Cread vuestro blog, escribid vuestro libro. Dejadme en paz


Al Opus la defensa le sale gratis. Sus propias víctimas, la gente que ha estado es su mejor baluarte. No puedo tener la certeza de que todas las barbaridades que llegan a diario al blog proceden de ex. Sospecho que la mayoría proceden de dentro del Opus. De cualquier forma después de tanto tiempo, estoy viendo su verdadera cara


Me gustaría publicar algunas de las borderías que me llegan, a lo mejor alguno piensa que me las invento. Pero no he creado un blog para recoger insultos y calumnias. ¡Cuánto chiflado, cuando maleducado, cuánto psicópata va sembrando el opus por el mundo!


Desde que conocí opuslibros en 2003 he ido escribiendo en la página, fui de las primeras que mandé mi foto. No me creo mejor que nadie pero ya es el colmo de la estupidez que gente que se esconde detrás de un pseudónimo y jamás ha dado ni la cara ni el nombre auténtico venga a darme lecciones de cómo actuar contra esta barbarie opusiana.


He estado pensando en cómo el opus suele poner sus colegios fuera de las ciudades. En cómo en la inmensa mayoría de las convivencias que he hecho en sus casas y colegios estábamos bastante alejadas físicamente del centro de la ciudad. Siempre había que coger un autobús para llegar y además había poco tiempo. Esto lo recuerdo especialmente de mis veranos de adolescencia en el colegio Eskíbel de San Sebastián. No había coches ni sabíamos conducir. Es una maravillosa estrategia para apartarte de la realidad, de la gente joven, de que se te ocurra que vaya tostón todo el día oyendo las mismas charlas mientras las chicas de tu edad se lo pasan bien...


También quería escribir sobre cuál es el denominador común de los alumnos de sus colegios, no precisamente los "más practicantes", los "más de misa"... etc. Hasta los niños del instituto en que trabajo dan por hecho ese denominador común...


Todo esto lo digo por si acaso hay algún eclesiástico que opina que el opus con sus rarezas mantiene viva la llama de la fe entre la gente joven. Si es fe en el poder del dinero, vale. Sólo que no creo que eso coincida mucho con la letra del evangelio. Algo que curiosamente a mucha gente ex numeraria le cuesta captar, y que justamente es lo que el opus destila por donde va, amor al lujo, la exclusividad, el pijerío.


Ana Azanza



Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA