Toda la información revuelta y cuanta más mejor es lo propio del Opus Dei

Debo reconocer que no me he leído la carta de octubre del prelado del Opus Dei. Le he echado un vistazo en diagonal.

Puede que logren con ella engañar a altos eclesiásticos sobre que efectivamente en el Opus se respeta la separación entre el gobierno de las personas y las cosas ( las decisiones que conciernen a la organización del Opus Dei como  grupo, quien vive donde, quién es director o directora, asignación de tareas diversas de organización y "formación") y la dirección espiritual. No hay separación ni la hubo ni la habrá entre estos aspectos, la no separación y el hecho de que los directores del Opus Dei tienen la mayor cantidad de información sobre asuntos tanto espirituales, como psicológicos, como biográficos, familiares, laborales, económicos de todos y cada uno de los miembros del opus dei es fundacional.


El Opus Dei creció desmesuradamente, con un crecimiento que posiblemente Escrivá ni nadie podía prever alrededor del fundador. Al principio, durante la guerra civil, eran prácticamente un grupo de dirigidos de Escrivá, cura con ambiciones, pero que no tengo muy claro si sabía a donde iba. A dónde no quería ir si lo sabía, no quería ser cura de pueblo normal. Pasó por el seminario por "ruina" de la familia. Y una vez que se vió cura eso de ser como los demás y en lo bajo de la escala eclesial no podía ser.

Así que empezó a reunir gentes, sospecho que a imitación de otros, particularmente un gran imitado suyo fue la Asociación Nacional de los Propagandistas de Ayala, otro el padre Poveda, el de las Teresianas, quizás también los jesuitas con aquellos grupos que tenían para jóvenes en los años 30, las congregaciones marianas.... un refrito de todo lo que le convencía. El Opus Dei pasó por diversas etapas, una decisiva fue cuando decidió integrar mujeres para limpiar y cocinar, no al estilo de los frailes, eso de no parecer frailes lo tenía como una auténtica fobia. El quería parecer "aristócrata". De ahí los "aristócratas del amor", que no lo éramos, y los "aristócratas de la inteligencia", que todavía lo éramos menos.

Pero los aristócratas "tout court", los que tienen castillos, servicio, títulos nobiliarios, linaje, escudo, tierras, eso eran los verdaderos aristócratas que este hombre admiraba y a los que quería parecerse. Hay que ser patán, aunque España esté llena de patanes con ínfulas aristocráticas, no por eso dejan de serlo menos. En resumen, que las mujeres llegaron al Opus Dei porque lo propio del aristócrata es que le sirvan la mesa y que la ropa esté planchada, y la casa en perfecto estado de revista "por manos de mujer", que como todo el mundo sabe, son las más apropiadas para ese trabajo. Sin vuestras hermanas los centros de la Obra parecerían cuarteles o conventos. Algo así decía.

Y junto a la emulación de la aristocracia disimulada con los complementos "del amor" y "de la inteligencia", una constante de este señor que debe de haber ido a parar en el otro mundo a la "sección de tiranos", (si esa sección está en el cielo yo ya no sé qué es el cielo), es la obsesión por el control. Un control enfermizo de todas y cada una de las personas que le rodeaban. Y eso es también fundacional. Es decir, una constante. Los detalles espeluznantes los da Carmen Tapia en su libro, que fue directora en Roma. Y luego "presa" de Escrivá.

El control exhaustivo de las personas como se lleva a cabo en el Opus Dei  no tiene réplica. Hay sistemas políticos que se le parecen, pero esto es una estructura pseudorreligiosa, y todo lo religioso es más complicado y más pegajoso en las personas. Estamos hablando de convicciones hondas, de fe, de sentimientos ancestrales, de tradiciones de un pueblo, de cultura.... quiero decir que el fascismo opusino cuando se ha padecido es mucho más difícil de quitar que el fascismo hitleriano, franquista o mussoliniano porque te impregna hasta lo más hondo.

El Opus Dei no va a renunciar al control del último recoveco existencial de sus miembros. Ya puede el Prelado escribir la carta de octubre de 2011 y mil cartas más desdiciéndose, donde dije digo Diego. Pueden decir misa cantada si quieren, pero no van a cambiar ni una coma ni una tilde de la ley. De su ley. Es su secreto y su esencia.  Para conseguir dinero y poder en el grado, modo y manera que les es característico y por los cuales muchos les envidian ya que les gustaría tener ese mismo dominio sobre los demás, es preciso dominar las conciencias, los sentimientos, las intimidades, la privacidad hasta donde ni uno mismo sabe. Y las cuentas corrientes y herencias.

No nos vamos a tragar esa milonga de la "separación". Ahora, después de todo el tiempo perdido, de todas las vigilancias, cartas abiertas, conversaciones telefónicas escuchadas, cajones que te abren para ver que tienes, documentos que te sustraen para no dejarte salir de Roma por poner un ejemplo, conversaciones con nuestras familias a nuestras espaldas, aleccionamiento de los médicos y psiquiatras antes de que llegue allí la "paciente", conversaciones con los curas para sonsacar lo dicho en los confesonarios, chismorreo y chivateo por pasillos, calles y plazas de ciudades a ver donde va menganica y con quien habla zutanica.... ¿A estas alturas va la Gestapo opusina a pedir perdón por todo ese ataque a la intimimidad y toda esa manipulación y va a dejar de hacerlo? cuando vigilan a las gentes incluso cuando ya se han ido del Opus Dei, no sea que alguien se vaya de la lengua.

Toda mi vida me acordaré que en mis últimos tiempos en el Opus Dei tenía que tener mucho cuidado cuando iba a visitar a determinada persona en Ubeda, porque las jefas de Granada me lo habían prohibido. Y las supernumerarias de Ubeda se dedicaban a vigilar la casa de esa persona. Móvil en mano, para ver si llegaba y cuando llegaba, y reportar rápidamente a las grandes jefazas. Una vez iba en coche hacia Beas de Segura y pasaba por Ubeda, entré en la ciudad por un "mandado". Me vió una supernumeraria y casi que la veo marcar el número de Granada. El Opus Dei es un "correveidilismo" de muchísimo cuidado. Y tienen mucha gente ociosa dedicada a vigilar que hacen los demás y a meterse "con gracia" en lo que no les concierne.

Tengo entendido que  los numerarios que llegan al colegio romano deben entregar en dirección el pasaporte.  Las puertas se cierran a cal y canto por la noche en todos los centros, no se sabe si para que no salgan las que están dentro o no entre la que se ha quedado fuera. Estamos hablando de personas mayores de edad, ni siquiera tienes la libertad de llegar tarde a tu "propia casa", y no decir donde has estado. Todas estas cosas no van a cambiar nunca.

El Opus Dei sin control no es Opus Dei. No tendría ninguna chispa ser directora y subir en la escala, tener la confianza de los de arriba, que es con lo que llena su vida la numeraria media, ya no sería el norte y afán de nadie. No estarías en la pomada, ni participarías del "poder". Tan sencillo como eso. Todo lo demás que hacen, poner colegios, clínicas, universidades, ahora parece que también se ocupan de recoger el dinero del Domund en España y dirigir las "misiones", todo, absolutamente todo va dirigido hacia el mismo fin. Y si alguien sigue dentro y se piensa que está haciendo otra cosa que no sea colaborar con la extensión de una secta obsesionada por el control de las personas, que se vaya desengañando.

Para hacer el bien en este mundo los sistemas hitlerianos están de más.






Comentarios

Magí Ribas Alegret ha dicho que…
OPUS DEI Y DOBLE PERTENENCIA

A la vista del control que la secta ejerce sobre sus acólitos, y la intensidad de los vínculos de disciplina y obediencia, cabría cuestionarse la idoneidad de tales individuos para el ejercicio de funciones con marcada obligación de imparcialidad, como es el caso de los que intervienen en la administración de la Justicia. Con estos mimbres, en caso de conflicto que prevalecerá, ¿el compromiso contraído con la Obra o el juramento o promesa al Estado?
Anónimo ha dicho que…
¡Qué asco! El día que se destape la olla...

Juan Pablo II miró hacia otro lado con Marcial Maciel. ¿Hacia dónde mira Benedicto XVI?

Espero que tenga valor.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/EE/UU/juzga/obispo/proteger/cura/pederasta/elpepusoc/20111015elpepisoc_7/Tes
Gica ha dicho que…
Sí, Magí! I qui demanarà a la jutgessa, la Il·lustríssima Senyora OLGA MARTÍN ALONSO si és de l'Opus Dei?
És evident que fa una pudor, tot plegat...
Salutacions.
Vicenç Mengual i Casellas ha dicho que…
Para Anónimo:
Wojtyla no miró hacia otro lado con Maciel, sinó que lo besó y todo. Hay fotos en Google que lo confirman. En este enlace puedes ver una: http://lasantaculpa.blogspot.com/2011/05/el-vatica-santifica-els-amics-dels.html
Y la olla ya hace tiempo que se ha destapado (relaciones de amistad del Wojtyla con el asesino Pinochet, por ejemplo, premiadas con la beatificación...). Tienes razón: un asco! Lo que pasa es que mucha gente lleva una venda en los ojos y ni puede ni QUIERE sacársela para poder ver.
José ha dicho que…
Ana, soy José otra vez. No he podido reisitir la tentación de enviar esta dirección web:

http://www.bbc.co.uk/spanish/specials/1428_od_radiografia/page3.shtml

La verdad es que tras su lectura creo que cualquier persona mínimamente inteligente que lo lea detenidamente, lo último que hará es hacerse numerario del Opus Dei.
Anónimo ha dicho que…
estoy de acuerdo con todo lo que dice este escrito como ex del Opus Dei gracias por ser tan valiente.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA