Dos obispos brasileños

Es notable el asunto de la financiación de los partidos, otra vez Jordi Evolé nos sorprende. Sólo ví el final del programa.  La entrevista al numerario y parlamentario Martínez Pujalte, como niño pillado en falta pero que sabe defenderse. Al fin y al cabo sólo hay sentencia judicial por financiación ilegal en el caso FILESA. El caso más reciente ha empezado bien, el juez instructor ya está fuera de la judicatura. Saqué la impresión de que la democracia española es para los que se benefician de ella. Si las cuentas de los partidos son examinadas por personas que pertenecen a esos partidos, es decir por ellos mismos...no sé qué se puede esperar del control. Tampoco comprendo la no transparencia en los donadores generosos a los partidos, orientaría mucho a la ciudadanía a la hora de entender ciertas decisiones,  ¿por qué sumas millonarias de los impuestos deben servir para sostener los partidos?. Todo es acomodarse en España, ¿los partidos son el Estado? no democracia sino partitocracia.


Destacaría la amenaza velada, descubriendo lo que hay en política "estamos iniciando una senda muy peligrosa", ¿peligrosa para quién?
Perla: "Este país no es poco transparente porque las declaraciones de renta no se publiquen en los periódicos."
Una empresa no puede dar dinero al partido político sí a las fundaciones dependientes de los mismos. Pero no es verdad que haya fundaciones de los partidos políticos, eso dice Martínez Pujalte.

http://www.nytimes.com/1989/11/12/world/two-archbishops-old-and-new-symbolize-conflict-in-the-brazilian-church.html

Pongo esta entrevista antigua que he encontrado por lo gráfica y específica sobre lo que está pasando en el catolicismo. Es de 1989.
obispo Helder Camara (1909-1999)



El inicio me ha recordado lo que le pasó a Jordi Evolé en el palacio episcopal de Pamplona, "no te sientes ahí que es el lugar del obispo". Perdón.

Hace algunos años durante una reunión muy concurrida en el palacio episcopal de Recife, el arzobispo Helder Camara convenció a un campesino para que se sentara en el único sitio libre, el trono del obispo. En agosto de este año cuando un grupo de campesinos llegaron sin invitación al palacio, el nuevo arzobispo Jose Cardoso Sobrinho, hizo que les dijeran que pidieran cita para otro día. Como los campesinos no quisieron marcharse llamó a la policía militar que los hizo desalojar.
Más que un contraste de estilo estos dos incidentes hablan de un amplio conflicto que tiene lugar  dentro de la iglesia católica más poderosa del tercer mundo. En los 70 y 80 la iglesia brasileña era observada en el mundo como la que abrazaba con decisión la acción social en nombre de los pobres. Hoy los miembros de los movimientos sociales alegan que el papa Juan Pablo II está lenta pero seguramente restringiendo su influencia poniendo obispos conservadores en los puestos clave, censurando a los teólogos y recortando el territorio de los prelados liberales. 
El protestantismo va ganando terreno. Como réplica los conservadores en alza dicen que la preocupación de los liberales con los temas sociales dejaba de lado la arraigada espiritualidad de los brasileños. Peregrinaciones, procesiones y ortodoxia, dicen, son la mejor forma de contra atacar el incendio protestante que se propaga en América latina. Para añadir urgencia a la disputa teológica las dos partes comparten la misma estadística: cada hora 400 latinoamericanos se convierten a las sectas protestantes. 
 En Brasil el choque entre las dos visiones de la iglesia es más visible en Recife, la ciudad más poblada del empobrecido nordeste. Hablando desde el púlpito, el arzobispo Cámara se hizo mundialmente famoso por su defensa de la teología de la liberación, que animaba a los católicos pobres de América latina a abandonar su fatalismo tradicional y a usar el evangelio como un estímulo para la acción social. 
"El líder latinoamericano que propone una lucha no violenta por la liberación" así describía Penny Lernoux en su libro de 1980 ''Cry of the People'' a Helder Camara. Ahora con 80 años y retirado, "31 doctorados honoris causa" se reía cuando se le preguntaba cómo sobrellevaba su fama mundial. 
Conocido universalmente como  ''Dom Helder,'' el arsobispo retirado viaja por el mundo a menudo y vive como lo ha hecho durante 25 años, en un lugar sencillo en la parte de atrás de una iglesia parroquial. 
obispo Cardoso Sobrinho, retirado en 2009

Y este es el obispo que sustituyó a Helder Camara, en otro lugar de este blog dije que lo mencionaban como cercano al Opus Dei. Lo que sé de él y por eso he llegado a esta historia tan simbólica, es que dió a conocer mundialmente en 2009 cuando en un alarde de tradicionalismo excomulgó a los médicos y a la madre de una niña de 9 años, a la que se practicó un aborto de gemelos. La niña había sido repetidamente violada por su padrastro. Por aquello de la vida humana desde la concepción. "La violación era un crimen repugnante pero la eliminación de vidas humanas inocentes es todavía peor". Los médicos por su parte adujeron que no se responsabilizaban de lo que podía pasar en un embarazo en una niña de 9 años. De hecho se enteraron del embarazo porque la llevaron al hospital por "dolores de estómago".
Pero todo esto no fue casual, puesto que tras la llegada de Juan Pablo II al papado, los obispos latinoamericanos que debían sustituir a los que exigían que la iglesia se pusiera al lado de los pobres, fueron "cuidadosamente seleccionados a mano". Cardoso era obispo de Recife  justamente para liquidar el influjo de Helder Camara. El obispo Cardoso dejó bien claro al ser nombrado que la palabra clave era una: "Dis-ci-pli-na".


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Sobrecogedor.

http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil/2012/05/secreto-mafioso-en-el-vaticano-.html
vdadesolano ha dicho que…
Según publica John Allen en el National Catholic Reporter el mafioso De Pedis dispone de buena compañía en San Apolinar. En esta basílica menor ,que está a cargo del Opus Dei, también está el cardenal Domenico Jorio, que murió en 1954, y quien presidió la Congregación para la Disciplina de los Sacramentos durante la época fascista de Italia. En base a documentos recientemente sacados a la luz por un historiador italiano, ahora sabemos que Jorio una vez aconsejó el Papa Pío XI aprobar una propuesta fascista para prohibir los matrimonios de raza mixta, argumentando "razones higiénicas y sociales" así como "el aumento de deficiencias morales en el carácter de los hijos " . Si me obligaran a elegir con quién irme de fin de semana, sin duda me iba con el mafioso.
vdadesolano ha dicho que…
Y más John Allen. Más control sobre Cáritas.
Al parecer el decreto viene acompañado por un comentario escrito por Monseñor Osvaldo Neves de Almeida, un sacerdote argentino del Opus Dei según explica John Allen ncronline.org/blogs/ncr-today/vatican-imposes-new-controls-charity-federation

La oficina del Vaticano que supervisará a Caritas es el Pontificio Consejo Cor Unum, y tiene la facultad de aprobar de antemano "cualquier texto con el contenido doctrinal o moral o las orientaciones", que también podrá ser sometido a la revisión de la Congregación para la Doctrina de la La fe.

Cor Unum designará a un asistente eclesiástico de Cáritas, cuya función será la de "promover su identidad católica".

Cor Unum debe aprobar los acuerdos de cooperación entre Cáritas y las organizaciones no gubernamentales, excepto en casos de graves emergencias humanitarias. (En el pasado, Cáritas ha sido criticado por llegar a acuerdos con las organizaciones no gubernamentales cuyo enfoque de las cuestiones como el control de la población difiere de la de la Iglesia Católica.)

Caritas funcionarios están obligados a reportar cualquier tipo de contacto con los gobiernos extranjeros o misiones diplomáticas a la Secretaría de Estado. (También en el pasado, Cáritas ha sido criticada por llevar a cabo una especie de "diplomacia paralela", junto a oficiales aparato diplomático del Vaticano.)

Cor Unum, en consulta con la Secretaría de Estado, debe aprobar los diversos sectores de las operaciones financieras de Cáritas, tales como salarios, contratos y la revisión de los presupuestos.

Altos funcionarios de Caritas Internationalis debe pronunciar juramentos de lealtad ante el presidente de Cor Unum, que es actualmente el cardenal Robert Sarah de Guinea.
Los funcionarios están obligados a voto "siempre para conservar la comunión con la Iglesia católica, tanto en palabra como en el modo de actuar," para preservar y transmitir "fielmente el depósito de la fe, rechazando toda doctrina contraria a ella," y para "observar cristiana obediencia a lo que los sagrados pastores declarar como médicos y maestros auténticos de la fe, o estabilizar los líderes de la iglesia. "

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA