Tu vida se paraliza

Dicen que no ofende quien quiere sino quien puede.

De forma que hablaré de algo que también me ha pasado tras mi salida de la caverna. Y es que aunque haya vivido en distintas ciudades mientras era numeraria en el fondo lo mismo daba estar en Baeza que en San Sebastián que en Pamplona o París. Estás siempre dentro de la burbuja opus.

Te paralizan de tal manera que pierdes la capacidad de sentir la belleza de las distintas ciudades, los barrios, los personajes que allí dejaron su huella. En el fondo de tu conciencia sólo hay una divisa: cumplir normas (supuesto espíritu) y traer gente a la secta que a su vez pueda traer más gente. Esto se manifiesta por ejemplo en el hecho de que no puedes extasiarte en la contemplación de absolutamente nada cuando visitas una ciudad. Pues a la hora fijada es la cena en el centro, y al ser numeraria de base no hay dinero ni costumbre de cenar en un restaurante o no cenar o hacer lo que a uno le dé la gana.

Siempre están las exigencias opusianas pesando.

Me ha pasado concretamente con Baeza. Sabía de mis tiempos de bachillerato que Antonio Machado estuvo en Baeza, pero cuando yo visité este pueblo por primera vez Machado no contaba en mi existencia para nada puesto que no se relaciona ni de lejos ni de cerca con "la mísión opusiana". De forma que no sabía ni siquiera que se podía visitar el aula de Machado, que hay escritos suyos en el instituto Santísima Trinidad, que en el paseo hay una estatua suya... En fin, lo realmente relevante de esta gran figura literaria española, que a su vez hace más relevante todavía a la localidad.
En 1996 llegué al Rubín, palacio del siglo XVIII perteneciente a la fundación opusiana Aliatar, por cierto palacio que fue de un Inquisidor ¡qué apropiado! y el Rubín era todo Baeza para mí. Pasé al lado de las maravillas arquitectónicas y culturales de Baeza como sonámbula. Como he perdido tanto tiempo oyendo las mismas meditaciones, confesándome sin tener de qué, y dando un dinero que me pertenecía pues yo lo había ganado con mi trabajo, ahora procuro gastar tiempo y dinero conociendo tantas bellezas como me fueron negadas.

Por eso me hice esta foto en un puente romano.

Ana Azanza
Posted by Picasa

Comentarios

Magdalena ha dicho que…
es cierto eso..yo una vez fui con unas opusinas de paseo a madrid y perdimos mas de 2 horas buscando una iglesia q diera misa el sabado por la tarde. con la otra chica q no era d la obra, recuerdo q lo comentamos.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA