San Ignacio de Loyola


Primero, he perdido un comentario que hablaba del Titanic, lo siento. Por si lo quieres repetir.
Por diversos cauces me estoy topando sin pretenderlo con san Ignacio de Loyola, el fundador de los jesuitas. Más bien con lo que me estoy topando es con la orden que él fundó allá por el siglo XVI.
Supongo que para la inmensa mayoría de los católicos que se interesan por estas cuestiones el camino es el inverso al que yo he recorrido: se conoce a los jesuitas de toda la vida y luego se ve al "Opus imitador". La orden de san Ignacio tiene 500 años de historia, con sus luces y sus sombras, que ha dado santos, teólogos de primera fila, en el XX Lubac, Rahner, Theilard, Alfaro, Balthasar, Jon Sobrino, muchos de ellos condenados por la inquisición ahora llamado congregación para la doctrina de la fe. (Por lo que llevo leído da toda la impresión de que si te condena dicha congregación es un marchamo de garantía... porque con el tiempo, 25 ó 40 años la propia iglesia católica hace doctrina suya la herejía...)
Pero no se dedican sólo a las intelectualidades sino que tienen sus misiones en todas las selvas y países del planeta donde hay necesidades, y siendo los que dan ejemplo, no me sé los nombres de esos jesuitas.
Me impresiona grandemente que una orden compuesta sólo por hombres y por curas sea infinitamente más plural que el opus.
Porque lo que poco a poco voy descubriendo es que el founder escrivá quizo hacer su versión "mejorada" de los jesuitas. Los imitó en todo lo que pudo. En las prácticas piadosas, las medias horas de oración, el "silentium religiosum" de los jesuitas que empieza antes de acostarse y se termina después de la misa matutina, en el opus se llama tiempo de la noche; "el examen general es defensa y el particular ataque", palabras opus calcadas de ellos, la frase "Deo omnis gloria" es de los jesuitas, también la usa Escrivá, así como el "ad maiorem gloriam Dei". La letra aunque no la música, o al revés, de que los bienes de este mundo se pueden poner al servicio del camino hacia Dios. Escrivá ha cogido fenomenal y la transmiten que es un gusto la parte de la espiritualidad jesuítica que puede llevar a la falta de libertad, ese proponerse metas "ascéticas" de perfeccionamiento personal que distraen de vivir.
He perdido mucho tiempo fregando platos, pero no menos contabilizando absurdeces del tipo "mortificaciones en las comidas, si cogí la fruta que menos me gusta, o ¿viví el minuto heroico?, o "el espíritu de servicio" o las distracciones en la oración, o morderse la lengua, más de lo que la tenía ya mordida era muy difícil de conseguir. Intentar ir siempre en contra de tu personalidad, es un horror, y eso es lo que te enseñan en el opus: la anulación. Zombilandia. Por cierto que la mortificación de la sonrisa no tiene ningún mérito, se aprende con el tiempo ese rictus de Close up, y es algo mecánico.
Es el contraste más fuerte que veo entre los jesuitas y su espiritualidad jesuítica y los opus: Los primeros, siendo como son una orden que viene del siglo XVI son más porosos, están abiertos al mundo, a la evolución de las ciencias humanas y de las ciencias religiosas. Ellos mismos protagonizan los avances en todos los saberes, sin que sea algo fundacional, quiero decir, que me parece no se lo han propuesto en sus constituciones. Pero es un hecho que son competentes.
El opus lo tiene en sus reglamentos internos, desde aquellos famosos que estaban en latín de 1950 y que nadie conocía, el "apostolado dirigido a los intelectuales". No obstante son unos copiones de aquí te espero.
Es normal que sean copiones, no está permitida la "originalidad", va contra el "buen espíritu". No se puede sobresalir por encima del prelado, que por serlo ya vamos a verlo dentro de poco, tiene derecho a la aureola. Y ya vimos en el blog, (etiqueta fundador), adónde llegaban los estudios de teología del fundador: sencillamente no completó la licenciatura de nivel universitario y su doctorado en el Angelicum fue prácticamente "honoris causa".... Así que a poco que se esfuerce el numerario medio sobresale por encima de semejante curriculum teológico.
Los jesuitas plurales, hay diversos talantes, han tenido sus luchas internas, sus líos, en Opus reina la paz del cementerio. No dan qué hablar, todo se soluciona mandando a la gente al psiquiatra.
El "sentir con la iglesia", expresión de san Ignacio en su regla 13 también se repite en Escrivá.
Y luego muchos detalles de la nomenclatura interna: el prefecto de estudios, la ratio studiorum que es el plan de estudios de los numerarios, la casa de verano para pasar el "semestre de verano", el día semanal de excursión, Tomás de Aquino regla infalible e insuperable, (a día de hoy supongo que los jesuitas han superado ya este estadio), no a las "amistades particulares", evitar el apego a las cosas cambiando a la gente de habitación, el estudio como "norma de siempre", más bien de nunca ¿quién estudia qué en el opus?, también aquello de representar las escenas del evangelio, "meterse en ellas" dice Escrivá, lo saca de san Ignacio.
A día de hoy lo veo como un jesuitismo rebajado y podado de muchas de las partes más interesantes. Por ejemplo, el tema de las decisiones que enseña san Ignacio a tomar ponderando las diferentes alternativas en la presencia de Dios, si me importa la "cosa en sí" o un interés personal, este tipo de disquisiciones en opus sobran porque te lo dan todo hecho. Tú debes limitarte a "verlo en la oración" y asentir. Ya sea la elección de tus estudios, un consejo espiritual, un deshacerte de ropa, un cambio de encargo apostólico.... sea lo que sea. "Sí bwana," porque los dires tienen la gracia de estado. Es la infalibilidad papal en "todos los momentos y circunstancias de tu vida". Por eso al salir de ahí es tan difícil decidir.
También el feroz proselitismo escrivariano que lleva al "pájaro que veo pluma que le arranco", yo he oído esta expresión a las directoras en charlas sobre apostolado, es propio opus. Los jesuitas son capaces de decirle a un posible candidato que se plantea hacerse jesuita para servir mejor a Dios que no es necesario, que se quede mejor como cura en "medio del mundo".
Importante también que en los jesuitas se distingue el director de ejercicios, con el que se tienen si se quieren confidencias más personales y se puede hablar con entera libertad, del rector, que es el que dirige la casa en los aspectos externos. Y los dos temas, lo que uno lleva en el alma y lo que tiene que ver con la organización de un sitio donde vive mucha gente, no se mezclan.
En el opus es el totum revolutum de arriba abajo. A todos los niveles, los de arriba lo saben todo de todo de sus súbditos, del derecho y del revés. Y no sólo del súbdito sino de la familia, parientes y amigos. Es impresionante la cantidad de información que manejan de la cantidad de gente. Para coordinar eso tienen trabajo.... Ahí están los hilos difíciles de cortar... porque saben tus filias, tus fobias mejor que tú, que ni te has parado a pensar en ellas.
Jamás un director opus rectificará nada. Las decisiones no las toman nunca solos, siempre en grupo, Y son palabra de Dios. Al pie de la letra.
Con esos mimbres de falta de libertad pretenden conquistar Roma. Parece ser que lo están consiguiendo, calladamente, infiltrándose lo más que pueden en el Vaticano en todas las comisiones. Como la pertenencia al opus no es manifiesta, genial. Porque un jesuita se sabe qué lo es, un dominico lo mismo desde el primer día.
Estos no se sabe, se va sabiendo y te enteras cuando ya no tiene remedio.
También tienen su universidad pontificia... . Como los opus están acostumbrados a no salirse de la fila, no les van a dar trabajo a la congregación para la doctrina de la fe.
Así que señores todo del revés en la iglesia católica, los grandes teólogos, los intelectuales cristianos de verdad: Lubac, Theilard, Congar, H. Küng, J. Sobrino, Casaldáliga....etc...etc todos han tenido que sentir el aliento de la persecución inquisitorial en el cogote. Les han dejado sin sus cátedras a muchos de ellos antes o después.
Y los Opus, con su gnosticismo, con su creerse superiores a los demás católicos, con su "fidelidad a la iglesia" de boquilla, con su amor al dinero y al mando, con su destrozar tantas familias y llevar tanta gente a la locura... ahí están en la cresta de la ola.
Vivir para ver y soportar....
Por cierto, iluminación propia de escrivá ¡que hubiera mujeres en el opus! eso no lo copió de los jesuitas. Mujeres que "compartieran el mismo espíritu", es decir el fanatismo, y le sirvieran con ese toque que sólo nosotras sabemos dar... No era tonto ni nada.... ahí vino el invento de las numerarias y las sirvientas. Y durante décadas esa ha sido y sigue siendo la función de las mujeres en el lado oscuro. Los jesuitas se tienen que conformar con "fámulos", que no tienen tanta gracia ni "son las hijas pequeñas del padre".

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Muy bueno tu escrito acerca de los Jesuitas. Que se sepa, a día de hoy, la orden y la prelatura no pueden verse. No se llevan nada bien. Decía que ahora mismo quien se enfrente con el Opus Dei seguramente lleve las de perder. Creo que es como escupir hacia arriba que después te cae encima. Sin embargo, al igual que con el Titanic, cuyos creadores pensaban que se trataba de un barco indestructible que no podría hundir ni Dios, se hundió,partiéndose por la mitad, en aguas profundas y gélidas. Es una buena metáfora. Pienso que... tiempo al tiempo. La Historia lo demuestra, su áliado es el tiempo. Si el Opus Dei hace tanto daño y realmente no es una obra divina, sino más bien dividida, llena de soberbia e hipocresía que sólo ambiciona poder, le pasará lo mismo que al barco magnífico. Caerá por su propio peso. Ellos que tanto resaltan la soberbia y los defectos ajenos, que se apliquen el cuento. No son el eslabón perdido de la Iglesia, nunca lo han sido y nunca lo serán. Y Dios sí está arriba. Ánimo Ana. MT.
Anónimo ha dicho que…
En mi familia el Opus Dei no sé cómo entró pero sí sé después de años los resultados funestos de su influencia. Mis padres, especialmente mi madre, ha confiado ciegamente en esta institución hasta que se le ha caído la venda. Ahora sabemos cómo termina una numeraria entregada al 100% a los objetivos de santidad y apostolado que exige el Opus Dei. ADICTA A LOS PSICOFÁRMACOS Y DESTROZADA.
¿el mejor sitio para vivir y para morir? Vaya mentira más gorda que nos hizo tragar el opus dei a los que ingenuamente caímos en sus redes. Yo estuve 11 años y no acabé en el psiquiatra de milagro, conseguí salir con 27 años y empezar de cero, pero una de mis hermanas lleva 30 años y después de ir de psiquiatra en psiquiatra, diez años tomando psicofármacos, ahora es una enferma de adicción y ha perdido todo el sentido de su vida.
Isabel C ha dicho que…
No se le pueden quitar a los jesuitas, sus méritos. Lo que han hecho por la cultura y a nivel humano por las gentes, para mí, es lo que cuenta.

Pero tampoco los dejo sin culpa. Sin conocen qué hace el Opus, aunque sea escupir para arriba bien podrían haber hecho y hacer mucho más.
O acaso nosotros no escupimos para arriba y tenemos mucho más que perder, menos fuerza y menos apoyos que los Jesuitas?

Porque sean Jesuitas (en este país todos los que rezan siempre han tenido privilegios) ¿creéis que pueden jugar lo mismo que juega el Colegio de Médicos o la UCM, por ejemplo?

¿Dónde se aplica v/evangelio?.
Que yo sepa, el evangelio cuenta que Jesús denunciaba todo lo que le parecía mal. Si los Jesuitas no se llevan con el Opus, será que muchas cosas les parecen mal.

No se trata que peleen por más logros para su orden sino que intenten impedir atropellos que conocen.

Creo, q es la regla que debería mover el mundo. Todos contra las injusticias estén donde estén y sean del signo que sean.
Isabel C ha dicho que…
2º anónimo, entonces tú has entrado con 16?.
Eso es lo que no entiendo. Decís que no se puede entrar hasta los 18.
Me interesa el proceso psicológico, paso a paso, por el que dejáis de admirar unas cosas y pasáis a admirar otras.
¿Lo recuerdas?

Montserrat en ol dice más o menos, "A mi hijo le congelaron los sentimientos".
Anónimo ha dicho que…
Isabel C., efectivamente con 16 años me dijeron que tenía vocación de numeraria y que la vocación la daba Dios y no se podía dudar de ella, una vez decías "si" era para siempre.
Me dijeron que la Virgen era también muy joven y también dijo "fiat" "hágase".
Los demás pasos que siguieron al primer "si" eran meros trámites que exigía la Iglesia (la oblación con los votos temporales de castidad, pobreza y obediencia, la renovación cada 19 de marzo durante 5 años y hasta la fidelidad=votos perpetuos) A mí me lo explicaron así, nadie me sacó de dudas, que las tuve y muchas, mis padres y mi mundo los tenía a 300 kms. y además también te decían que los "TRAPOS SUCIOS SE LAVAN EN CASA". Formaba parte de la entrega desprenderte de tu familia y amigos de la infancia. Osea INCOMUNICACION.
Estamos hablando de los años anteriores a la PRELATURA, después me parece que en este tema se maquilló lo de los votos diciendo que era un contrato pero creo que a efectos prácticos, siguen igual.
A los niños y niñas que captan con 14 años y medio les llaman aspirantes y seguro les gravan la conciencia como hicieron conmigo. No creo que dejen "discernir". No tendrían vocaciones si dijeran las cosas claras.
Ahora sé que el opus dei sí que considera de puertas adentro que estás en período de prueba y si no te ven apta para esa vida dicen "mira esto no es lo tuyo" pero a mí NO ME DIJERON "tranquila que tienes un tiempo para ver si lo tuyo es ser numeraria, podrás pensar si eres féliz en esta vocación y si no te vas y seguimos tan amigos".
El "SI" primero era para siempre y a partir de entonces tenías que rechazar cualquier duda sobre tu vocación como si fuera una tentación del demonio. A través de los MEDIOS DE FORMACION te iban gravando la conciencia hasta unos límites inimaginables. Trataban de someterte y modelarte "COMO BARRO EN MANOS DEL ALFARERO". Es difícil entenderlo si no has pasado por ello. Yo ahora no me explico cómo entré en ese juego y como duré 11 años. Cómo no fui capaz de decir NO el 19 de marzo de cualquiera de los 5 años que "renuevas" el compromiso. Tenían todo muy pensado para que hicieras el curso de retiro antes de esa fecha y otra vez me volvían a convencer.
No eras libre para irte porque ya te habían metido el miedo en el cuerpo, "TU FIDELIDAD ES TU FELICIDAD". Si te ibas además de ser una traidora nunca más podrías ser féliz para el resto de tu vida. YO ME LO CREÍ y por eso estuve tantos años.
Isabel C ha dicho que…
Muchas gracias anónimo. Tengo claro lo que te dicen pero me interesa más el proceso por el que tú no dudas que están en lo cierto.

Me quedo con los dos primeros puntos de tu mensaje (lo que viene después creo que es una consecuencia de lo que vino antes).
Parece que tu educación daba por cierto a piés juntillas que lo que decían los adultos (al menos los adultos con cierto carisma o a los que otorgabas cierta categoría... o cuando se trataban ciertos temas), como si no tuvieras criterio ante ellos (también hay que tener en cuenta el año y el país para mejor entender).

Otra ayudita es la fascinación (la virgen también hizo lo mismo que tú debías hacer, pero la virgen te fascina por tu educación; te habían enseñado a imitarla siempre).

Me interesa mucho el tema. Supongo que con todo lo que hay escrito sobre el opus, este proceso estará descrito a partir de una buena muestra.
Anónimo ha dicho que…
Isabel C., en mi caso la adulta que me planteó la vocación era mi profesora de dibujo. Yo la tenía idealizada, era guapa, muy bien vestida, la típica numeraria joven que llega nueva al COLEGIO DE FOMENTO y te dá la asignatura que más te gusta. Luego te la encuentras en el club y te hace caso y te pones enferma y te viene a ver a tu casa. Luego te la ponen de tutora y conoce todo de ti y lo mejor de todo es que mi madre estaba de acuerdo en que me plantearan la vocación porque era supernumeraria convencida. Ahora ya va dándose cuenta de las consecuencias de haber creído en esta institución. De los 6 numerarios que fuimos ya no queda ni uno.
Isabel C ha dicho que…
Si te sirve de algo, muchas de nuestras madres se han equivocado mucho. La mía nunca tuvo criterio propio (lo tuve yo y siempre me penalizó por tenerlo).
Te duelen tus años perdidos (¡a quién no!). Me gustaría ayudar a que tu caso no se repita (supongo que conoces las limitaciones de mi conocimiento sobre el Opus). Si se te ocurre algo o crees que puedo ayudar/te en algo, pídele a Ana mi correo.

Tengo la impresión que las madres son más generosas para el Opus con sus hijas, que con sus hijos.

Creo que dijiste que tenías una hermana que estaba dentro medicada como una zombi. Si es así, lo único q te puedo decir con conocimiento, es q no permitáis q la lleven a la consulta de Enrique Rojas. Hay una entrevista por ahí, donde se jacta de aplicar una especie de electrochoks moderno que no necesita anestesia (por supuesto, Rojas dice que tiene muy buenos resultados).

Y si esto de la hermana hecha polvo no lo has dicho tú, lo ha dicho otro anónimo.
Los tratamientos psiquiátricos no se inventaron para "perseverar en el Opus" o para hacer cambiar a la gente de opinión.
Anónimo ha dicho que…
Tambien hay un pasaje muy ilustrativo en la obra de Joyce The Dubliners, titulado Grace, quiza en la linea que comenta el articulo. Supongo que lo conoceras. Salud
Anónimo ha dicho que…
You'll want to add a facebook button to your blog. I just bookmarked this article, although I had to complete it manually. Simply my $.02 :)

- Robson

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA