Los santos no tienen nombre






Creo que el nombre del colegio mayor atendido por el centro de estudios de auxiliares era "Castilla". No sé de geografía matritense, pero en efecto el Moncloa debió de ser el primer gran colegio mayor. Creo recordar que en un momento la casa de la administración estaba enfrente y debían de cruzar la calle para limpiar la residencia con todos sus trastos... No sé si finalmente hicieron un pasadizo subterráneo. Por cierto que los subterráneos son corrientes en las grandes opusconstrucciones, para pasar de un lado a otro, en especial de una zona perteneciente a la sección de mujeres (la administración) al centro administrado de hombres. Recuerdo el de Couvrelles, el "château", zona residencial, no admitía una casa pegada más moderna, puede que hubiera motivos histórico artísticos de patrimonio. Con lo que la casa de la administración, la escuela Dosnon, se construyó a unos cuantos metros de distancia. Era inevitable el pasadizo subterráneo...


Es genial como hasta en las construcciones reflejamos lo que somos... "Pasadizos secretos". La sede de Diego de León tiene su "cripta" subterránea donde están enterrados los restos mortales de los "Abuelos"... es decir de los padres del founder.


Me hacía pensar en novelas de mi adolescencia, los Cinco de Enid Blyton o los Siete Secretos. Sólo que no íbamos a la búsqueda de aventuras por el pasadizo, sino con nuestros cubos, fregonas, escobones a la multisecular y femenina tarea de dejarlo todo como los chorros del oro...


He estado leyendo a Alberoni, "Los envidiosos", ¡qué libro tan lleno de sugerencias sobre las motivaciones ocultas de nuestra actuación! Hace referencia a Ervin Goffman, el sociólogo que inventó el concepto "institución total". Precisamente lo hizo a raíz de una investigación que no gustó nada al gobierno USA sobre los asilos para enfermos mentales ("Asylums", 1962 en español "Internados" 1994). Otros sociólogos que han estudiado los fenómenos religiosos de nuestra época han utilizado esta herramienta de la "institución total":


"lugar de residencia o trabajo (añado, incluso los dos a la vez) en el que un gran número de individuos colocados en la misma situación, separados del mundo exterior por un período relativamente largo llevan una vida recluida cuyas modalidades son minuciosamente reguladas."


¿Se entiende que me haya dado gana de levantar la mano?


En esas instituciones, ya sea el internado, asilo, campo de concentración, se priva al individuo de la propia imagen habitual de sí mismo y de los instrumentos mediante los cuales puede conservarla. Se le afirma, por innumerables medios que no es nada, que no vale nada, que no tiene ningún valor, ningún derecho, ningún poder. Que es un simple objeto, idéntico a otros objetos, a merced del personal de la institución. Se anula así, todo el trabajo por construir una autonomía propia, una separación propia, un derecho propio de decisión.


Me parece que Goddman no tuvo la suerte de conocer nuestra hispana institución...Pero es difícil describirla mejor sin haberla visto. Y la señal que nos queda a los ex de aquello: no queremos dar nombres... no queremos personalizar, no queremos distinguirlos ni distinguirnos.

Goddman no conocía la letra oximorón de aquella "canción de Casa":

"tengo el derecho de no tener ya nunca ningún derecho..."


No obstante, Alberoni, nos dice a cualquiera que haya sufrido un"apisonamiento vital"

p. 97 de "Los envidiosos":


Ni siquiera en estas circunstancias extremas desaparecen ni el valor del hecho de ser uno el centro del propio universo, ni la energía que tiende a reconstruir los propios confines, las propias posesiones. El sujeto después de haber sido aniquilado vuelve a reconstruir la propia imagen de sí mismo, con una dignidad, un valor social...


La voluntad de afirmación nunca puede extinguirse; puede recusarse, aplastarse, mortificarse, o bien por propia decisión, abandonarse o renunciar. Actuando desde lo profundo de cada individuo, la voluntad de afirmación construye un territorio propio, cuya posesión pertenece a Sí mismo, territorio en el cual se le reconoce y se le respeta."


La gente que nos quiere y también nuestras aficiones, nuestras cosas, nuestro trabajo, nuestro jarrón sobre el escritorio, nuestros recuerdos, fotos, vivencias, ... y en mi caso la belleza del mundo en cualquier pequeño ser y pequeño gesto, en la sonrisa sincera de la persona más insignificante me ayuda ser yo misma. Si sigue habiendo belleza en esas pequeñas cosas, merece la pena luchar...

Nuestro ser está unido a nuestro tener, a nuestros tesoros.








Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Me vienen a mi memoria unas frases que repetía yo constantemente en la oración cuando era numeraria: "Señor no valgo nada, no puedo nada, no soy nada, no tengo nada....." era más largo pero no me acuerdo.
Posiblemente sea un punto de Camino o de algún libro de los que nos hacían leer. No sabían cómo convertirme en dócil numeraria, no consiguieron someterme aunque lo intentaron hasta el infinito y más allá, yo por supuesto intervine activamente en mi hundimiento como persona, me dejé cortar las alas porque creía que formaba parte de mi proceso de santificación. No tienes claridad de ideas. No te das cuenta de lo que realmente pretenden hacer con tu vida.
Yo me esforcé mucho por identificarme con el espíritu del Opus Dei, pero definitivamente me dí cuenta que me conducía a una tristeza cada día más profunda.
Salir del Opus Dei fue una tarea de titanes. Te quedas sin reflejos, te quedas sin fuerzas, has dejado que te anulen, les has entregado lo que nunca se debe entregar tu intimidad, lo más profundo de tus pensamientos y todo con la mayor inocencia y desconocimiento. TODO ESO QUE TE HACEN ENTREGAR LO UTILIZAN PARA GOBERNAR TU VIDA. LAS DIRECTORAS Y LOS SACERDOTES A LOS QUE TAMBIÉN TE HACEN CONTAR TUS INTIMIDADES LO HABLAN ENTRE ELLOS Y DECIDEN SOBRE TI.
Yo me acabo de enterar de que hacen esto y no me lo puedo creer.
Isabel C ha dicho que…
Me ha encantado la entrada de hoy, Ana.

De la letra de la canción de "marcha", impacta el adiestramiento,
"tengo el derecho de no tener ya nunca ningún derecho...".

De C.M. Opus, sólo conozco el Moncloa por fuera (del paso normal más bien en coche), pero me he acordado después que creo que hay un Santillana por la Autónoma (el Moncloa está en la UCM).
Anónimo ha dicho que…
Buenas. Interesante y esclarecedor.

http://www.elmundo.es/suplementos/cronica/2010/746/1264892403.html

http://blogs.periodistadigital.com/religion.php/2010/02/01/p262497#more262497

El tiempo nos va situando ante la realidad de las cosas. En el caso del Opus esperemos que la cuenta atrás haya comenzado.

Salud y libertad.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD