Más práctica de la psiquiatría en el franquismo

Un pequeño Heidegger: en esta escena de la película premiada en Cannes con la palma de Oro, veo en ese niño preguntando sobre la muerte, a la pura filosofía. Me ha impresionado conocer que Haneke para escoger a los protagonistas de su peli hizo una prospección entre nada menos que 7000 niños. Por cierto que el guión original de Haneke en Das weisse Band muestra una educación estricta, basada en la violencia, la hipocresía más atroz al parecer base 20 años más tarde de la sociedad que llevaría a Hitler a la cumbre.

Hablando de Heidegger, el crítico español de Heidegger mencionado últimamente dice Ramon Rosal en opuslibros que no es el mismo numerario filósofo que él conoció en Roma. Lo que se me escapa es porqué Ramón Rosal no ha aclarado el malentendido en este foro y sí lo ha hecho en opuslibros.org. ¿Dará mala fama escribir en mi blog?

Me alegro de que Julio Quesada no practicara la restricción mental conmigo cuando lo conocí y que nunca haya tenido que ven con el opus dei. Mucho mejor para él.

Supongo que no me equivoco si identifico a este Ramón Rosal con el Ramón del Rosal mencionado en "Casa del Olivo", pp.339-340 como un cura del Opus Dei residente en Córdoba que asistía gustoso a las charlas que Castilla del Pino daba sobre psicología social con el consentimiento de la jefatura provincial de Sanidad en los años sesenta. Castilla lo describe así: "Desde el primer día asistía un sacerdote joven, con sotana impoluta. Resultó ser Ramón del Rosal, de la residencia del Opus Dei. Se colocaba en las últimas filas e intervenía siempre con mesura, defendiendo puntos de vista conservadores pero razonablemente... Para nosotros era importante -como se vio poco después- que hasta el sacerdote del Opus asistiese a nuestros seminarios y fuese testigo de cómo abordábamos los temas."

En efecto, las autoridades empezaron a mosquearse por las charlas de Castilla, intervino el ministro de Gobernación, Camilo Alonso Vega que llamó a Córdoba achacando la inmoralidad de dichas conferencias por lo que había que terminar con ellas "ipso facto". Así se lo hizo saber al jefe provincial de Sanidad, Joaquín Iglesias, en conversación telefónica presenciada por Castilla del Pino. Hay que aclarar que Castilla invitó a dar charlas a "gente de orden" algún jesuita profesor en la escuela de magisterio, también a un dominico... Pero las calumnias contra Castilla eran del siguiente tenor: "te muestras partidario de que se folle por los jardines..." Barbaridades que también me resultan muy familiares.

Las autoridades locales no tenían inconveniente en que siguieran las charlas. Pero cuando Castilla anunció que se habían prohibido definitivamente el numeroso público cordobés congregado escribió una carta de apoyo al psiquiatra firmada por unas cien personas entre otros por el "curilla" del Opus. Y se dirigieron a casa del gobernador civil. Los tres primeros firmantes del manifiesto fueron llamados a declarar y dieron su testimonio de apoyo. Dice Castilla del Pino que esto le valió al cura su traslado inmediato a Sevilla y su posterior ¿abandono o expulsión? de la organización.

En otro orden de cosas y siguiendo con la historia de la psiquiatría española un tal Espino Granado que formó parte de la comisión para la Reforma psiquiátrica en los 80 añade interesantes consideraciones. Tras la guerra hubo desmantelamiento de todas las estructuras edificadas en la segunda República, suspensión de actividades de las sociedades científicas y silenciamiento de las revistas profesionales. La psiquiatría del franquismo se centra en unos líderes vinculados a las cátedras universitarias, defensores de un modelo de psiquiatría médico clínica que relegará las preocupaciones de índole asistencial, y el abandono y marginación de los manicomios. La asistencia psiquiátrica pública queda marginada en favor del desarrollo de las Cátedras de psiquiatría, sus escuelas profesionales y las clínicas privadas. Los manicomios decaen y el Estado no se interesará por ellos hasta después de los años 50.

A este respecto vuelven a aparecer en escena Vallejo Nájera hijo y López Ibor padre. En 1958 Vallejo hijo denuncia la situación en la Real Academia de Medicina: "Nuestros enfermos de manicomio se hacinan, mal alimentados, peor vestidos, descalzos muchas veces, sucios siempre en el ambiente desolador de los patios y dormitorios del manicomio...Nuestros hospitales psiquiátricos viejos, destartalados, sucios, malolientes, inhóspitos, sin calefacción, son el mejor ejemplo del sitio donde a uno le gustaría estar." López Ibor que presidía el acto contraargumentó refiriéndose a la existencia de clínicas privadas con un nivel equiparable a la de cualquier país europeo.

Y una iniciativa relacionada con todo esto es que Castilla del Pino puso en contacto a muchas señoritas bien de Córdoba que se formaban en la escuela de asistentes sociales de la sección femenina de Falange con la realidad social de las gentes de las barriadas. Cuenta el caso de una prostituta que entregaba dinero a una familia pobretona del Campo de la Verdad para que cuidase de sus tres hijos. (La complejidad de la vida y de las situaciones reales que el opus dei ignora sistemáticamente cuando predican...) Esas jóvenes hicieron trabajos de campo sobre delincuencia juvenil, condiciones psicosociales de los obreros, dinámica familiar de los trabajadores, personalidad de los reclusos de la cárcel provincial... Se ensuciaron las manos con la realidad...

El dispensario de psiquiatría era el lugar más solicitado para hacer las prácticas, pero estaba dirigido por un desafecto al régimen y el contacto con la miseria se ve que "enrojece" a la gente. Con lo cual la superioridad madrileña ordenó el cierre de la escuela de asistentes sociales. No podía ser que las niñas bien de Córdoba se dieran cuenta de que las soluciones religiosas y de caridad en las que habían sido educadas no eran suficientes.

Comentarios

AgustinB ha dicho que…
Hola Ana. Aprovecho este artículo de tu blog para hacerte llegar mi respuesta sobre tu último artículo de Opuslibros, particularmente en lo que tiene relación con el último artículo mío. (Dado que practicas moderación de comentarios, si después de leerla la suprimes no interferirá con la discusión del tema "psiquiatria en el franquismo".)

En primer lugar, estoy totalmente de acuerdo con estos conceptos:

"Me parece que para quien tiene la fe, me cuento en ese grupo, no hace falta llegar al mundo asombroso de la física cuántica y al ajuste fino del universo para sentirse reconfortado y confirmado en la propia creencia."

"La ciencia “ciencia es” y su cometido no es ni reforzar la fe" (cosa que hace como "efecto colateral", aunque para el creyente no sea necesario) "ni hacerla tambalear" (cosa que no puede).

"La fe, la creencia es una actitud muy personal y profunda que tiene que ver con asuntos bastante más serios desde el punto de vista subjetivo que los resultados de la ciencia."

Por otro lado, discrepo con éste:

"La fe en Dios de un creyente cristiano católico del año 2010 no puede ser la misma que la de los tiempos antiguos."

Contrasto con Judas 3: "la fe, que de una vez para siempre ha sido transmitida a los santos."

La fe es la misma porque Aquel en Quien creemos es el mismo: «Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre» (Hb 13, 8).
Los que cambian con el tiempo son los desafíos que superamos desde la fe.

Vuelvo a estar de acuerdo con éstos:

"La creencia de Dios no significa estar sometido y no poder pensar. Se confunde voluntariamente el asentimiento al misterio, (la vida es un misterio muy enorme), con el sometimiento a unos seres humanos tan falibles como uno mismo que pretenden ocupar el lugar de la divinidad."

En cuanto a éste:

"en teología, en filosofía, en la vivencia de la fe, el Opus Dei nos retrotrae al pasado"

hay que discriminar entre el contenido de la fe (siempre el mismo) y los desafíos a superar en la vivencia de la fe (cambiantes).

Creo que un muy buen ejemplo de lo que digo es "Introducción al Cristianismo" de Joseph Ratzinger. Y lo nombro así porque lo escribió en 1968 cuando era presbítero.

Por último, una acotación marginal sobre este punto:

"En la edad media el préstamo a interés era pecado."

En la edad media, y en los tiempos en que se escribieron Ex 22,25 y Lev 25,35-38, la moneda consistía en piezas de metal precioso que había que extraer laboriosamente de la tierra y cuya cantidad acumulada extraída aumentaba muy lentamente en el tiempo. En cambio ahora la moneda consiste en pedazos de papel pintado (e incluso a veces ni eso, sino tan solo asientos contables electrónicos) que los bancos centrales crean con facilidad y soltura de espíritu. Por eso es legítimo exigir interés sobre él.
gadero ha dicho que…
Don Paolo Farinella, un cura de Genova:

"...Mi farebbe piacere che il papa aprisse prima che sia troppo tardi il capitolo che riguarda il fondatore dell’Opus Dei, Josemaría Escrivá. Lo hanno fatto santo. Quando si scopriranno tutti gli altarini, ci sarà da ridere sulla sua santità, perché se fosse vero solo un decimo di quello che si sa, non solo ci sarà da ridere, ma verrà messa in discussione anche l’infallibilità del papa che lo ha dichiarato in fretta e furia santo senza andare tanto per il sottile. Stiamo a vedere. Sì, caro papa, il male viene da dentro (cf Mt 23,27-28)..."
il link
http://temi.repubblica.it/micromega-online/il-papa-portoghese/
Isabel C ha dicho que…
Dejo el último post de gatopardo sobre el Opus Dei de hace unos días, muy interesante.
Como dato curioso para mí,

"Escrivá entró en el recién conquistado Madrid el 28 de marzo de 1939, a bordo de un camión militar con la primera columna de avituallamiento de las tropas de Franco".

No se arriesgaba nada Escribá, ya que la guerra oficialmente terminaría el 1 de abril.

Después viene "El fundador del Opus cambió el apellido..."

Google:
JESÚS LÓPEZ SÁEZ: EL DÍA DE LA CUENTA. JUAN PABLO II A EXÁMEN. CAP. 13: EL GRAN ASALTO: EL OPUS DEI

http://gatopardo.blogia.com/2010/051802-jesus-lopez-saez-el-dia-de-la-cuenta.-juan-pablo-ii-a-examen.-cap.-13-el-gran-as.php

Ana, me ha encantado también la última entrada.
Isabel C ha dicho que…
Y relacionado con el tema de ahora, aquí,

"El asalto a las cátedras:

En 1940 Escrivá forma parte del Consejo Nacional de Educación y utiliza el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), donde trabajan miembros de la Obra, como plataforma de lanzamiento. Pero no sólo esto. La Obra penetró en la enseñanza superior principalmente a través de lo que se ha llamado “el asalto a las cátedras universitarias”...

(también de gatopardo en el enlace anterior)

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD