Historia de una traición IV

Hay otra historia peregrina de dinero o más bien de dinero peregrino invertido por el cuñado de Ruiz Mateos, Luis Barón Mora Figueroa en Venezuela. Se trataba de construir una ciudad residencial de 14.000 viviendas, llamada Paraparal. El dinero salió de España, pasó por Panamá, por NY, por el IOR.

Un obispo venezolano del Opus Dei, Guruceaga se hizo con el control de las finanzas de la conferencia episcopal de ese país, intentando desacreditar al asesor económico de la nunciatura, Berti, que era quien tradicionalmente se había ocupado de las inversiones de dinero de la iglesia en Venezuela.

Cuando el gobierno socialista incautó Rumasa, ese mismo día, el dinero que se había destinado a esta inversión venezolana desapareció de los libros de cuentas del banco del Norte llevado por el cuñado, y apareció en una sociedad panameña creada al efecto Cali S.A

En 1984 no se sabe cómo, el Vaticano consiguió pagar 244 millones de dólares para no ser demandado por los acreedores, dijeron que el dinero había salido del propio IOR. Pero el IOR no tenía ningún capital, tenia los depósitos de sus clientes y el cliente que más había depositado era el Opus Dei.

Jose María Ruiz Mateos seguía negando la conexión con el Opus Dei, pero ya se estaba dando cuenta para entonces de la traición de la que había sido objeto. Lo que me choca es que todas sus andanadas en la televisión que le hicieron famoso eran contra los socialistas, en ningún caso contra los Vallses y demás parentela que le habían dejado caer.

¿Cuáles son los mejores momentos de José María Ruiz Mateos?

El Reino Unido se negó a renovarle el permiso de residencia. Se vió obligado a dejar el país y fue detenido por orden de España en Frankfurt. Pidió asilo político que le fue negado, y se pasó año y medio luchando contra la extradición. En medio de ese proceso escribió una carta de 45 folios a mano al prelado Alvaro del Portillo.

Todos hemos escrito esas cartas,  buscando comprensión, descargando nuestra alma en la confianza que nos da el Padre en la Obra, esperando una mano amiga o una guía... ¡Qué chasco no nos llevamos cuando no hubo ni siquiera acuse de recibo! esas cartas las lee todo el mundo menos el destinatario. Me impresiona pensar que ya están acostumbrados a ellas, y que el interesado es el único tonto que se piensa que está siendo el primero en escribir una carta de queja al Padre...ingenuidades.

"Le aseguro Padre, que todos los hechos que le cuento son verdad, Dios lo sabe. Mi único objetivo es informarle de lo que ha ocurrido, y si Vd, lo ve oportuno, recibir su consejo. Me lo han quitado todo. No han valorado nada, han desacreditado mi trabajo y me han echado de España. He sido perseguido y calumniado. He estado en la cárcel, he sido separado de mi familia. ¿Qué me queda?... Le pido Padre que se ponga en mi situación y que intenté entenderme. Estoy seguro de que sentirá compasión, si pudiera solamente entender lo que estoy sufriendo me ayudaría mucho a aliviar mi dolor...

Daba cuenta del paripé de los directores del Opus Dei que le fueron a visitar en Londres y en la cárcel de Frankfurt. Le pedían que callara, pero ¿a quién beneficiaba el silencio?

"Le aseguro que nunca quise dejar en mal lugar a la institución y creo que lo he demostrado heroicamente. ¿Y cómo he sido recompensado por mi silencio?" Ruiz Mateos decía que el vicario del Opus Dei en Alemania le había advertido, mañana puedes morir de una ataque al corazón.

"Mi entorno personal está intimamente ligado al Opus Dei, mi esposa, mis hijos, mis hermanos, mi cuñado, incluso mi abogado (Crispín de Vicente). Cuántas veces he llorado con ellos por mi situación y he recibido sólo un silencio sepulcral y me he dado cuenta de que todos me miran con reservas, y finalmente he visto que no entienden..."
Citaba una carta de Luis Valls negando toda participación en los problemas con el banco de España. "Si alguién te ha fallado no soy yo", decía Valls.
Ruiz Mateos confió la carta a su hijo Zoilo para asegurarse de que llegaba a su destinatario, debía entregarla personalmente en Villa Tevere. Jamás obtuvo respuesta, pero Amadeo de Fuemayor, el del "Itinerario jurídico del Opus Dei" fue a verle.
Y lo primero que le preguntó: "¿Cómo va tu alma? ¿Estás cumpliendo las normas?" Lo típico que se pregunta cuando el gobierno te ha quitado todas tus empresas con la connivencia de los que hasta ayer eran tus "hermanos". Ruiz Mateos preguntó por su carta.
"¿Qué carta? ¿No sabes que puedes morir esta noche? ¿tener un ataque al corazón? ¿o morir de cáncer?"

Qué pesados con el ataque al corazón.

En noviembre de 1985 se cumplió la extradición y Ruiz Mateos fue llevado a España en un avión militar. Pasó siete semanas en el ala de máxima seguridad de Alcalá Meco, lo que le dió más tiempo para pensar. Apareció en un juicio preventivo en año nuevo y escapó poniéndose una peluca, un falso bigote y una gabardna en los servicios de la audiencia, para reaparecer días más tarde en una bien publicitada conferencia de prensa quejándose de las condiciones de detencón. Las autoridades decidieron dejarlo en arresto domiciliario.

Con razón, no veía porqué tenía que ser acusado de exportación ilegal de capital mientras quienes los que le habían presionado para hacerlo no eran acusados a su vez. Ruiz Mateos manifiestamente no se había leído los reglamentos del Opus Dei, los que estaban vigentes desde 1941 con el visto bueno del obispo de Madrid, y los que siempre han sido la guía de los modos de actuación de esta institución. Yo tampoco los había leído hasta hace bien poco, y llevo diez años fuera.

http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=19355

Ruiz Mateos informó a los magistrados que tres directores nacionales del Opus Dei, Alejando Cantero, Juan Francisco Montuenga y Salvador Nacher, no sólo le presionaron a hacer enormes contribuciones al Opus Dei sino que tambén transfirió dinero para ellos. Dijo que para el Opus Dei había dado al menos 40 millones de dinero líquido perteneciente a Rumasa. Sus alegaciones fueron denegadas prontamente por los jefes del Opus Dei, aunque reconocían que Ruiz Mateos había sido un miembro de la Obra después de todo.

En 1986 vino el ultimatum del Opus Dei, lo echarían si no retiraba sus acusaciones. Los puros e inmaculados juzgan desde su escaño al resto de pobres humanos que un día se fiaron y ya no se fian más. Pero en lugar de retirar lo dicho, el extraditado presentó 15 fotocopias de transferencias de Rumasa a través del Nordfinanz Bank de Zurich, a una cuenta "River Invest" en la Union Bank de Suiza en Ginebra. Mientras la fiscalia estaba desconcertada sobre lo que tenia que hacer, el fiscal Francisco Jiménez Lablanca  tambén pertenecía al Opus Dei, el Opus Dei tuvo la santa cara de negar toda conexión con las actividades económicas de Ruiz Mateos, y contrarrestó la mala publicidad del ya "ex miembro" con una entrevista a Tomás Guitérrez Calzada, el vicario regional de España, en Epoca.


La entrevista se tituló "Los enemigos de la libertad están atacándonos". Libertad en lenguaje opusino significaba en este caso "Iglesia". Los "enemigos" resultaban ser en la siguiente línea Ruiz Mateos "porque nos amenaza con un escándalo público".

Ruiz Mateos se dió cuenta de que estaba fuera de órbita, empezó a temer por su vida. Lo declaró en The Sunday Press, 25 mayo 1986.
"No sólo temo por mi vida, me extraña que no me todavía no me haya pasado nada. Muchos españoles han muerto misteriosamente por mucho menos y la historia está plagada de crímenes en nombre de Dios", esta declaración es de 1993 a The Independent.
Ruiz Mateos no era ni es ningún tonto.

Tres meses antes el banquero Michel Sindona había muerto en la prisión de Milán envenenado por una taza de café, el incidente estaba tan vivo para el español como la muerte de Calvi.

Michel Sindona (1920-1986)

Le dejaron bajo arresto domiciliario después de no poderlo condenar por fraude por falta de pruebas. Para entonces el imperio Rumasa ya había sido liquidado. El Atlántico fue vendido a precio de saldo a un grupo árabe.
Pero Ruiz Mateos no se resignaba a que las cosas quedaran así, reclamaba una indemnización al Estado por daños y perjuicios, y lo hizo disfrazándose y organizando movidas frente a los juzgados y los edificios gubernamentales. Era la única forma de no ser olvidado.
En junio de 1989 obtuvo inmunidad temporal al ser elegido al parlamento europeo. Pero antes de poder celebrar la victoria tuvo que ser intervenido en el hospital donde le quitaron un metro de intestinos debido a una trombosis mesentérica. Este tipo de dolencia, normalmente fatal, sólo puede ser provocado por una obstrucción provocada por comer pescado venenoso, por mordedura de araña o por veneno. Los médicos de la clínica Mayo pensaron que había sido envenenado. Lo denunció con el informe médico en la mano. 

La expropiación de Rumasa pasó por el tribunal constitucional. Había 11 jueces y un presidente cuyo voto cuenta doble. Después de largas consideraciones, 6 de los jueces votaron en contra de la expropiación, 5 a favor. El presidente Manuel García Pelayo, de 80 años de edad, después de una llamada de Felipe González
decidió votar con la minoría. Luego se retiró a Venezuela donde moriría,antes aseguró que el constitucional se había envilecido al dar esa sentencia.

Ruiz Mateos apeló a Estrasburgo, pero el tribunal europeo dijo que no era competente.
Si algún día ese juicio tiene lugar sería una situación embarazosa para el Opus Dei.
Cuando se le preguntaba quién había sido el responsable de su caída, respondía,"
 -"Los mismos que organizaron el 23 F organizaron la expropiación de Rumasa."
-"¿Quiénes son los mismos?"
-"Los Vallses".

Comentarios

vdadesolano ha dicho que…
Pensando en Jorge Fernández Díaz y a vueltas otra vez con la frase de Estapé "castigar en este mundo era un trabajo que tenían que hacer ellos "
http://youtu.be/42upGmB1Jm4
Desde Valencia, un abrazo.
Anónimo ha dicho que…
¿Cómo?

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/21/actualidad/1329858551_651063.html
Anónimo ha dicho que…
fernando jiménez lablanca y rubio.......
Anónimo ha dicho que…
Fernando Jiménez Lablanca, Fiscal Especial para el caso Rumasa, entre 1983 y 1986........
Anónimo ha dicho que…
Declaraciones de Ruíz- Mateos a "La Revista", 27 de septiembre de 1985, "Ruíz Mateos envenenado": "Me han querido matar"........

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA