Monjas disfrazadas

















El último envío de Guillaume que recoge el documento llamado "Espíritu" que Escrivá entregó al obispo de Madrid, Eijo y Garay para que lo guardara en el archivo secreto diocesano, me parece pornográfico. "Todo lo que quisiste saber y nunca supiste". El tema del anonimato al que tantas veces nos hemos referido, que no se saben quiénes son, que no quieren que se sepa, que no se sabe donde están los centros, que denuncian si revelas sus nombres....etc. no era puro capricho. Estaba previsto "fundacionalmente".

http://www.opuslibros.org/libros/Reglamento1941_comentarios7.htm
¿Qué es una numeraria del Opus Dei?  creo que se puede contestar tranquilamente "una monja disfrazada de seglar".
En el caso de las numerarias que no hemos ocupado puestos relevantes en la sociedad era una situación muy extraña. Se entiende que en el caso de todos los hombres del Opus Dei de los que he hablado a lo largo y ancho del blog que fueron célebres por banqueros, ministros, catedráticos... el ser un "fraile disfrazado de seglar" obedecía a una estrategia planificada, ocupar los puestos sin que se supiera en principio que había una "orden religiosa" detrás interesada en imponer sus consignas a todos los ciudadanos desde ese puesto. De cara a tranquilizar la conciencia, "para poner a Cristo en la cumbre de las actividades humanas", en la realidad, para obtener poder. Y así "recristianizar". Todo una farsa, no es desde el poder desde donde Jesús predicó su evangelio.

Se ve como las mujeres fuimos adyacentes al proyecto inicial. En la España en la que nació el Opus las mujeres ni pinchaban ni cortaban en la sociedad. No fue para llevarnos también a nosotras a las "cumbres" por lo que Escrivá empezó a buscar mujeres. El desarrollo espectacular y el éxito del Opus Dei con la mujeres pienso que no se lo esperaba ni el propio fundador. Primero todas las que entraron de criadas gratis, luego las que habían de dirigir a esas criadas, numerarias, luego las mujeres de los ministros y hombres de negocios relacionados con el Opus, luego las hijas de toda esta gente para alimentar la "nomenclatura interna", los mandos. Y cuando empiezan a poner colegios en los años sesenta, es cuando empieza a llegar el aluvión, los "derrubios".
No diré los desechos porqué tampoco lo somos por no "aspirar a" las altas cumbres sociales. Pero sí está claro que no pintábamos gran cosa en la estructura de poder que es el Opus Dei. Nuestro papel era de esclava. En el orden que fuera, o como directora, como administradora, como profesora en un colegio, como oficial... Con los años hay más numerarias en otros trabajos que no son internos a la estructura del Opus, pero son minoría.

Y de todas formas siempre están las consignas opusinas que cumplir. Ayer mismo ví a una numeraria médico de un pueblo de Andalucía "dando testimonio contra el aborto". ¿Sabrán ya en ese pueblo la condición de nume del médico de cabecera?

 Es otro de los roles que tienen hoy los miembros del Opus Dei, animar "secretamente" los debates televisivos. Secretamente porque en ningún momento se anuncia que tal médico, o tal abogado, o tal productor tan "enrollado" pertenece.... no se dice, pero ellos van siendo el resto de Israel que nos queda en España para entretener a la audiencia con las posiciones retrógradas más radicales en cualquier asunto. Y estos temas en los que es cuestión de la sexualidad femenina son capitales para los hombre y mujeres, sobre todo para las mujeres del Opus Dei. Ellos salen como los grandes protectores de la mujer y de la vida. Es curioso observar que nunca han estado a la cabeza de las denuncias en contra de los males que afectan hoy a la humanidad y que son retos éticos de carácter planetario, como la ecología, la protección de la naturaleza, de las especies y su diversidad, o las amenazas de la sociedad tecnológica.... En todo esto no tienen casi nada que decir porque no se han puesto a pensar en ello, no tiene relación ninguna con su "mundillo" de intereses.
Yo misma reconozco que me falta mucha formación y camino que recorrer en cuestiones éticas globales, tantos años sólo preocupada del aborto, la contracepción, el divorcio,....hacen el efecto de una bomba de vacío en los sentimientos morales. A estas cuatro cuestiones se reducía la "formación moral".

Hay quien llama a estos opusinos que no dan la cara de su pertenencia "católicos vergonzantes", pero la palabra no es vergonzante, puesto que es una estrategia de marketing. Prevista desde hace 70 años, el disfraz para "caer" bien, ser moderno en la pinta y muy retrógrado en el mensaje.
Y Escrivá lo previó todo, que la vida de los miembros de su Obra era de religiosos, pero que no debían ir vestidos como tal, que las casas no debían de parecer conventos, de ahí que en las grandes manifestaciones católicas donde se ve a los distintos grupos capitaneados por carismáticos, neocatecumenales...etc, nunca se vea a los Opus bajo una pancarta. Aunque sean ellos los principales organizadores de la movida. Desaparecer, estar en la sombra.
Acuñó  palabras para camuflar el "secreto", la traducción al lenguaje interno de "secreto" es la "humildad colectiva" que nos predicaban, sería orgullo mostrar que los miles que han llenado la Castellana en determinados momentos o la plaza del Vaticano han sido movilizados por el Opus Dei. Movilizamos como nadie, pero somos humildes colectivamente por eso no lo reconocemos públicamente. Y todo es "espontáneo" y natural.

También estaba previsto que no se dan números de socios, ni se dice a los "extraños" quien pertenece. El club de tenis, que decía López Rodó cuando le preguntaban sobre el particular. ¿Qué club de tenis prohíbe a sus socios comunicar los nombres de los demás socios?
No llevar hábito, cuestión difícil. En Pamplona ciudad pequeña, nos reconocíamos numerarios y numerarios a metros de distancia. Se ha hablado mucho de las "pintas" características de los entonces llamados "pitufos", todos iguales y un poco infantiles.

Y el detalle de que no se informa a la autoridad civil de todas las disposiciones internas del Opus Dei, sólo a la eclesiástica, aunque tampoco porque como dice Guillaume sólo el obispo de Madrid tenía conocimiento de estos reglamentos que ahora salen a la luz.

Desgarrador el punto 20, la obra tiene todas las características de una familia SIN NINGUNO DE LOS INCONVENIENTES DEL AFECTO PURAMENTE HUMANO....esto me ha parecido lo más impactante. No hay que quererse, el afecto es peligroso, efectivamente, así lo lo viví, y cuando alguien te daba la espalda aunque hubiéramos compartido años la misma casa lo encajaba de maravilla. Eramos un ejército....inhumano a más no poder.

Estaba previsto por el fundador que en el DNI los numerarios pusieran el domicilio de la propia familia, para disimular, y que no fuera oficial de ninguna forma que vivían juntos.





Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD