Controles demenciales

Como el peregrino que descansa en frente de san Marcos...

A veces tengo la rara sensación de que me entienden mejor los niños del instituto que los adultos...

Volvéis, siempre desde el anonimato, lo que me provoca cierta pena porque se ve que hay interés pero miedo a manifestarse ni siquiera bajo un seudónimo, sobre si a las directoras de un consejo local se les leen las cartas y se escuchan sus conversaciones telefónicas.

Para entender el opus dei como para entender cualquier cosa en esta vida, y más si son cuestiones en las que el ser humano es protagonista, es preciso tirar las cuadrículas a la papelera. A lo mejor es la pregunta la que está mal planteada.

No soy ni pretendo el oráculo de Delfos. No tengo la perfecta respuesta del catecismo para todo, Ellos sí tienen respuestas enlatadas, aunque no deben ser tan perfectos sus catecismos porque cada edición del catecismo de la Obra corrige el anterior.

Tampoco estuve en el Opus Dei de paso, de reportera, como ha estado John Allen y el director de la próxima película There be dragons. Fui afectada por el sistema, me lo creí todo. Sólo después, con el tiempo, con muy malas experiencias, tropezando, luchando contra una arraigada credulidad e inercia, he podido entender qué pasó.

Para ello intento aprender de lo que otros ex cuentan. Intento reflexionar, deducir, entender. No lo sé todo, y según me voy enterando, estudiando, meditando voy diciendo. Muchas veces para contestar cuento una historia de la que espero que cada cual saque sus conclusiones. Ni siquiera en el opus bastan los aprioris, somos cada uno de nosotros "historias".

Ahora mismo sobre esa pregunta concreta de si a las directoras de un consejo local se les lee el correo y se escuchan sus conversaciones telefónicas no sé si eso es sistemáticamente así. Sólo puedo contar el ejemplo de Mari Carmen Tapia, secretaria de la asesoría en Venezuela. "Más que ella solo Roma". Fíjaos si tenía rango. Pues bien, no sé muy bien dónde y por qué nació la idea de hacerla caer, ¿quizás alguna envidiosa subalterna? en "Tras el umbral" nombra a una tal Eva Josefina Uzcátegui que por lo visto reportó en Roma lo que le dió la gana.

Cuando decidieron su desgracia la hicieron ir a Roma desde Caracas prácticamente con lo puesto, la llamaron de improviso: en cuatro días estaba montada en el avión sin el pasaporte en regla. La encerraron en Villa Sacchetti y el prohibieron comunicarse con el exterior. Concretando: cuando intentaba salir de su cuarto había una numeraria en el pasillo para disuadirla, no la dejaban ni salir a un patio a rezar el rosario. Vigilancia total.

Las directoras de Roma (una tal Mercedes Morado y Marlies Kucking) revisaban hasta la papelera del cuarto de baño. Le armaron una buena cuando descubrieron que por medio de una numeraria auxiliar caritativa había abierto un apartado de correos donde recibía cartas de mujeres del Opus venezolanas que le tenía sincero aprecio. En unos meses y del susto a Mari Carmen se le quedó el pelo blanco. Los improperios que recibió del Escrivá no son propios ni adecuados ni en mi pluma ni en mi blog. Están en su libro, y está colgado en opuslibros.org http://www.opuslibros.org/libros/Tras_umbral/capitulo_8.htm
Lo que esta mujer vivió en Roma es de película de terror.



En http://www.opuslibros.org/libros/Tras_umbral/capitulo_6_II.htm
dice que en los años cincuenta, viviendo el fundador, las numerarias que se ocupaban de la centralita de teléfonos de la casa central (cabinas) tenían que rellenar unas hojas a diario con todas las llamadas que había recibido cada uno de los habitantes. Tanto hombres como mujeres, que aunque en centros bien separados, la centralita masculina era también un servicio atendido por la administración. Incluso se anotaban las llamadas que no se habían pasado a la persona por el motivo que fuera, supongo que porque así se disponía y se indicaba. Esa hoja se entregaba cada noche.

Creo que ya cada cual se puede contestar sus preguntas concretas como más le guste.
De todo lo que cuenta mariCarmen Tapia, sí he aprendido hoy una cosa: que en un sistema fascista y represivo "la gente maja y simpática, abierta, liberal", como la propia Mari Carmen describe a algunas personas del opus dei, tiene tanta responsabilidad en los horrores como las cancerberas tipo Marlies, Encarnita Ortega o Mercedes Morado.

Porque ninguna de las testigos, viendo las injusticias y malos tratos a los que se sometió a esta mujer, salió en su defensa o decidió coger la puerta. Como mucho "sufrieron en silencio".

Comentarios

Concepción ha dicho que…
Quieres acabar con tu pasado, que fue el Opus Dei y además y para más Inri, reformar la Iglesia católica, nada menos.
¿Quieres mucho a Dios?
Isabel ha dicho que…
Es fácil entender que quienes damos el nombre real nos la jugamos. No podemos decir nada que no se pueda probar. Se prueba con testimonios o con documentos.

Pensando un poco, los anónimos, a veces podrían ser una trampa de respuesta, que no se pudiera probar.

Aprovecho para decir, que acabo de enterarme que Enrique Rojas ha pedido, ahora mediante burofax y no mediante abogado anónimo como hizo en Septiempre, a "J", el administrador de

http://www.doctorenriquerojas.com

que deje de airear verdades, utilizando fórmulas como que, no puede utilizar su lugar de nacimiento, ni la fecha, ni su nombre, ni relacionarlo con la pertenencia o no a determinada universidad, alegando que son datos de caracter personal sujetos a la ley de protección de datos.

No me he enterado muy bien de los términos todavía. "J" no ha dicho donde nació Rojas, ni el año, lo que ha hecho es copiar y pegar un documento o hacer enlaces a donde lo dice (también le solicita que quite los enlaces; se sobreentiende que no haga más, ¡claro!).

¿Cómo lo véis?

No creo que "J", tenga obligación de hacer lo que solicita Rojas, sino que es un intento de impedir la libertad de expresión. Quizás por ese motivo no ha empezado por otras webs o blogs o por mi misma, pero lógicamente hay que mirarlo.

Además de a mi abogado, Saturio tiene interés en consultarlo con el suyo y estoy pensando si sería buena idea hacer la consulta también en todos los blogs y webs de derecho que encuentre en internet.
Si conocéis alguna dirección/es, por favor nos las pasáis (siempre más ojos ven más).
"J", tendrá que tomar una decisión al respecto con la información que tengamos.

En mi opinión, Rojas está haciendo lo mismo que hizo cuando intentó quitarme de en medio. Meter miedo en mi entorno de lo que puede ocurrir si no se siguen sus instrucciones, para quitarme cualquier resquicio de apoyo que pueda tener.

No me cabe en la cabeza que este individuo pueda inundarnos diciendo que es catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid, siendo falso y "J" no pueda nombrarlo.

Aquí podéis ver que es el mismo Enrique Rojas, quien lo dice, sin que nadie se lo pregunte (columna del Autorretrato). Google:

EL DOCTOR ROJAS, EL DOCTOR ROSADO, Y OTROS MAULAS DE CUIDADO...

Pero el caso es, que Enrique Rojas, está - no sé si asustando sería la palabra correcta -, a "J".

Ana, si no te importa, cuando sepa más, lo diré aquí. Creo que no es plan que nos quedemos sólo con la copla que canta Enrique Rojas de "catedrático UCM", "prestigioso psiquiatra", etc., etc.
Y si intenta asustarte a tí, me lo dices porfa.
Muchas gracias! Un abrazo, isabel caballero

Pdta.: No sé si es una manía o un tic que se me dispara, ante las injusticias y la alevosía.
Enrique Rojas desde hace bastantes años, aparece con fecha de nacimiento 1949, incluso en su web. Diría que no es cierto, creo que hace más años, aparecía como nacido en 1947 y también creo recordar, que para averiguar qué era el Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas (es una sociedad mercantil), en el Registro Merc. de Madrid, solicité una nota simple y allí también decía que había nacido en 1947.
Anónimo ha dicho que…
Me bajé de opuslibros el libro de M Carmen Tapia. Me lo leí en una tarde y me quedé de piedra. La gente de Roma que presenció la encerrona y humillación a la victima estuvieron y estarán siempre ciegas y sordas porque sólo ven y oyen por los ojos y oídos del fundador en su momento y del prelado a día de hoy. Es el fanatismo puro y duro, el integrismo religioso, el comportamiento sectario, la adoración al lider.
Anónimo ha dicho que…
info interesante

http://foros.expansion.com/laboratorio/83996-opus-dei-mafia-economica-que-controla-banca.html
Ana A ha dicho que…
He leído el artículo citado.
Relacionar el opus con los judíos y la cábala me parece regar fuera del tiesto.
Lo de que son "un escriba al que seguían mles de fariseos" no está mal.
Y que su becerro de oro es el dinero no lo discutiré.
Que Enrique Rojas sea un personaje distinguido y ejemplar lo pongo en duda. Yo no veo ejemplar presumir de cátedras que no se tienen, incluso darse el gustazo de alardear sobre "las dificultades para conseguirla", es ya excesivo.
Ana A ha dicho que…
Isabel, pienso que lo que le han dicho a J son amenazas para amedrentarlo, y parar la bola de nieve que se le puede venir encima, porque como te salgan las cosas bien, a este le llueven los pleitos.

Hay mucho agazapado esperando ver en qué acaba todo...
Viendo el espectáculo.
¿Cómo va a ser privada una informacón que él ha puesto en sus libros? ¿estamos tontos?

Además nosotros que contamos la verdad "tenemos que andar probando con testimonios y con documentos"
¿qué documentos y qué testimonios tienen ellos para avalar todas las calumnias que me han dirigido y por dónde han ido soltándolas?
Si han dicho de mí "es una enferma" que lo han dicho, ¿alguien les ha pedido certificado médico que apoye esa afirmación?

Los del opus son geniales: ellos tienen intimidad y privacidad, los demás ciudadanos no. Mira que bien...


Le dice que quite la fecha de nacimento: se entiende es un dato que aclara la confusión con el psiquiatra famoso, de la que estoy segura también se ha aprovechado.
Yo misma tuve ocasión de comprobar este extremo...
Si yo fuera J me lo tomaría al contrario, el burofax prueba de amenazas y coacción y entorpecimiento de la libertad de expresión.
¿No es un delito del código penal?
Isabel ha dicho que…
Ana, creo que sí. Que mas bien es un atentado contra la libertad de expresión. Saturio me ha comentado lo mismo (está medio convalenciente de una angina de pecho, me ha dicho que es continuación del infarto que tuvo cuando se vio impotente para deshacer la fama que le proporcionó Rojas y sus consecuencias). Pero la web es de "J", Rojas ha solicitado a J que retire la información y es J quien tiene que decidir.

Para empezar, lo que Enrique Rojas pide que se retire (lugar de nacimiento y año), datos inocuos, que se pueden publicar porque están publicados en fuentes que la AGEPD, considera "fuentes accesibles".

Enrique Rojas mezcla la solicitud de esta información inocua, con la que verdaderamente le interesa q no se publique y también le prohibe que se pronuncie sobre "su pertenencia o no a determinada universidad".

También está publicado en "fuentes accesibles" que Enrique Rojas dice ser "catedrático de Psiquiatría de la Universidad Complutense de Madrid". Si es mentira ¿cómo se le puede prohibir a J que diga que no lo es, cuando es Enrique Rojas quien ha provocado que se tenga que deshacer el entuerto?.

¿Dónde queda entonces el Art. 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948?.

J, es la parte más débil (el q menos conoce sus derechos y el menos afectado por prácticas opus; creo q es una persona especialmente buena; de esas que se quedan muy lejos de acercarse al límite donde se puede hacer daño a los demás; si informa sobre Rojas, es en beneficio de los demás y no por hacer daño a Rojas).

De todos los que han subido algo a su web, sobre lo q a Rojas no le interesa que se sepa, J es el más fácil de tumbar. Ha empezado por él, después de que fracasara la mensajera que envió a opuslibros (me refiero a Blanca Anchón).

No sé si a Enrique Rojas le podrán llover pleitos, no creo:

1) La responsbilidad penal tiene un plazo de prescripción según delitos. En general, creo q los delitos que podrían ser imputableas a Enrique Rojas, prescriben a los 5 años (aunque no conozco a fondo qué delitos pudieran imputarle cada uno de los que se consideran afectados).

2) La responsabilidad civil termina a los 15 años.
- Los afectados deben tener alguna prueba para reclamar.
No es fácil después de tanto tiempo sin esperanzas.
- Cuando te sientes humillada, ultrajada, bilenpendiada... por un individuo que crees es "catedrático UCM" y no puedes hacer nada contra él, lo primero que haces es añicos cualquier cosa que te lo recuerde (yo lo hice, aunque tenía muy claro que si no se abría investigación de oficio, denunciaría hasta el final, aunque me costase la vida).

Pese a que soy un manojo de calma, me entraba un ataque de romper "papelitos de Rojas" conforme me los iba encontrando. En ese momento, no pensaba en la utilidad que pudieran tener. Creo que es lo único que he roto de rabia, en toda mi vida).

- Como lo que ha pasado es cierto, piensas que diciéndolo basta. Que todo el mundo te creerá. Y que son testigos sus secretarias, sus ayudantes ... y que nadie negará lo evidente (llegué a pensar q estarían en desauerdo con Rojas y me apoyarían).

Date cuenta que al que le ocurren estas cosas, no tiene ni idea del encubrimiento de unos Opus a otros, ni del voto-contrato obediencia.
Ni siquiera me planteé que el personal a las órdenes de Rojas pudiera ser del Opus. Ahora sé que sí. Ahora es muy tarde para subsanar algunos errores.

Con la cara que tiene Rojas (recuerdo su declaración en, Enrique Rojas: Pucherazo), si el afectado no tiene pruebas, es fácil que diga que no conoce/no trató a fulanito y se quede tan pancho.

No sé si sus monaguillos, en mi caso, han declarado bajo juramento u otra fórmula.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD