuo no le importaban. Su conciencia no importaba al Partido, que no se preocupaba de lo que pasase en su cabeza y en su corazón. El Partido sólo conocía un crimen: apartarse del camino trazado; y un solo castigo: la muerte. La muerte no era un misterio en el Movimiento; no tenía nada de sublime; era la solución lógica de las divergencias políticas" 

El que obedece nunca se equivoca, está muy cercano al partido comunista, sus grandes enemigos. Obedientia tutior. ¿No fue una redacción en latín que hizo el founder en su juventud por la que mereció un premio? no sé si historia fingida o real, pero me parece que venía en algunas "sagradas memorias".

Comentarios

Magí Ribas Alegret ha dicho que…
ES LA CODICIA.

Encuentro a Teresa, una vecina, ignoraba que religiosa ¿de qué orden? Conversamos. Tarragona, con Jaime Pujol de Ordinario nadie la conoce. "Vive austero", dice. No lo dudo, pero la organización manda. El Opus busca oro sin pausa, es la codicia. Señalo a las Fincas, el socio abogado administra tal inmueble, a nombre de una sociedad, la Obra tiene poco a su nombre, todo testaferros. "Muchos estan en contra". No basta. Opus Dei es Iglesia Católica, ergo Roma tiene que poner orden.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD