ABRAHAM

Usos fraudulentos de Abraham




Abraham es el padre de los creyentes en las tres grandes religiones monoteístas, judaísmo, cristianismo e Islam. En el Islam se le llama  "Ibrahim" el "Amigo de Dios". El diálogo interreligioso actual hace necesario que se hable de las formas de comprensión de estas figuras relgiosas comunes.
El experto berlinés en ciencias de la religión y teólogo Martin Bauschke acaba de hacer un análisis brillante de Abrahan que lleva por título  "El amigo de Dios" . Bauschke, que dirige desde 1999 la oficina berlinesa de la Fundación para una Etica mundial, aclara en su libro, los aspectos esenciales de la creencia y de la vida musulmana, por ejemplo la fiesta del cordero, directamente relacionada con la figura de Abraham.

Por lo demás hay algunas diferencias entre los puntos de vista judío y cristiano del patriarca. Mientras que el judaísmo se muestran francamente los aspectos problemáticos de su personalidad  Gen 12, 20: Abraham entrega su propia mujer al faraón Abimelech para protegerse), el Corán tiende a presentarlo como una perfecta figura de la fe sin error ni mancha y a idealizarlo.  Martin Bauschke muestra que esto tiene que ver con la comprensión básica islámica de que "Abraham es el espejo del profeta Mahoma. Mahoma es el Abraham reencarnado. Ambos ilustran de manera perfecta lo que significa ser un musulmán."

Los espíritus se dividen cuando se trata de decidir en qué consiste la herencia de Abraham. Mientras la mayoría considera que Abraham es la figura clave para el diálogo entre las religiones, Martin Bauschke muestra que Abraham también puede ser un motivo para la violencia religiosa tanto entre los extremistas judíos como musulmanes. En particular el motivo de la víctima (Abraham está dispuesto por obediencia a Dios a sacrificar a su propio hijo) ha tenido una "desastrosa historia de efectos". Ha servido tanto a los colonos militantes judíos como a Al Quaeda y al Estado Islámico para convertir en víctimas a extraños o a uno mismo, aunque la historiá bíblica tenía la finalidad de acabar precisamente con las víctimas humanas en los sacrificios. Por la última carta del terrorista Mohamed Atta sabemos hoy que se llamó a sí mismo "víctima de Abraham" cuando se mató y junto a él a los miles de víctimas de los atentados del  11 de septiembre de 2001. Martin Bauschke muestra que la figura de Abraham, en cuyo nombre se quiere emprender el diálogo entre las tres grandes religiones, no sirve como "Paradigma de un diálogo entre las religiones". ¿Qué queda entonces de  Abraham en la actualidad? hay que leerse el libro sobre Abraham.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
La especialista en Mohamed Atta es Pilar Urbano. Y le hace ojear un libro suyo en el aeropuerto, como le hacía a Garzón ponerse primero el calcetín derecho o el izquierdo. Saben mucho nuestras cloacas opusinas de Mohamed Atta, y lo usan. Mucha siniestra farsa en todo esto.

El reverso del misterioso sacrificio de Abraham es la actitud general de hoy en día, unánime, que consiste en poner el bienestar de la propia familia por encima de todo, lo que sirve para justificar una completa sumisión al poder y así escaquearse de problemas.
Leonardo ha dicho que…
Creo que mucho de la religión es un misterio, en el sentido que no hay evidencias sino la fe. Creo que deberíamos de entender a los que no tienen fe, pues es otra actitud ante lo que no es evidente.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA