CIRCULOS 4

Acercamiento franco-germánico

Jean Monnet era uno de los más influyentes y más secretos miembros del Círculo que fomentó la unidad europea. Sin embargo según Brian Crozier, también el antiguo dirigente del Cercle, Jean Violet jugo un papel entre bambalinas tiempo después de la fundación de la CEE  :




"El tema principal de la política exterior de de Gaulle intrepretada por Violet era la reconciliacón franco-alemana. Violet que era un genio en las operaciones de influencia (no violenta), jugó un papel clave entre 1957 y 1961 llevando a cabo este acercamiento que es el nudo esencial de la Comunidad Europea. Se hizo muy amigo de Antoine Pinay, quien fuera primer ministro frances en 1951 en tiempos de una vacilante e inestable cuarta república. En un nivl inferior también tuvo un papel su colega de la SDECE Antoine Bonnemaison. Violet era el recadero entre las reuniones de Pinay y el canciller alemán Konrad Adenauer, y su compañero de coalición Franz Josef Strauss. Así prepararon los encuentros de Charles de Gaulle con Adenauer, que culminaron en el tratado franco-alemán del Eliseo en enero de 1963. 
Resultado de imagen de de Gaulle
El tratado del Eliseo no es muy conocido, Francia y Alemania se comprometían a consultarse mutuamente en política exterior y en asuntos económicos, antes de las reuniones generales de la Comunidad Económica Europea. Es el corazón de la a menudo discutida alianza franco-alemana que tuvo mucha influencia en el proyecto europeo, incluso demasiada.  

Dicho tratado se firmó cuando de Gaulle vetó la inclusión de Gran Bretaña en la CEE, una decisión apoyada silenciosamente por Adenauer. De Gaulle arguyó que la economía británica se basaba en el comercio con la Commonwealth y carecía de agricultura al contrario que Francia y otros países europeos.  Unido a la especial relación de UK con Estados Unidos convenció a de Gaulle de que Gran Bretaña nunca se comprometería en serio con los intereses europeo.

Por supuesto no está lejos de la verdad pensar que la primera razón de De Gaulle era evitar que EEUU y su aliado británico disminuyera la influencia fracesa en la Unión Europea. Unos años más tarde  de Gaulle sacó a Francia de la OTAN, y por tanto las tropas aliadas se fueron del país, al tiempo que se acercaba a la Unión Soviética. Además de los enemigos que hizo por retirarse de Argelia enfadó a personas como Brian Crozier y su asociado en la Inteligencia francesa el Coronel Antoine Bonnemaison.

Bonnemaison llevó a cabo una operación que tenía el estilo del Círculo, que se reconoció como “El centro”, del que Crozier se hizo miembro. Miembros del “Centro” apodaron a de Gaulle “el enemigo” en 1965 y buscaban como echarlo de la presidencia francesa. Cuatro años más tarde De Gaulle dejó la presidencia, aunque no se sabe si hicieron algo más que espiarlo.

Pasaron algunos años antes de que el opusino  Jean Violet saludara personalmente al anglosajón  Crozier. Irónicamente en ese tiempo cuando  Crozier estaba implicado en el espionaje a de Gaulle, Violet llevaba la política de defensa y la política extranjera y posiblemente era el agente de inteligencia más importante del presidente francés. Incluso cuando Crozier presidió Le Cercle entre 1980 y 1985 no estuvo al corriente de toda la historia de Jean Violet:


"No me enteré hasta la primavera de 1993 sobre los detalles del servicio de información secreta de Jean Violet cuando el General de Gaulle estaba en el poder. Uno de los ex colegas de Violet me presentó documentos al respecto. Irónicamente unos pocos años antes  Gabriel Decazes y yo  espiamos a de Gaulle, Violet era el que llevaba un Servicio Especial para promover los objetivos del general en defensa y en política exterior.
"El documento empezó con un párrafo que alababa los logros británicos en su acción clandestina y en la inteligencia. Pero también Francia tenía un precedente: Luis XV instituyó un servicio especial conocido como el Secret du Roi. Este servicio se comunicaba directamente con el rey puenteando al ministro de exteriores.
"Sólo dos personas estaban al corriente del servicio de información de De Gaulle, el General Grossin, jefe del servicio secreto francés  (SDECE), y un sr. X, no había que ser muy imaginativo para descubrir que el sr. X era Violet, pero Jean no quiso reconocerlo cuando se lo pregunté. Mi otra fuente sin embargo me lo confirmó. No es extraño mirando las cosas en retrospectiva que el papel en la sombra de Violet y el aparente poder sin límite que disfrutó provocó la envidia de sus colegas, especialmente provocó la oposición de Alexandre de Marenches contra  Violet, con el que nunca se encontró."
 
Violet veía el acercamiento franco-alemán como el objetivo más importante de la política exterior, pero viendo su unión con los que consideraban que Gran Bretaña tenía que ser un tercer pilar de la Unión Europea es más que dudoso que apoyara todas las decisiones últimas de de Gaulle. En 1980, Violet designó a Crozier como su sucesor al frente de Le Cercle. Crozier había sido reclutado nueve años antes  y  fue presentado por Francois Duchene, que había sido asistente de Jean Monnet, quien luchó para que Gran Bretaña entrara en la CEE. Dice Crozier: 


"En marzo de 1971, apareció una entrevista que concedí a  Joseph Fromm en US News and World Report. El tema eran las intenciones terroristas y comunistas. Cuando leyó esa entrevista un francés llamado Jean Violet vino a verme a mi despacho en  Piccadilly, con una presentacón de Francois Duchene,un ex colega de The economist y director del International Institute for Strategic Studies.... Violet me impresionó por la claridad y precisión de sus argumentos, lógica francesa en todo su esplendor, y con la amplitud de su comprensión de los problemas mundial."

Duchene conoció a Monnet el mismo día en que Crozier conoció a Violet. En 1950, Duchene escribió a unos artículos para el Manchester Guardian que llamaron la atención de Jean Monnet. En respuesta, Monnet pidió a Duchene que fuera uno de sus asistentes en la construcción de la Europa unida. Duchene siguió a Monnet cuando este se convirtió en presidente de la Comunidad europea del carbón y del acero (ECSC).

Luego siguió a Monnet cuando este volvió a París y se hizo editor de the Economist. En 1958, Duchene fue
 director del Comité de Acción para los Estados Unidos de Europa (ACUSE), que trabajó para que Gran Bretaña entrara en la Comunidad Europea según los dictados del Tratado de Roma. Permaneció en el cargo hasta 1963. Durante este tiempo sufrió un colapso nervioso por alguna razón desconocida. En 1963 empezó a escribir en the Economist y desde 1967 a 1969 perteneció a la Fundación Ford. De 1969 a 1974 dirigió el prestigioso International Institute for Strategic Studies (IISS), un think tank de negocios internacionales con directores relacionados con los servicios de inteligencia y los círculos de la alta financia. En 1974 o 1975, Duchene fue el diputado europeo dirigente de la Comisión Trilateral, a las órdenes de Max Kohnstamm, compañero de Monnet en ACUSE.

Podemos concluir que cuando Duchene era director del IISS, se acercó a Brian Crozier por encargo de Jean Violet, y posiblemente del Cercle, ya que  Crozier dijo que su enrrolamiento en el Círculo empezó el mismo año. Duchene no sólo presentó a Violet como una persona que trabajaba para la Inteligencia Francesa, sino también como una persona “que representa un poderoso consorcio de intereses económicos franceses.” 

Los intereses del fundador del Círculo Jean Violet parecían no tener límite: el grupo fascista CSAR, Opus Dei, Paneuropa, el gobierno francés, los negocios franceses, los Servicios franceses de Inteligencia e incluso los servicios alemanes de Inteligencia, ya que reclutó al ex general Nazi General Reinhard Gehlen para el Círculo. Mientras Jean estaba en el entramado Vaticano-Paneuropa network, sus socios Jean Monnet, Francois Duchene, Brian Crozier y otros miembros del Cercle estaban más conectados en los intereses anglo americanos. De paso hay que decir que  Duchene  es un miembro sin confirmar del Cercle.

Comentarios

Magí Ribas Alegret ha dicho que…
Hablando de círculos, recomiendo mi lectura de estos días, "El primer círculo", de Alexandr Solzhenitsyn.

La explicación del título la encontramos al final de capítulo 3, "No respetable amigo, continua estando en el infierno, pero ha ascendido a su mejor y más alto círculo, al primer círculo. ¿Me preguntaba qué era la sharashka? La sharashka, si quiere usted, la inventó Dante. Se devanaba los sesos pensando dónde colocar a los antiguos sabios. Su deber de cristiano le ordenaba arrojar a esos paganos al infierno. Pero la conciencia de un renacentista no podía aceptar que tan ilustres varones se mezclaran con los demás pecadores y fueran sometidos a castigos corporales. Y Dante ideó para ellos un lugar especial en el infierno."

Un Estado fideicomiso del Vaticano como el Reino de España, a través de sus delegados territoriales con sotana -no importa que sólo una décima parte de la población sea católica practicante-, confina en la sharashka a la minoría disidente como ya hiciera Huxley con la isla en "Brave New World", y Franco en Cabrera, Hierro e incluso Purchena (Almería) (vgr. Bandrés).

Pero como decía el slogan, "el lavar se va a acabar".

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD