Memorables ministros de educación

No me mandéis links a sus páginas, no las voy a sacar. Gracias por la info, ya sé que un super o nume muy bien parecido al que le parezca bien, es la imagen de no sé qué campaña publicitaria en el metro de Madrid. Y que su web se alegra de esta santificación del trabajo y de la belleza masculina de sus miembros.

El navarro que aprovecha la navidad para sacar el enésimo libro sobre los monarcas, en la línea de Pili, lo veo más como postulador de la causa de beatificación del Borbón que como investigador serio de los recovecos y pliegues de la vida de nuestro rey.

Lo de la catequesis en Zas, municipio coruñés por las monjas ultraconservadoras, pobrísimas, que viven de la limosna, y utilizan un libro de Casals. Es una editorial opusina hasta donde yo sé, son ellos. Tétrico relato de extremismo religioso, al menos los padres han reaccionado y se han unido. No como otros padres que se creen que cuanto más disciplina religiosa en el colegio mejor será. Mi madre fue una de tantas que pensó que el extremismo religioso opusino, la sana doctrina y la vida dura me vendrían bien. No sé porqué nos seguimos empeñando en lo mismo, nos dejamos engañar por el cuello blanco y despreciamos a la gente humilde. No queremos que nuestros hijos se junten con "vete tú a saber quien..." en el colegio público. Y el peligro no está en los colegios públicos, en ellos en general corre el aire, se puede hablar de las cosas.

El ministro que más me concierne por mi trabajo me tiene harta. Nos da la patada en el culo a los de filosofía en los institutos sin que le importe nada, apisonando, al estilico del gobierno.

Me han contando venturas y desventuras de algún ministro de educación de los últimos tiempos de la dictadura franquista. Eran inútiles pero te hacían reír, y se merece un post porque pone en su biografía que era Opus. Qué listo, fue catedrático de mineralogía y rector en Salamanca. Las lumbreras españolas, que llegan al ministerio y sin encomendarse a Dios ni al diablo se arrancan con una reforma. En este caso la reforma de Julio Rodríguez, q.e.p.d. consistió en empezar el curso en enero y acabarlo en diciembre. El calendario juliano le llamaron. Y a él "el cateto de Armilla". Aquí a propósito de su entierro se cuenta que fue catedrático en Navarra, amigo de Carrero Blanco como otros Opus (Laureano López Rodó), enemigo de Arias Navarro y miembro o simpatizante de Fuerza Nueva. Fuerza Nueva para las nuevas generaciones, era un grupo ultraderechista de los 70. Muy activo en Pamplona, como no podía ser menos.

Doctor en Ciencias, Farmacia, catedrático de cristalografía, rector de la Autónoma de Madrid. ¿Cómo puede ocurrírsele a un señor con tanto lustre académico empezar el curso en enero y terminarlo en diciembre? ¿de dónde sacamos los inteligentes ministros de educación de este país?

Tengo que comprobar si este era el mismo que  no quiso saludar a Tarancón en el funeral de Carrero Blanco. Si es el mismo la descripción que de él hace el cardenal en sus memorias no es muy halagüeña.



 Ser nombrado ministro de educación debe de ser un premio que se da por algo que los ciudadanos no sabemos... Al menos el antecesor de Wert era prudente y dejaba las cosas estar sin destapar la caja de los truenos ni meterse en declaraciones y contradeclaraciones, además de no hacer la puñeta a nadie. Pero este es incendiario y se desplaza con el bidón de gasolina debajo del brazo, animando todo fuego u hoguera que se encuentra.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Puede ser de su interés. Espero su comentario. Me gusta su estilo.

http://www.rtve.es/television/20121211/asesinato-carrero-blanco-nueva-miniserie-tve/585324.shtml

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/12/18/television/1355837329_572785.html
Anónimo ha dicho que…
Feliz Navidad Ana!

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA