Ruidera

Pongo otro lugar quijotesco para ilustrar esta necesaria lucha contra el fraude. Por ahí me han hecho algún comentario en el que yo entiendo "como que doy pena". También en la vida real me ha pasado que algunas personas después de preguntarme aceleradamente montones de cosas me dan un abrazo "misericordioso". En fin, quiero aclarar que nada más lejos de mi intención. No me mueve el despertar la compasión en nadie, pienso que los que hemos sido capaces de salir de semejante estafa vital no la necesitamos.

Lo que sí me gustaría es despertar conciencias, que sea una llamada de atención sobre este fenómeno tan dañino y al que tanta gente le hace la pelota. Desgraciadamente tenemos en España una arraigada tradición de baboseo ante el poderoso y el tirano. Al que demuestra que es capaz de todo le ponemos alfombra roja, pienso que el hecho de que la dictadura de Franco terminará como terminó, todo el mundo amordazado y lleno de miedo por el poder de un hombre que era ya prácticamente un cadáver, dice mucho de nuestros fantasmas nacionales.

También me hablan de que el pasaje evangélico "el que no tiene misericordia con los pequeños tampoco mi Padre celestial la tendrá con El". Se refiere a los dirigentes opusianos supongo que no me escucharon. Eso lo tengo muy asumido, tampoco me produce mayor pesar. Fue duro el despertar, el descubrir poco a poco como más o menos cuento en mi biografía que me estaban "poniendo los cuernos" mientras yo me había entregado con tanta decisión a la causa. Eso es un golpe que no se lo deseo a nadie porque es dolorosísimo. Pero lo único que de veras lamento de todo ello es no haberme dado el golpe antes, porque cada minuto de mi vida que pasé ahí estaba de más. Con respecto a la iniciativa de enviar al Vaticano los testimonios la apoyo completamente. Yo envié el mío a Juan Pablo II, ni siquiera tuve un acuse de recibo, absolutamente ni una sola palabra. Espero de veras que la iglesia cambié en esto, tiene que hacerlo porque la marca que el opus dei va a dejar con su sectarismo permitido va a ser bien profunda.

Sinceramente creo que lo del opus dei no es de visitador eclesiástico, algo es algo desde luego. Pero el entramado financiero que mueve y sostiene todo, esa es la madre del cordero. Si tanta gente no pudiera permitirse el lujo de vivir sin trabajar como rajás, mandando a diestro y siniestro, y vaciando los bolsillos al que se acerca ya me diréis que quedaría del opus. Si se destapara cómo hacen para maquillar que tienen mucho dinero y propiedades en pocas manos, que no hacen labor eclesial, sólo labor "opusiana", eso sería un gran comienzo.

Ana Azanza
Posted by Picasa

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Querida Ana:

También habría que ir estudiando poco a poco, distintos fenómenos eclesiales concretos, desde la humanidades, y ya no exclusivamente desde la teología. En la medida en que la teología, se queda casi siempre solamente en las abstracciones y dogmatismos, y es detentada exclusivamente por el Vaticano, y se margina casi siempre a los teólogos que intentan una reflexión auténtica.

Un saludo.
Anónimo ha dicho que…
Estimada Ana:
Te inicio un Cuento de Vidas Paralelas, aunque tú y muchos/as como tú, saben de estas VIDAS más que yo. Por eso pido benevolencia si, en mi atrevimiento, deslizo alguna/as inexactitud/des. Podría ser el embrión de una historia más larga y ancha. Cantidad y calidad, que añadiríais los que habéis pertenecido a la obra, durante años.

Todo lo que no hacen, ni hicieron ni harán, mi Padre y Su Hijo y sí, ¡por mandato de mi Padre y Su Hijo!, (je, je, je) un cura, nacido José María Julián Mariano Escrivá Albás y sus hijos:

- Mi Padre y Su Hijo, nunca cambian de Nombre, Son Dios, Creador del Cielo y la Tierra y sus Mandamientos se pierden, sin variación alguna, en la noches/días de los tiempos.
El cura y sus hijos, inventa e inventa, tergiversan y tergiversan, etc., sus nombres, su camino, su catecismo, sus constituciones, su, su su… Todo lo cambian a tenor de intereses particulares, etc. etc. etc.

- Mi Padre y Su Hijo, en vida de Éste, nunca me obligó a poner una rodilla en tierra y besarle la mano, con fabuloso anillo en uno de sus dedos.
A esto obligaba y obligan José María Julián Mariano y sus hijos.

- Mi Padre y Su Hijo no tenían ni una sola casa, caminaban de pueblo en pueblo, a pie, “…ir sin sandalias…” (Mandato a los setenta y dos seguidores o discípulos) con todo el polvo y la porquería de los caminos, comiendo y durmiendo donde podían, ...
Son Palacios Suntuosos, manjares exquisitos, (hasta el agua embotellada de no se qué manantial, creo, francés, bebía el cura José María, cuando el asunto del agua de Solares) joyas y demás artilugios impresionantes, etc., lo que tenían y tienen, el cura y sus hijos.

- Una vez mi Padre y Su Hijo utilizaron un burro como medio de trasporte.
¿En que se trasportaba y se trasportan el cura y sus hijos?

- Mi Padre y Su Hijo me dijeron: “Honrarás a tu padre y a tu madre…”
Tú PADRE soy yo, tú FAMILIA, “¡¡¡¡lo que Dios me ha dicho que creara!!!! dijo el cura y dicen sus hijos.

- A mi pregunta, dijo mi Padre y Su Hijo: “Da todo lo que tienes a los pobres…”
Dame todo lo que tienes, dijo y dicen el cura y sus hijos.

- Mi Padre y Su Hijo compartió y comparten conmigo su amor, su pan, sus peces, sus vinos, su perdón, su misericordia, Su, Su, Su…, Todo lo Suyo, aunque sea un pecador que ni yo mismo sabría perdonarme.
¿Qué comparte la obra de José María Julián Mariano y sus hijos?. Dicen que El Reino de los Cielos. (La barca, pues, fuera de ella, el rejalgar y todos los infiernos) Falso. El Reino de los Cielos es de mi Padre y Su Hijo.

- Cuando me querían “matar” (Lapidar) por “puta” me salvó. Sólo dijo: “Él que esté libre de pecado…” ¿qué pecado? Supongo que “puta” como yo.
¿A cuantos/as han condenado y condenan, sin temblarles la voz ni la escritura, (“lapidar/rejalgar”) el cura nacido José María Julián Mariano y sus hijos?.

- Siendo unos pescadores (Simón o Simeón, (luego llamado Pedro), Andrés y los dos hijos del Zebedeo, Santiago y Juan) del Lago Tiberiades, (Mar de Galilea) y no sabiendo ni leer ni escribir, mi Padre y Su Hijo los escogieron como sus primeros discípulos.

Lo mismo hizo ¿No?, en la escuela DYA y posteriores centros, el mentado cura y sus hijos.

- Siendo “puta” (léxico celiano o parafraseando el lenguaje de C. J. Cela) me acogió entre los suyos (Compañera y amiga de Su Madre…) y dejó que le limpiara su cuerpo, empezando por los sucios pies.

Paseando por Roma, el cura, con algunos de sus hijos, vieron una estatua sin cabeza. ¿Sabéis de quien es? Dijo el cura. Ante los ojos interrogantes de sus hijos, contestó ufano: De una mujer, le falta la cabeza.

- Cuando mataron y “murió” El Hijo, sólo pudieron “repartirse” su ropa, de lo poco/nada que tenía. Hasta Sepulcro le prestaron.

¿Cuanto se repartieron a la muerte del cura, sus hijos? Del sepulcro, ni comentar.

Podría seguir, pero ¿para qué?. Se entiende lo padre de familia que era y son, el cura y sus hijos.

Arrepentimiento, pues estoy juzgando:

Lucas, cuando presenta las parábolas del hijo pródigo, de la oveja y la dracma perdida, como réplica de Jesús a los escribas y fariseos que se escandalizan de que ÉSTE acoja y coma con pecadores (v. 1-2), en algunos textos judíos, que reflejan la concepción del perdón divino que existía en el tiempo de Jesús, está esta leyenda, en el Talmud:
“Cuando el Señor Todopoderoso proclamó a Moisés su Palabra Eterna, le mostró también, en una visión, los tesoros que están guardados en el paraíso. A cada uno que le mostraba, La Voz Celeste decía: “Éste es el tesoro que alegrará el alma que dio limosna generosamente, y ésta es la porción del que enjuga las lágrimas del huérfano”. Así, uno a uno, le fueron mostrados todos, hasta que sólo quedaba sin nombrar uno. Entonces Moisés dijo: “Dime, por favor, ¿qué tesoro es éste?”. Y El Señor Altísimo respondió: “Éste es el tesoro de Mi Misericordia, que se da generosamente a los que de otro modo no tendrían nada en el cielo”.

Mi Padre y Su Hijo, me perdonaran, (aunque no sea digno de ello) porque estoy juzgando y, por ello, no tengo nada en el Cielo, salvo el tesoro de su Misericordia. Me darán ése trocito de Cielo.

Un saludo.
Metacelso.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA