LAS TAREAS DEL PRÓXIMOS PAPA



 Por favor no enviarme links a los escritos del lado oscuro, me doy por enterada de que le han dejado la tercera de ABC. Su carácter de cero a la izquierda lo han descrito los que lo han conocido.
Como numeraria del final de la cadena no tuve el gusto. Pensar que personajes tan nulos desde cualquier punto de vista que se mire tienen en la mano la iglesia por nuestra cobardía y miedo, nuestro arte para la lisonja y la doblez, es desesperante.

Babosidades al papa dimitido aparte, ¿ahora qué? Contesta un S.J, "le diable", que compruebo también la policía del templo acosó. Vergüenza, atraso, oprobio, dedicarse a acosar teólogos como en la edad media. Descabezando, opus tiene un problema serio con la inteligencia: "o estás a nuestro servicio o fuera". Descabezar se puede hacer de muchas maneras.

Me refiero a Thomas Reese, "El Vaticano funciona como una corte, el Papa se comporta como un monarca absoluto". Reese pide al sucesor de Benedicto XVI reformas fundamentales, y que divida el poder eclesial. 
Propuestas nada oscurantistas y sensatos análisis.

 Liane von Billerbeck: Hoy es el último día de Benedicto XVI, el Papa que quería ser un simple trabajador en la viña del Señor, pero habiendo experimentado la falta de fuerzas físicas y espirituales lo deja, porque no se ve a la altura. El jesuita Thomas J. Reese conoce al Papa y el Vaticano, es politólogo, teólogo, y Senior Fellow en Georgetown University en Washington D.C.. En  1998 publicó un libro "Inside the Vatican" en el que presentaba los resultados de un año de evaluación del desgaste de la curia y hacía propuestas de reforma.

Pater Reese, 15 años después de su libro ¿la reforma de la curia es todavía más urgente?

Thomas J. Reese: Creo que sigue siendo muy necesaria. El Vaticano debe reformarse, porque en el último año hemos visto que dentro del Vaticano hay protestas, que hay divisiones, que las cosas no funcionan. Necesitamos un nuevo Papa que implemente las reformas. Los 2 últimos Papas que hemos tenido JP II y BXVI eran intelectuales se habían propuesto reformar la iglesia, pero eran intelectuales y los intelectuales no están a la altura cuando hay que lidiar con una burocracia, la curia es una burocracia. El siguiente Papa tiene que acometer este problema, tiene que tener una mirada totalmente nueva sobre el Papado y necesita gente que sepa de gestión, expertos con los que el Papa pueda cumplir con su papel para con la iglesia. 
Mi comentario: los tiene, los mayores conocedores de la burocracia y mejores manipuladores. El problema no es ser intelectual, el problema es de quien te rodeas y quien maneja tu barca...que te lleva a la deriva. Como dijo el sensato de ayer, Ratzinger salió de esa burocracia, nada nuevo.

von Billerbeck: La curia romana existe desde hace 1000 años. ¿Sus estructuras organizativas que son iguales desde hace siglos, se adaptan a nuestro tiempo?

Reese: No, esas estructuras no son actuales, porque el Vaticano funciona como una corte, y se necesita un Papa que sepa de esto.  Ha habido en la historia del Papado Papas que conocían las finanzas. También se necesita hoy. Se necesitan expertos que conozcan la estructura y la puedan reformar a la altura de la sociedad actual. Por ejemplo, hoy está claro que ya no hacen falta nobles en los gobiernos. Pero en el Vaticano sigue habiéndolos, hay obispos cortesanos, como príncipes, se comportan como si fueran nobles. No es contemporáneo. Hay que aproximarse a los períodos de una legislatura como ocurre en los demás estados. No puede ser que el ejecutivo y el legislativo estén en las mismas manos. Los simples obispos, no digamos los simples laicos tienen muy poco poder, en el Vaticano todo es como antes, el papa ejerce prácticamente los tres poderes él solo. Todo eso es lo que debe reformarse, hay que llegar a una separación de poderes.

¿Jesuita y en contra de la aristocracia? no me extraña que lo persiguiera la policía.

von Billerbeck: Padre Reese, lo que propone, separación de poderes en el Vaticano, suena a revolución. El papa es obispo de Roma, jefe del Estado vaticano, y cabeza del colegio episcopal al que pertenecen todos los obispos del mundo. ¿No será que todo ese poder concentrado en una persona, el Papa, un hombre anciano, le  han hecho desfallecer?

Reese: Bueno, me parece que el Papa no puede ejercer todos esos poderes de manera ideal. Por ejemplo, tenemos la congregación para la doctrina de la Fe, que se ocupa de que la creencia sea seguida como antes por todas partes y de establecer quien se desvía de ella. El problema es que se comporta como una policía que investiga los pensamientos ajenos, que al mismo tiempo es la que pone el castigo, por tanto tiene demasiado poder, no hay en este caso ninguna separación de podres. Tenemos que aprender de la sociedad civil. El Vaticano tiene muchas cosas que aprender de la sociedad civil. el papa no puede ser alguien como usted ha dicho que sólo es la cabeza del colegio episcopal, sino que debe buscar soluciones con ellos y no sólo estar sobre ellos. Se comporta como si fuera un soberano absoluto del siglo XVII o XVIII. No es contemporáneo. Pero no siempre fue así en los siglos pasados, por ejemplo que él solo nombre a cada uno de los obispos. Esto sólo ocurre desde el siglo XIX, antes no.

von Billerbeck: Es usted Fellow en Georgetown University en Washington, la iglesia católica en USA  ha saltado a los periódicos por un gran problema de credibilidad, las decenas de miles de abusos sexuales del clero. Cuando Benedicto estuvo en USA, se mostró muy avergonzado y llamó a la renovación. ¿Se ha producido ya esa renovación en la iglesia norteamericana?

Reese: Esos abusos fueron lo peor y nunca había pasado algo así en USA. Es horrible que se haya abusado de los niños, no lo diré suficientemente. Es terrible para cada uno de los niños. El Papa se comportó de manera pastoral, pues se encontró con las víctimas, era la primera vez que pasaba, dijo que lo sentía. Pero la iglesia tiene que ir adelante, hay que encontrar mecanismos para proteger a las víctimas, también a los niños de futuros ataques, ahí la iglesia norteamericana tiene un largo camino que hacer. Por ejemplo cada abuso debe ser denunciado a la policía. Ayer estuvo con 25 jesuitas y hablamos de lo que teníamos que hacer cuando pasara, denunciarlo a las autoridades. Esto es muy importante que se haga. Ya se ha hecho un gran progreso en la iglesia de USA, pero todavía no se ha hecho todo. Por ejemplo qué hacer cuando 30 ó 40 obispos públicamente admiten que se niegan a hacerlo, que no quieren asumir las consecuencias y dimitir, todavía no se ha hecho.


von Billerbeck:  Padre Reese, cada vez hay menos jóvenes en los países occidentales que se sientan llamados a ser curas. En Africa y Asia hay más. De ahí también se puede concluir que la iglesia tiene algo que cambiar. ¿Cómo deberían cambiar la iglesia y la curia?

Reese: Pregunta interesante, pero mire lo que hoy pasa en el mundo, los nuncios son en su mayoría europeos, sus secretarios vienen del tercer mundo. Y ellos serán la siguiente generación de nuncios, con ellos cambiará el rostro del catolicismo. Se ve en Roma, en la ciudad del Vaticano hay muchos de estos representantes del tercer mundo. Hay dos aspectos diferentes, la necesidad de reforma que ven los europeos, ellos no la entienden siempre, porque vienen de países pobres y por ejemplo tienen otra visión del capitalismo. Ven al capitalismo sobre todo como un explotador, las empresas europeas y estadounidenses son explotadoras. Estos representantes exigen justicia económica y tienen posturas muy radicales. También debo decir que el Papa Benedicto en su visión de la economía era bastante radical. Por momentos se le veía desde USA como un comunista.

von Billerbeck: Si me permite preguntarle, Padre Reese, hoy en el último día del Papa Benedicto XVI ¿cómo querría usted que fuera el nuevo Papa?

Reese:  El reto más importante es seguir con la enseñanza de la iglesia que también en el siglo XXI es comprensible y atractiva. Los dos últimos papas eran los más inteligentes, porque Juan Pablo II era una gran teólogo, y lo mismo Benedicto. Pero sería más adecuado a los tiempos que se escogiera a alguien que escuchara a los demás en la iglesia, que uniera a todos, que tuviera el don de lograr unir a todos.  Hasta ahora todos alzaban la vista al Papa para oír de él preguntas y respuestas. Me gustaría un Papa que uniera a todos y que juntos contestáramos las preguntas que uno solo no puede resolver. Ese sería el papa que me gustaría.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¿Qué le parece?

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/03/01/actualidad/1362151795_753821.html

http://elpais.com/elpais/2013/02/28/opinion/1362064582_603648.html
Anónimo ha dicho que…
Revelador.

http://es.euronews.com/2013/02/28/sucesion-del-papa-que-influencia-tiene-el-opus-dei/

http://www.perfil.com/ediciones/2013/3/edicion_759/contenidos/noticia_0025.html

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA