Nava del Espino

Ninguna de las numerarias que son directoras y viven en asesorías y delegaciones, tampoco las oficiales, puede decir que vive de lo que gana. Tampoco muchas de las numerarias "mayores" que por estar enfermas están jubiladas antes de tiempo. Incluso no pocas de las numerarias que son directoras de los centros, el rango inferior en la escala de poder, puede decir que se gana su sueldo. Aparte están las administradoras que se encargan de llevar las casas. Estas hacen algo más pero su sueldo suele ser mísero y si trabajan y viven en la misma casa no hay tal sueldo. He sido secretaria de un centro de numerarias, en una línea del libro ponía que pagaba a Menchu (la administradora) y en la línea siguiente que Menchu como numeraria del centro entregaba su sueldo.

En general ninguna las numerarias con las que he convivido por el sueldo que tenían, unas ninguno y otras bastante mísero, hubieran podido pagarse el piso en la zona de la ciudad en la que habitábamos. Mucho menos el servicio, imposible sin ganar dinero pagar una cocinera, una limpiadora, una que te hace la compra y otra que lava la ropa. Eso no se lo paga hoy en día más que la gente verdaderamente pudiente.

Claro que un aspecto importante de cómo el opus hace dinero es que dispone de auténticas esclavas, personas "deformadas" para hacer muchos trabajos sin cobrar y sin quejarse, de sol a sol, sin reivindicaciones salariales ni sindicales. Sin derecho a la huelga. Porque al mismo tiempo se nos enseñaba que era una "gracia de Dios" poder entregar la vida en la obra. Al salir cuesta bastante reaprender el egoísmo básico de supervivencia en la sociedad. Es un handicap terrible la costumbre que te inculcan de siempre adelantarse a todo.

Bordan el tema de seguir la pista al patrimonio familiar de las numerarias para que cualquier brizna de herencia que pueda caer no se lo lleve la numeraria si es que despierta de la comedura de coco. Sé de alguna que firmó dejar sus bienes patrimoniales al opus dei, se marchó de allí sin acordarse del tema (con salir viva tuvo bastante) y desgraciadamente su dinero fue a parar a una de las fundaciones tapadera.

Con respecto a las obligaciones familiares que tengo o dejo de tener habláis sin saber. Me siento atacada cuando se me ataca.

Ana Azanza
Posted by Picasa

Comentarios

ancasti ha dicho que…
Tienes toda la razón. Viven en casas "dignas" que costean dándole el sablazo a la gente que los rodea.
Uno de los muchos motivos de mi salida fue que no le pedía dinero a nadie ni le exigía a los supernumerarios que lo hiciesen. No creía que eso fuera a voluntad de Dios, sobre todo cuando veía a supernumerarios y,sobre todo, agregados vivir miserablemente para dar dinero mientras que ellos a quiénes le hacían reverencias era a los forrados aunque su vida personal no fuera moralmente muy aceptable. para ellos y ellas el dinero lo limpia todo, hasta el pecado. Un saludo
Juancho Opuslibros ha dicho que…
Pues yo he visto lo contrario, que la mayoría trabaja y que faltaba pasta para llegar a todo lo que se proponía. Cierto que las directoras no trabajan pero la mayoría sí. A mi no me parece raro, mi madre no trabaja y la sostenemos todos porque se dedica a la casa. Pues lo mismo. Esto no es difícil de entender para alguien normal. Si te obsesionas comno le pasa a Ana, la cosa cambia, claro. Pero quede claro que Ana debería decir lo mismo de su madre. ¿O no?
Anónimo ha dicho que…
Querida Ana:
¡Cómo te entiendo¡, estoy superengachada a tu libro que no puedo dejar de devorar cuando salgo del trabajo, yo también fui numeraria en Valencia, y estoy muy dolida, ahora he pasado un gran drama familiar con la enfermedad de mi madre y mi otra "familia" a la que he dado tanto dinero, tiempo y cariño no he podido ni compartir algo de mi sufrimiento, no quieren ni saludarme por la calle ¿Hasta cuando tanto dolor? ¿Hasta cuando la Iglesia que es nuestra madre permanecerá callada ante estos dramas personales? tengo que decirte que no he abandonado muchos de mis hábitos de piedad (rezo el Rosario, hago oración personal y voy a Misa casi a diario) y a Dios y a su Iglesia es lo que más amo con todo mi corazón.
Recibe un cariñoso saludo
María
Anónimo ha dicho que…
Hola Ana:

Soy Maria de nuevo, ahora con mas tranquilidad sólo quiero decirte dos cosas:
1º DICES LA VERDAD SOLO LA VERDAD Y NADA MÁS QUE LA VERDAD (lo se porque he estado dentro y por eso te tengo simpatia)
2º Yo me fui humillandome diciendo que tenia un problema de afectividad (vamos que eso de tener centrada mi afectividad sólo en Dios no era lo mio) soy una persona que he recibido mucho cariño en mi familia y sólo se darlo. Como dices muy sabiamente en el Opus Dei sobreviven las personas sin sentimientos.
Recibe un cordial saludo.
Anónimo ha dicho que…
Otro tema es el de los cooperadores, las "indulgencias" a cambio de dinero.

Este método estaría muy bien para reformar a delicuentes en la cárcel, los casos más difíciles de tratar. Algo parecido al impuesto revolucionario, pero versión "Opus".

Consistiría en decirles que parte o la totalidad de su salario, se irá al Opus, y que además tendrán el privilegio de ver su foto publicada en la revista "Romana".

No entiendo por qué esto no se ha hecho antes, se lograrían muchas conversiones.

P.D. Intentaremos portarnos bien durante la Cuaresma, y no despotricar demasiado sobre el Opus (el tema ya "caldea" a bastante gente).
Luis ha dicho que…
Ana, eres muy valiente. Tienes toda la razón. El Opus Dei usa su supuesto "apoyo Divino" para explotar los recursos más terrenales, como son, por ejemplo, los trabajos y empleos. Personalmente me parece muy bien que alguien crea y dé su apoyo a una institución, pero no que ésta se valga de su "carácter" sobrenatural para someter personas y pasar por encima de la ley. Es una vergüenza. Personalmente espero que con esto de los visitadores algunas cosas se pongan negro sobre blanco. Ánimo, amiga. Te sigo desde un país remoto, aunque soy de origen español, todas las semanas desde hace meses.

Luis

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD