Sobre insultos y recursos administrativos

Me entero hoy por el periódico que se han presentado en Andalucía recursos administrativos contra la asignatura de la Ciudadanía. El portavoz de los recurrentes, un tal Carlos Seco Gordillo, declara que la asignatura vulnera la libertad de religión y que traspasa los contenidos educativos e introduce la ideología de género.



Ignoro que van a hacer los jueces ante semejante desatino, ¿qué tiene de contrario a la conciencia religiosa los derechos humanos, o la tolerancia, la igualdad, la democracia? En este país estamos suficientemente acostumbrados a decir cualquier cosa, corresponda o no a la realidad. Lo básico es patalear, no analizar las cuestiones, estudiarlas y de ahí sacar conclusiones. Si por el motivo que sea, que no veo muy bien cual puede ser, hay grupos que han decidido ¿qué? molestar al gobierno, dar que hablar,salir en los medios, patalear... Pues se hace, haya una base real para el pataleo o no la haya, en el fondo es lo que menos importa.



No me extrañaría nada que contra la ciudadanía se levanten voces desde el opus, probablemente otros podrán decir si los que salen en los medios protestando "pertenecen o no pertenecen". Desde luego tienen puntos en común, que es protestar y levantar polémica donde y por el motivo que no es.



Yo el único problema que le veo a la ciudadanía es que una vez que España no es un estado confesionalmente católico, y que la iglesia católica no va del brazo del estado como así fue durante tanto tiempo, digamos que hay sectores que no han tragado esta evolución de las cosas. Evolución que consiste en que la moral o los valores dominantes en una sociedad no los dicta ninguna iglesia. Pienso que dice muy poco en favor de los católicos, en favor de su fe, no darse cuenta de que en realidad a la fe católica le conviene purificarse y despegarse de la política. Es sano. Y me da la impresión de que el sector eclesiástico que la emprende contra esta asignatura está más interesado en el poder que en la fe o en la religión. Por eso todo me huele a Opus. Porque desde luego el opus ha nacido y ha crecido gracias a la ranciedad de cierto sector católico en España. Nos va costar despegarnos y evolucionar. Esta polémica es imposible de explicar a un ciudadano de cualquier otro país de la U.E.



¿Qué tienen de sectarios los derechos humanos o de totalitario? ¿cómo es posible que se lancen semejantes adjetivos contra lo que son los valores mínimos de los ciudadanos? tal como yo lo entiendo en la ciudadanía se trata del mínimo común denominador que todos los residentes en nuestro país, seamos del origen, nacionalidad o religión deberíamos de respetar.



Molesta que el estado español haya reconocido la situación de matrimonio para los homosexuales. Pero ese es otro tema que en esta asignatura se trata de refilón. Y además ¿en qué molesta eso a la conciencia de nadie? también el estado reconoce la legalidad del aborto o del divorcio, si yo pienso que es inmoral es mi problema o mi no problema. Nadie me obliga a acogerme a ninguna de esa leyes.

No es por retrotraerme en la historia, pero si nos vamos a la época de la dictadura que tampoco están tan lejos por lo que se puede colegir, entonces sí se imponía una religión, unas prácticas de las que uno se señalaba mucho si no se cumplían, y en determinados momentos te podían traer auténticos problemas. Al principio sólo el hecho de que tu padre hubiera sido republicano o comunista, era un baldón. Eso sí era un régimen totalitario.



Pero estas pataletas contra la ciudadanía las veo absurdas.

Con ello no quiero decir que yo no le vea defectos a la asignatura, por ejemplo, que va a ser una maría. Y va a servir de relleno en los horarios del profesorado, la va a dar el último que llegue y necesite horas para completar horario. Es decir, chachi para lo que debería de ser los valores ciudadanos. En un instituto no se pueden poner asignaturas de una hora semanal. Eso no es serio. Y que el gobierno no se ha atrevido a quitar la religión y ahora debe echar el remiendo de que ciudadanía tenga una hora semanal.

¡Qué mal se llevan las componendas políticas con la enseñanza en sí misma! rematadamente mal.

Lamento de veras que la izquierda española sea responsable del nuestro desastre educativo, en eso le dan la razón a los del otro bando. Y además lo peor es que no van camino de enmendar el desaguisado. La educación en España es motivo de peleas por el poder, pero yo no veo en ninguno de los dos bandos una asunción de los errores y un afán por reconstruir y que el instituto sea un lugar donde se va a estudiar y a aprender.

Y que los profesores recuperemos nuestro estatus profesional, hoy todo el mundo es profesional: el fontanero, el futbolista, el periodista.... menos nosotros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA