Eramos "nadie"


El gigante Polifemo

Noelia preguntaba que sucedió con opusvalladolid.org, ya sabemos lo que sucedió. Un "arrepentido" dió las claves. Pero esto no es la primera vez que pasa, esto es de 2005 en Brasil
http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=3957

Alguien preguntaba por el mail de J. Fesser, lo tengo, pero no lo voy a publicar como comprenderás. Así que si me das el tuyo en un comentario de no publicar y una mínima explicación, yo se lo envio y él verá si te contesta.

Sobre las "muertes raras"

En este enlace se cuentan las desventuras de un cura que estuvo 43 años en el Opus Dei


http://usuarios.multimania.es/exopere/antoniopetit.html

y que por el hecho de decir su opinión sobre asuntos con los que él no estaba de acuerdo fue perseguido con saña por el prelado del Opus Dei, Javier Echeverría. Se fue de Sevilla donde estaba, intentó ganarse la vida como cura de unas carmelitas en Barcelona, intentó que el obispo de esa ciudad lo acogiera y le diera cualquier cometido de cura. Por todos esos lugares fueron los opusianos de parte del prelado diciéndoles a las monjas que Antonio Petit no estaba facultado para celebrar Misa ni para confesar. El obispo de Barcelona, que no debia de tener muchas luces, lo envió a una parroquia donde mandaban los curas del Opus Dei que por supuesto lo echaron a la calle. El hombre tenía 59 años, estaba enfermo, el Opus Dei lo dió de baja, se quedó sin sueldo sin seguridad social. Estaba en la indigencia y perseguido. Encima acudía a un médico que era del Opus Dei y que prácticamente siguiendo las consignas de la Prelatura lo dejó morir.
Parece una película de un mal guionista de lo atroz, lo inmisericorde, lo cruel, lo insensible que se puede llegar a ser cuando se está fanatizado. Como tanta gente actúan sin sentimientos y como si no tuvieran cerebro. Los de dentro del Opus Dei porque ya sabemos como son las órdenes que vienen de arriba, irrefutables. Y los de fuera del Opus Dei por la insensatez de no darse cuenta de que esta gente es amoral o porque no se atreven a enfrentarse. Hay que leer el relato.

Al final Antonio Petit muere, y se puede decir perfectamente que murió "a disgustos".
El colofón es que tampoco los familiares o amigos de verdad estuvieron muy espabilados. El cadáver se lo quedó el Opus y le hicieron un funeral por todo lo alto después de haberlo echado a la calle como a un perro.

Muy parecida es la historia de Antonio Ruiz Retegui, otro cura numerario al que yo conocí en Pamplona de capellán mayor de la universidad, de gran profesor en la facultad de filosofía, con unas clases de teología de lo más originales, recomendando literatura que se salía un poco de la "norma". De la noche a la mañana como siempre son estas cosas en el Opus Dei, este sacerdote que además de teólogo era físico, desapareció de Pamplona. Lo destinaron a Madrid. De la luz a la oscuridad de una oficina donde tenía que dedicarse a pegar sellos. Una persona de talento que destacaba en la predicación, en la dirección espiritual, se llevaba a la gente de calle....me parece que tenía éxito como confesor, también de las chicas que no eran del Opus Dei, no sólo de las numerarias. En fin, un "crack".

En algún determinado momento que me siento incapaz de precisar ¿1990? cayó en desgracia. Y fue arrinconado. Fue un sabio que llevado por su misma sabiduría llegó a las conclusiones a las que hemos llegado todos. Sólo que el Opus Dei se ocupó de que no saliera como he salido yo. Tampoco sé hasta que punto él pensó que podía irse. En este link

http://opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=8665
están todas las reflexiones que hizo sobre la vocación, la voluntad de Dios, la perseverancia en el Opus Dei... los típicos temas con los que te "comen la cabeza" para que no te vayas así te estés muriendo.

He estado buscando sin éxito el artículo en el que Jacinto Choza cuenta como fueron las últimas semanas de Ruiz Retegui, estaban preparando un plan para sacarlo del Opus y acogerlo, no recuerdo si amigos ex Opus o como iban a hacerlo. Pero no dió tiempo, murió oficialmente apestado y oficialmente cura numerario...

Los Opus Dei a pesar de que lo arrinconaron y practicaron la táctica de terreno quemado alrededor de Retegui han querido recuperarlo para sí, y están sus webs llenas de recomendaciones de sus lecturas, cuando realmente es otro que dicen "murió repentinamente víctima de derrame cerebral", pero que podemos decir sin temor a equivocarnos que "lo mataron a disgustos". También tuvo después del "apestamiento" derecho a funeral solemne. Viva la hipocresía y los lavados de cara.

Aquí otra de las variadas reflexiones sobre las enfermedades "psi" en el Opus Dei hecha por una persona que fue director:
http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=4110

Lo que nos hace ser personas, seres respetables a los ojos de los demás son nuestras relaciones sociales. La gente que nos conoce, nos aprecia y nos quiere. Cuando sales del Opus Dei después de 20 años te encuentras que has cortado con toda relación humana seria. El Opus Dei con su "deformación" te ha convertido en aquel nombre que se puso Ulises para despistar al gigante Polifemo:
-¿Quién eres?
-Nadie

Si cuando estaba recién salida del centro y me había ido a vivir a mi piso no llego a poner tierra por medio  inclusive no acudiendo a Pamplona en determinada fecha que ellos esperaban que acudiría, estoy absolutamente segura, tan segura como de que me llamo Ana, que me hubieran echado el guante y no hubiera podido escapar. ¿Quién se hubiera preocupado por mí si me llegan a encerrar en la cuarta planta de la clínica universitaria y me dan un jeringazo que me deja tiesa?
No lo habría contado. Mi propio hermano dijo que "necesitaba ayuda"...o sea me llamó loca. Los de mi trabajo hubieran respirado aliviados y cantado un Aleluya, y  la gente que conocía a parte no sé si hubieran arriesgado por denunciar. Todos tenían familias, trabajos.... bastantes prioridades antes que una compañera y amiga a la que se aprecia pero no tanto como para "dar la vida por ella". End of story.

No sé porqué nos extrañamos de que el Opus Dei proceda a la solución final cuando ya no saben qué hacer con alguien rebelde. Ahí tenemos a Isabel Caballero, una ciudadana que no tenía absolutamente nada que ver con el Opus Dei. Empresaria, madre de familia. Un miembro del Opus Dei puso su ojo en ella para quitarla de en medio y por los pelos no lo consiguió. Ese médico firmó certificados sin que Isabel fuera su paciente, sin que Isabel hubiera dado muestras de violencia ni de enfermedad "psí". Por tres veces intentaron llevarla a un psiquiátrico. Mediando providencia judicial, a la tercera consiguieron que pisara el pisquiátrico. Ese psiquiátirico era de una comunidad religiosa, no del Opus Dei, y verian que Isabel no estaba enferma, pero no la dejaron salir. Isabel está hoy viva y luchando porque no se tomó las medicaciones previstas para ella. Habían trabajado durante años a todos los miembros de su familia para hundirla, insisto, ninguo pertenecía al Opus Dei, pero lo hicieron.

Han pasado trece años de esto y a ese médico ni está inhabilitado ni está sentado en el banquillo, sigue vendiendo libros como "rosquilas". Siguen los del PP presentando sus libros y él sigue codeándose con las altas jerarquías eclesiásticas españolas. Todos ellos se dieron codazos para estar los primeros en la canonización de Escrivá y todos ellos encabezan "manifestaciones por la vida".

¡Qué no harán con la gente que está totalmente vendida a Opus Dei porque no conocen ni se les conoce fuera de los centros! pura y realmente lo que les dé la gana. ¡Qué no harán y habrán hecho en su propio psiquiátrico! no sé que más queréis que os cuente.
¿Alguien les ha parado los pies o les ha puesto algún tipo de límites?

Antes bien al contrario, como he señalado más arriba, los ministros del PP se daban codazos para asistir a la canonización en Roma... ¡son tan devotos!

Comentarios

Jorge ha dicho que…
Hola Ana,

Desde siempre he tenido pitidos en los oidos, desde muy pequeño. Creo que los otorrinonaringologos los llaman tinnutus. Ultimamente en mi casa o en el trabajo me están ocurriendo episodios de tinnutus muy fuerte, muy por encima de lo normal. Esta madrugada es uno de ellos, tanto que no me deja dormir. Por eso te escribo uno de mis recuerdos en el colegio El Redín de Pamplona, del opus dei, lo que no sabemos de qué dios, si de Moloch o Baal o de otro.

Cuando era adolescente me engañaron para que visitase el club Lantegui de Pamplona, en la calle Carlos III. No solia ir mucho. Practicaba deporte y los entrenamientos interferían con sus actividades. Hicieron todo lo posible para que dejase los entrenamientos. Ellos ya habían decidido qué era lo mejor para mi.

Un día, llendo al cole con los dos pitufos Gabriel Dawid Milner y Manuel Beunza Nuin, Gabriel se puso pesado con el tema de las duchas despues de los entrenamientos. Empezó a preguntarme que si despues de entrenar nos desnudabamos, que si andabamos en pelotas por las duchas, que si nos duchabamos desnudos, ..., me parecio tan aberrante que le tuve que cortar. Siempre fue un tanto perturbado ese hombre.

En esa misma epoca, mi profesor-tutor en el Colegio, el Juanolo, me planteó si no dormiría mejor por las noches si dejaba los entrenamientos.

Ya ves, perfectamente coordinados. Para que luego digan que no. Son los propios profesores del colegio, y adultos del opus dei (¿Moloch?) los que dirigen el reclutamiento forzoso de niños para su "obra". Ellos te eligen, y luego dirigen a universitarios y pitufos para que te cacen.

Jorge Artázcoz.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD