El programa

El programa del sábado en tele 5 me pareció un caos. Primero, ¿por qué sacan testimonios de gente que no está dispuesta a poner su cara y su voz auténticas? somos ya un montón que hemos puesto rostro y voz a nuestro paso por el opus. Que se nos conoce, se sabe donde vivimos, no nos escondemos... ¿A qué juegan los medios de comunicación en este país?

Estando en el extranjero escuché comentar que las televisiones italiana y española, a cual peor. No conozco la italiana, pero creo que es bastante difícil superar nuestras cadenas en chabacanería, gusto por el escándalo, falta de profundidad en la información, desinhibición de una función educadora que deberían de tener los medios además del entretenimiento.

Hay notables excepciones: ayer ví un programa de Crónicas en la dos de televisión española estupendo sobre los diplomáticos españoles que en la segunda guerra mundial algo hicieron por salvar judíos. Felicito a ese programa, menos mal.

Pero la Noria del sábado, cuando están en juego tantos valores morales no me pareció serio. El opus ya no es un misterio, hemos escrito un buen puñado de libros, en internet hay testimonios, tenemos nuestras discusiones de ex miembros sobre lo que vivimos. Se ha hecho un gran trabajo ¿por qué los medios de comunicación "hacen como que no existimos"?

Un tema existencial tan fuerte, con tantas vivencias, con el drama que lleva consigo haber pertenecido en muchos casos durante décadas a algo que luego descubres es una mentira... no se puede despachar con un "eres una rebotada". Las tres mujeres defensoras no sabían ni de lo que hablaban. Nunca han pertenecido, ¿con qué derecho una persona que nunca ha perdido su libertad le espeta a Agustina lo que le soltaron? mira qué graciosa Cuca García. Tú no has enterrado tu adolescencia y tu juventud en una mentira, tú no has sufrido el recortamiento de tu libertad, ni has tenido que renunciar a divertirte, a reír y llorar por tus propios sentimientos. Has elegido carrera, marido, has tenido los hijos que te ha dado la gana. Has estudiado lo que has querido. Has usado tu dinero y tu tiempo, eligiendo y decidiendo tú. Has hecho lo normal de un ciudadano en un país occidental.

Nosotros no hemos tenido esa suerte, así que pido un poco de respeto, ya está bien de que no se nos tome en serio. De que se nos riña como si fuéramos niños irresponsables.

Es muy injusto lo que pasa en España con el opus dei. No hay ningún periodista valiente, ningún medio de comunicación de los más seguidos que emprenda el "destape" que a este tema le hace falta. Ya está bien de confundir la máxima libertad en España con el tema de la "liberación sexual". Hay otras libertades cuyo pisoteamiento clama al cielo y que son igual de importantes o bastante más.

Nos merecemos que se haga un reportaje serio, en profundidad. En el que se nos escuche, no esa especie de mercado que fue la Noria donde la mayor parte del tiempo no se entendía nada porque hablaban todos a la vez. No es de recibo que indocumentadas en religión, en derecho canónico, gente que no tiene ni repajolera idea de cómo es el opus por dentro salga a decir que "desde la prelatura no hay votos". Cuando en opuslibros.org se lleva meses explicando y dilucidando las mentiras que el opus ha colado a la iglesia católica sobre su situación jurídica. Porque ahora ya sabemos que lo que la iglesia aprobó con la prelatura personal no se corresponde con lo que se vive cotidianamente en el opus. Porque nunca lo que viene en los papeles oficiales ha coincidido con lo que hacen en la realidad.

Porque a todos los efectos con 16 años si pitas, siendo menor de edad, se te van exigiendo las mismas cosas que a una persona de 40 ó 60 años. Y fundamentalmente porque se usa la coacción, el engaño, la simulación, "que tu mano derecha no sepa lo que hace tu izquierda".

El tema del cilicio ya aburre. ¿Cuándo va a salir alguien diciendo que el cilicio lo usan los "ingenuos" dentro del Opus? ¿cuándo se va a explicar que las grandes jefazas que se benefician del sistema no viven las famosas normas que imponen a las demás? ¿cuándo se va dar a conocer que en el opus dei, monumento a la mentira, se predica la sinceridad a tiempo y a destiempo invandiendo la intimidad de las personas?
¿Cuándo se va difundir que hay libros que llevan el nombre de Escrivá en la tapa y que sabemos y hemos demostrado "no los escribió él"? ¿no es esto elemental? ¿cuándo se va a dar conocer que Escrivá que tanto imponía la obediencia a los suyos hasta en lo ridículo nunca vivió el sometimiento al obispo que corresponde a cualquier cura? que se fue de Zaragoza cuando le dió la gana, y en Madrid hizo también lo que quiso. Que no defendió nunca una tesis doctoral, no hay tribunal, ni actas, ni fecha de la defensa. Que su doctorado por la Gregoriana es un apaño.

No entiendo que habiendo temas tan fuertes, que como vemos afectan a muchas personas, a más de las que parece en España, los medios le den vueltas y más vueltas al novio de Falete, a la Pantoja y su Julián y a tantas estupideces que no interesan nada. Que no van a ninguna parte, que no ayudan a nadie y que son una vergüenza el espacio que se les concede en las televisiones.

Cuando hay tantas familias destrozadas por esta secta, la mía es una más, es una vergüenza que tengamos que seguir aguantando la propaganda infame de que son "defensores de la familia". Grandísima trola. Al opus le interesan las familias para quedarse con su dinero, con sus hijos, con su prestigio, con sus empresas. Usan la psiquiatría para ello, los curas y lo que haga falta. Y dividen a hijos contra padres, dividen a los matrimonios. Todo por el maldito afán de quedarse con la pasta y sacar el mayor jugo posible a la capacidad de trabajo.

Se echa en falta la revolución en España, todo el mundo dando jabón a los tiranos por sistema. Ya está bien.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ana tienes mucha razón. Me indignaron las intervenciones de las tres señoras simpatizantes y que llamaran a Agustina "rebotada" sin conocerla para nada, Paloma Gomez Borrero se lució nombrando un libro que no había escrito¡Vaya profesional! Agustina sí que nombró lo que para mi tiene delito, porque es un delito y una gravísima injusticia: no dar de alta en la Seguridad Social a algunas de sus numerarias, porque trabajan en los clubs de bachilleres o de oficiales en sus delegaciones ( a las administradoras creo que ya les dan de alta y les suscriben un seguro, pero no sé detalles) El caso que yo conozco de cerca es: numeraria de profesión (aunque tenga una carrera universitaria), 29 años de servicio al opus dei, hoy por hoy enferma por adicción a los psicofármacos, no ha cotizado nunca a la Seguridad Social ni tiene curriculum profesional alguno.
Tú Ana tuviste la suerte de sacarte unas oposiciones y tienes tu medio de vida. Gracias por tu blog.
Ana A ha dicho que…
Al anónimo anterior, No sé quien eres ni se te has leído mi libro. No me valió da nada haber sacado unas oposiciones, te aseguro que en 2002 nadie daba un duro por la posibilidad de que yo conservara mi puesto y mi salud. El opus con ayuda suplementaria enmierdó bastante la situación.

Por lo demás, no es un caso que tú conoces, adicta a los psicofármacos y 30 años de trabajo sin cotizar. Hay decenas de mujeres en este país en esa circunstancia, ex numerarias y ex numerarias auxiliares.
Tapábamos la Castellana entre todos los afectados si nos lo propusiéramos.

Pero ¿dónde está toda esa gente y esas familias? es la gran pregunta que me hago, y lo que me indigna: la falta de indignación social por estas injusticias. Aunque es cierto que los aplausos del público en La Noria fueron para Agustina y MariaAntonia más que para las otras 3 indocumentadas.
Marina B. ha dicho que…
Ana, como soy seguidora de tu blog y suelo hacer comentarios, a partir de ahora soy Marina B.
Leí en la web "opuslibros" el capítulo que allí aparece y enseguida compré tu libro por internet. Lo leí tan deprisa y robando horas al sueño que se me escapan los detalles del intento de echarte del instituto. Lo volveré a leer. La verdad que tenía prisa por pasarle el libro a mi madre. Hay familias con bastantes miembros del opus, unos nos salimos antes, otros después y otros todavía están atrapados y sufriendo. Los hay que todavía no saben dónde están metidos, son supernumerarios que, como tantos otros, no conocen la dureza de la vida de los numerarios ni el verdadero rostro de la organización. Por eso no podemos hablar ni darnos a conocer.
Antonio M ha dicho que…
Pues yo siento decirte que Agustina me pareció patética y que me alegro de haber abandonado Opuslibros porque de coacción y manipulación saben mucho. ¿Dónde esta toda esa gente "rebotada"? Cada vez es más evidente que en Opuslibros hay algunos pero son los que hacen daño a los demás ex miembros con sus increibles historias y enfados, sois radicales, y el tono enfermizo huele a la legua y no pasa despercibido... ¿A qué si sabes dónde están los de los psicofármacos? Pero los ha elegido, os ha elegido, Agustina... no se han quedado precisamente con los mejores o los que podían hacer algo serio. Hubo un antes pero quería guerra sucia y es lo que da. ¿Va a ir el Opus a guerrear con una miserable a la que es mejor dejar que se descalifique ella sola. Muy tontos tendrían que ser. El día que vayan es que hay gente en Opuslibros con calidad, pero hoy ya no pasa. Esto es ya hasta aburrido y me hace gracia veros. Afortunadamente hay gente de bien que esto lo lleva bien y que no se lamenta de que cuatro voluntarias de esta guerra, con más desconocimiento que oficio, lo hagan de pena en la tele, ofreciendo una imagen patetica de los ex miembros. Esto sí que hace daño. ¿Pedimos responsabilidades a Opuslibros por dar esta triste imagen de lo que es un exmiembro? ¿Dónde estamos, te preguntas...? Donde no estamos, es la pregunta. Por favor, dejemos de pensar que Opuslibros es representativo de exmiembros porque sólo es representativo de un tipo de exmiembro bastante dañado y muy del psicofármaco. Os falta clase e inteligencia y no teneis nad amás que una rabia incontrolada. Hay que ser buenos, con mediocres no vamos a ningún sitio, por muchas clsecitas que des en tu pueblito.
Ana A ha dicho que…
Antonio M, tus correos son perlas para mí, porque me ahorras explicaciones. Eres una prueba fehaciente de que el síndrome de Estocolmo debe de cambiar de nombre y llamarse "síndrome de adicción al opus".

Y por cierto la línea que más me gusta es la última "las clasecitas en mi pueblecito". Os estáis cubriendo de gloria delante de un montón de gente, bastante más de la que se piensa el opus.

Así que en la próxima ocasión que salga Agustina en la tele estoy segura de que se va a hundir el plató del entusiasmo popular y la indignación ante el elitismo y el racismo propios de épocas pasadas.
Anónimo ha dicho que…
Ana: Te cae remal cuando alguien no esta de acuerdo contigo. Todo lo llevas al extremo como extremista que eres. Cualquier persona que difiera de tus puntos dogmaticos y deteriorados es un "adicto al Opus Dei", te caeria muy bien abrir los ojos al mundo y realizar de una vez y por todas que perteneces a un grupo mas bien pequeno y sicopata de gente amargada y vengativa que quiere muy poco ayudar a otros. Mas bien perteneces a un club de enfermizos que echan veneno en sus propias heridas para hacerlas peor. Un buen tratamiento te ayudaria y busca a quien quieras para seguirlo, le darias bastante trabajo e ideas nuevas a tu terapista. No se, tal vez la inspiracion a un nuevo libro, una nueva pelicula, o todo un nuevo sistema para curar tu enfermedad. Con suerte y tambien les dan el Goya.
Anónimo ha dicho que…
quería contestar a ese comentario tan agresivo de ese Antonio M.
He sido agregada durante casi 5 años, cuando salí tenía un cacao mental de no te menees, pero gracias a Dios el tiempo lo cura todo y pone todo en su sitio.

No salí con rencor, sólo pensando que esa no era mi vocación, aunque durante un tiempo no quería ver a nadie que oliese a opus, deje mi trabajo para airearme, nadie me hizo el más mínimo comentario de que lo dejara, yo lo quería dejar por no toparme con nadie opusino.

En cuanto la gente empezó a enterarse de que me había ido empezaron a dejar de saludar, especialmente supernumerari@s, pero como no me importaba en absoluto sino que para mí mejor pues no le dí ninguna importancia

Sigo "conservando" amistad con una numeraria, siempre me ha parecido buena persona y le sigo teniendo cariño. De temas Opus, prefiero no hablar nunca, pero si afirmo desde aquí y desde donde haga falta que son una secta y a raiz de esto quiero comentar el último episodio que he tenido con esta "amiga" numeraria.

Siempre me felicita por mi cumpleaños, mi santo y las navidades. Lo mismo hago yo con ella, bueno no del todo porque sigo sin saber cuando es su cumpleaños. El caso es que despues de mucho decirnos que a ver cuándo quedamos, me lancé y le dije de forma tajante, vale, quedamos mañana a las 11 en la gasolinera que hay cerca de tu casa, porque como vengo de fuera así te recogo y no entorpezco el tráfico. Ella me contestó que estupendo porque tenía todo el día libre, que le parecía muy bien esa hora. Así quedamos hasta el día siguiente.
Pero como yo ya me conozco los métodos opusinos, sabía que al final no quedaría con ella como al final fue. Excusa no por muy manida menos tonta, _ "ays, estoy encantada de quedar contigo de verdad, pero es que hoy me viene mal, llámame otro día y quedamos."

Qué queréis que os diga. creo que refleja muy bien lo que es el opus y lo que son las personas que están dentro del opus "Dei" Lo que le pasó a esta numeraria es ,me apuesto el cuello a pesar de que no tengo constancia de ello, que quería realmente quedar conmigo, pero lo comentó a su directora espiritual y le dijo que conmigo? por dios, no no vaya a ser que te diga lo bien que se vive fuera del opus. o vete tú a saber, en realidad prefiero no saber lo que se puede decir de mí en situaciones como esa. Tampoco creo que digan demasiado, gracias a dios estuve poco tiempo y en mi ciudad no hay muchos.

Como veis, no estoy dolida, ni resentida ni hablo mal de nadie, ni descalifico a nadie, considero que la vivencia por la que pasé es mi vida, mi historia, mi verdad y conforma lo que hoy soy. No me arrepiendo de nada de lo que hice, ni de cuando entré ni de cuando me fuí, y eso que yo me fui sin escribir la dispensa ni esperar al día 19 de marzo, caso que para muchos incluso los que ya se han ido sigue siendo pecado. Pero lo que yo he vivido me da para saber de lo que hablo y poder ser objetiva, no dejarme llevar por comentarios de otros, si no que tengo muy claras mis ideas. Cierto es que habrá personas resentidas y que exageran lo que hayan podido vivir para que su historia sea dramática, habrá otros que estén un poco cegados por la rabia y habrá otros, los menos, que estén a favor a pesar de todo. Pero los más son los que salen decepcionados, tristes, rabiosos, pero sin rencor, y cuando ha pasado el tiempo, se olvidan de la mala experiencia vivida y prometiéndo siempre que no dejarán que nadie de los que les rodean se metan en semejante tinglado. No es hablar mal, es no estar de acuerdo ni en los métodos ni en las formas ni en las contradicciones.

Un saludo

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA