My private life

Creo que este tema no interesa para nada. Por eso no hablo de él. Porque mi vida es idéntica a la de tantos ciudadanos de este país, con sus facturas que te desesperan, sus ilusiones y desilusiones, sus momentos malos, sus momentos buenos, sus luchas de cada día en el trabajo, lo normal, pero que muy requetenormal. La gente que te quiere y la que no, la que hace como que te quiere, y la que es indiferente porque tampoco soy el centro de nada.

Además ahora sí que tengo vida privada, intimidad, y la disfruto de veras. La intimidad es algo que hay que descubrir cuando has vivido toda tu vida como en una pecera. Se acabaron los "acuarios". Necesitaba el respeto de los demás, nunca lo tuve, y poco a poco se va consiguiendo. Y la sensación de libertad, de hacer de verdad lo que me gusta, lo que yo quiero y tiene un sentido, eso es lo más grande. Quizás al principio se hace cuesta arriba porque estás acostumbrada a vivir como en una colonia juvenil. Pero los seres humano adultos planean ellos su vida. Es muy satisfactorio, poder hacer tantas cosas que tenía que haber hecho antes. Espero tener años para todo lo que quiero aprender y hacer.

Sí quiero hablar mi experiencia pasada y dar a conocer a otros lo que yo viví. Esa es mi ilusión, que la gente escarmiente en cabeza ajena.

Ana Azanza

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD