CINCO FALACIAS

1. Anónimo dijo...San Josemaría creó su obra creo que con buena intención.

2. No obstante, es llevada por humanos, en medio del mundo. Buscan a la élite intelectual como una vez hicieron los Jesuitas. Ese no es el problema. Se puede evangelizar a las élites para así ayudar mejor a los desfavorecidos y llevarles esperanza. San Josemaría puede ser Santo? Claro que sí.



3. Que actualmente el sistema no funciona,pues, San Josemaría ya muerto no tienen nada que ver.

4. Es su política restrictiva, la del sistema, muy poco sana...la que lleva a la locura a algunos de sus miembros.

Como la falta de lealtad, la restricción de la afectividad hasta no poder más...cosa mega insana en los tiempos que corren para cualquier ser humano normal. No poder confiar en nada ni nadie. Eso debe ser desesperante, frustrante y muy solitario. Si uno no tienes armas fuertes, es muy fácil quebrar a un ser humano.

Luego está eso de estar viendo todo el día pecado en todos lados, no es normal.

5. La calumnia, el disfrute hundiendo al diferente, al que no piensa como uno...en fin. Si todo eso es así. Esa Obra es humana. Los que están errando son seres humanos concretos, no todos. No se puede meter a todo el mundo en el mismo saco. habrá gente con 2 dedos de frente. Que se callan, por miedo, probablemente...están en su derecho. Y Dios, pues estará al lado de los católicos de raza sea en el Opus Dei, sea en cualquier otro lado y en contra de los fariseos de percha por fuera, pero podridos por dentro.


Contesto al Anónimo:

1. No bastan las buenas intenciones para ser bueno. "El infierno está lleno de buenas intenciones."No conocemos las intenciones de nadie aunque se pueden inducir  por las actuaciones. No es cuestión de intenciones. Se juzgan las acciones y las consecuencias de las mismas que son previsibles. Todo eso es público, notorio, "mundano", pertenece al mundo en el sentido del lugar en el que nos encontramos los seres humanos, nos vemos, nos relacionamos, nos escuchamos y nos podemos juzgar unos a otros, puesto que eso es lo que nos hace ser personas, ser capaces de sacar nuestras propias conclusiones.

2. 1.No buscan a la élite intelectual. La élite intelectual que lo es huye del integrismo como de la peste, para eso es "élite intelectual" y en general lo tienen muy difícil con la élite intelectual de un país. A no ser que estemos hablando de la España de Franco en la que propiamente hablando no había intelectuales sino apesebrados del régimen de mayor o menor cercanía con el dictador.

Con el paso de los años también la sociedad española evolucionó y surgieron otros inteclectuales que nada tenían que ver con el menendezpelayismo y tradicionalismo más carca de los primeros seguidores del founder. Pero entonces precisamente el peso Opus en la intelectualidad española fue perdiendo peso específico.

Más bien lo que hacen es escoger niños casi desde la cuna y formarlos a su imagen y semejanza, primero en sus colegios luego en sus universidades en un mundo cerrado. El "huis clos" de Sartre. Siguiente paso, como hay dinero e influencias, suelen disponer de puestos académicos para repartir entre sus huestes. En sus centros privados normal que coloquen a los suyos. Y en los públicos también lo consiguen pero no porque lo merezcan más que otros, sino porque saben moverse. mover hilos y tocar teclas. En España es el método patrio de funcionar. Lo dominan.

Una vez colocados intentan hacer "amistades" políticamente correctas con todo el que se deje, y se dejan muchos más de los necesarios. Procuran llevarse bien hacia afuera, no van a aplicar el fascismo interno en las relaciones exteriores. Ahora no soportan que alguien pueda ser "ortodoxo" y no estar en su corral. Hay que acabar con todo lo que pueda brillar más que ellos en su propio terreno. Los muy alejados no les importan.

2.2. Las élites no necesitan ser evangelizadas, oxímoron. El evangelio de Jesús iba para los desfavorecidos directamente, las élites españolas necesitarían ser un poco menos egoístas. Se han distinguido siempre y hoy más que nunca lo vemos por mirarse el ombligo y despreocuparse del resto de la sociedad. En eso la iglesia católica, en sus "élites", les ha acompañdo. Hay notables excepciones, que lamentablemente son excepciones.
Los desfavorecidos lo que reclaman es justicia. No caridad. Los desfavorecidos no son un juguetito con el que podemos obtener buena conciencia haciendo algo por ellos. Son seres humanos que exigen sean respetados sus derechos y ser tratados por igual.
El Opus Dei jamás ha procurado labor de justicia. Es un calma conciencias de gente "bien posicionada". No se trata de ser justo, complicado. Sino de dar dinero a una supuesta obra de Dios. Mucho más fácil cuando sobra y así, a dormir tranquilos. Encima con suficientes monos amaestrados para crear la superestructura ideológica, el imaginario que nos haga ver el mundo como es necesario verlo para vivir en paz en ese plan.

3. El Opus Dei  de siempre es la viva imagen de su fundador. Búsqueda del poder. 

4. El punto de política restrictiva no es separable del resto de puntos. Es su consecuencia. Para esa labor de poder sobre las personas es preciso dominarlas afectivamente, inducir los sentimientos de culpa, de siempre estar debiendo algo, y de imperfección.
Utilizan el método del aislamiento social, afectivo, la rendición de cuentas semanales a dos personas, un cura y un laico. Y el control económico de la persona al céntimo de euro. Utilizan a médicos compinchados con los jefes de la organización, advertidos de cuál debe ser el diagnóstico antes de que el supuesto "paciente" entre en la consulta.

5. Puedo conceder bastante que en el PP no se puede meter a todo el mundo en el mismo saco y que todos los militantes del PP no han recibido sobresueldos ni tienen cuentas en Suiza. Pero como el Opus Dei lo conozco por dentro y sé lo cerrado del sistema y el control exhaustivo, meto a todos en el mismo saco porque están todos en el mismo saco. Si no caes del guindo con 18, ¡suertaza!, caes con 30 ó con 40. Pero llega un día en que se ven las incoherencias y las mentiras. Y hay que tomar decisiones valientes y dignas. O A o B, no hay intermedio en esto. Como no la hubo cuando nos planteaban la supuesta vocación divina, "o lo dices que sí a Dios o le dices que no", no había medias tintas. Tampoco hay medias tintas posibles, o salgo de toda esta basura y montón de hipocresía o formo parte de él y ayudo a que se siga y otras personas caigan en el mismo pozo.

Y muchos siguen porque están de p. m. Viviendo con todo lujo, disfrutando de un poder y una situación que por propios méritos y capacidades hubieran tenido difícil alcanzar.
La gente no se queda para ponerse el cilicio.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
He leído la noticia del fallecimiento de Isabel Caballero. Leí hace años parte de sus denuncias en blogs, comentarios a otras páginas web...
Sé que tuvo un juicio, pero nunca transmitió el resultado del mismo. Me imagino que lo perdió y que no conseguió "justicia".
Podemos hacer algunas reflexiones sobre su lucha contra Enrique Rojas y sus motivaciones, sobre el nivel de injusticia de la Administración de "justicia" y órganos administrativos de este país.
Pero, ¿de qué le sirvió toda esa "lucha"?
No obtuvo nada. En este país, en este mundo, la verdad no importa. Ni la justicia.
Entonces, ¿para qué esa lucha?
Yo mismo he instado procedimientos administrativos... sin resultado de ningún tipo.
Por donde está metido el Opus, y alguno de sus correligionarios, no hay procedimiento que siga adelante.
Es tal el grado de potencia de este "grupo" religioso, de control de las administraciones, etc... que no hay "justicia" en España.
Lo que antes se decía de los masones... hoy se podría decir del Opus.
Luchas como la de Isabel Caballero no consiguen nada. Nadie está interesado en la verdad material, ni en la justicia. Por lo menos en este país, España.
Anónimo ha dicho que…
Pues tela, lo que me cuentas. Yo no soy de la Obra. Pero soy el , que escribió el mensaje. No voy a decir quién soy. A parte no me conoces.
Pero puedo decirte que he visto a un numerario caer en la deslealtad más atroz con su pupilo, por no pensar de su mima manera...contar absolutamente todo lo que su pupilo le ha contado se supone que en amistad y por lo tanto en confidencia. Se da por sentado, obvio.

Probablemente su mente tan cerrada lo viese como: le estoy haciendo un gran bien, siendo un chivato. Yo que sé. Lo de la restricción de los afectos es muy llamativo... Insano diría yo.

Lo de calumniar es cierto y te doy toda la razón. Es verdad. No será en todos, pero a algunos rebeldes o contrarios se las gastan así. Calumniando.

No me gustan que a los religiosos poco menos que los detestan sutilmente claro como es el Opus. Cuando hay muchísimas órdenes que les dan mil vueltas, en humildad por lo menos.

Les dices que quieres entrar y entonces te dicen que no, que no tienes vocación. Les dices que entonces no, y entonces puede que la tengas. Bendita locura, vaya...si no me captaron con 18...ahora con mis años, dudo mucho que me capten para nada. Pero su formación me gusta. Me gusta mucho. Y yo les respeto y a mi me respetan. De momento, no veo problema alguno. De momento,
espero que siga así la cosa. Si no, nunca más me encontraron. Ánimo


Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA