LOS DOGMAS NO SON PERROS



Te has dejado lo mejor del escrito de Lino, cuando especifica las dificultades que encontró en la universidad de Sevilla para que tuviera lugar la charla, Por supuesto ni de Juana Chaos ni Otegi se encuentran tantos obstáculos como yo me encontré para simplemente explicar por qué entré y por qué salí del "Opus Dei". La facultad de filosofía de Sevilla era "suya" en aquellos entonces (2005) y no tengo motivos para pensar que ha dejado de serlo. Había profes no Opus, uno bien simpático emparejado con japonesa del que he olvidado el nombre, y otras que conocí ese día,
pero estaban como oscurecidos por el evidente dominio de la "obra de Dios" en la filosofía sevillana. Mucho ex y mucho in entre alumnos y profes. En fin, un antro de perdición.
 Me contaron pequeñas historias "intrafacultativas" que me sirvieron para despertar aún más y que hoy no vienen al caso.

"Opus Dei 2" ataca de nuevo a "Opus Dei 1" con la carta de "soutien" que han firmado los profes y las profes del Gaztelueta. Dos llamadas de atención:
1. ¡maestras en Gaztelueta! y
2. otra autobiográfica, hubo cierta carta que firmó un claustro al unísono y por unanimidad, más personal no docente, más gatos y ratones del centro educativo a favor de alguien y en contra mía. La epístola fue enviada a todo centro docente jiennense. Entrabas en algunos coles de la provincia y la dicha carta estaba pinchada en el corcho de la sala de profes.

Articulo interesante sobre un teólogo dogmático de Friburgo (qué risa, con los sevillanos que se piensan que DOGma es un perro...)

"Siempre han existido peleas teológicas, pero hoy existe un foso profundo entre teólogos liberales y teólogos conservadores, no hay acuerdo ni en las tareas, ni en los principios ni en los métodos de la teología".
Hoping interviene así en un debate sobre la libertad en la teología científica y el papel de los obispos al respecto. El obispo de Ratisbona, Rudolf Voderholzer y el de Passau, Stefan Oster, exigen un sometimiento estricto de la teología a la jerarquía eclesiástica,   los teólogos de Friburgo Eberhard Schockenhoff y Magnus Striet piden libertad para su tarea científica.

Hoping argumenta que sólo los obispos en comunión con el Papa tienen la competencia para la interpretación última de la palabra de Dios escrita y transmitida por tradición. La enseñanza unánime de los teólogos puede ser una instancia de verdad de fe, pero no puede serlo la idea de uno solo o la posición de un grupo de teólogos.

El problema es saber de qué estamos discutiendo y con quién, hay obispos y obispos. Si la posición teológica la va a dar un encubridor de pederastas o un obispo derrochador, o un obispo amigo de la "obra de Dios" o directamente un "obra de Dios"...tenemos un problema. Por muy en comunión con el papa que esté.

A este respecto me sienta muy mal que los demás obispos no se subleven cuando los desobedientes y enredadores son ellos, como ocurrió con la famosa "llamada de atención" a la Asamblea Conjunta de Obispos y sacerdotes, totalmente fingida y urdida por los chicos de Escrivá, entrando a por los sellos de la Congregación con nocturnidad y alevosía. Sabiéndolo, Tarancón no armó un escándalo por ello. Y así mil y una. Saben que hacen informes, que hay vigilancia y chivateo, y con el polaco, la Stasi prácticamente instalada, reportando a Roma para hacer y deshacer fortunas eclesiásticas.

Ahora me consta que los srs. obispos españoles de todos los tiempos han recibido quejas a propósito de este tema que aquí nos ocupa. Ingenuamente pensaba que era la primera en quejarse. Ya sé que no es así: ¿qué han hecho? nothnig. Les importa más su puesto y su tranquilidad en el escalafón que meterse en problemas con el "opus Dei" y les caiga mañana mismo un tiesto en la cabeza cuando van por la calle.
Es difícil por no decir imposible ver al iniciador del cristianismo, Jesús de Nazaret, que no tenía donde reclinar la cabeza, en esos comportamientos episcopales tan acomodados.

Al respecto de la teología, me ha aclarado mucho y me ha servido esta charla de un filósofo judío y  conocedor de la tradición bíblica. ¿Qué pasa cuando de lo que es "práctica", "conducta", hacemos una teoría aplicando la inmisericorde razón a diestro y siniestro?
En realidad los DOGmas no son perros, pero además ¿para qué? lo importante es la conducta que uno lleva, si refleja o no refleja aquello en lo que decimos creer.

Y por otra parte, tras la desaparición de la vida pública del teólogo Hans Küng hemos perdido mucho. No sé quién va a sustituirlo llegando a su misma altura de erudición, sencillez de exposición y capacidad para tener en cuenta todo lo que hay que tener en cuenta a la hora de hacer teología y exponerla en el mundo contemporáneo. Nos quedan sus libros, todos imprescindibles, "Cristianismo, Esencia e historia" debería de ser leído y comentado en todas las parroquias y grupos de oración. Somos unos ignorantes del catolicismo.

Comentarios

Armando Murga ha dicho que…
Es hasta cierto punto comprensible que mucha gente en la Alemania nazi agachara la cabeza, no se atreviera a levantar la voz: tal osadía podía costar la vida. En la España actual, aunque la degeneración no es comparable, tampoco lo son las consecuencias de ejercer la crítica, de desafiar la opresora e interesada corrección política. A lo sumo conlleva recibir insultos, ser vetado en muchos medios, ver truncada la progresión profesional y, en el peor de los casos, dificultades para llegar a fin de mes. Es un precio asequible, comparado con las graves consecuencias de no hacerlo. Desgraciadamente, aunque Edmund Burke ya advirtió que para que triunfe el mal, basta con que los hombres buenos no hagan nada, muchos siguen sin estar dispuestos a pagarlo. (Vox populi, "Los burócratas y la imparable banalización del mal").

http://vozpopuli.com/analisis/78376-los-burocratas-y-la-imparable-banalizacion-del-mal
Ana A ha dicho que…
Comparación con la Alemania nazi, precisamente, el horario español se hizo siguiendo la hora nazi alemana, seguimos con él si me he enterado bien. Lo dice Garcés.

Pero imitamos a los germanos a medio camino: en 1971 la República Federal reconocía una pensión a los profesores "separados" de sus derechos por los nazis debido a su "judeidad". Me parece que todos los académicos españoles exiliados, la inmensa mayoría ni se plantearon reclamar a la muerte de Franco, que yo sepa.
El reconocimiento fue fruto de la lucha de H. Arendt.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA