CONTRA LA SUBVERSION



SERVICIO ESPECIAL

Es el libro que me recomendaron del coronel José Ignacio San Martín, organizador de los servicios secretos con Carrero Blanco.


 




El libro escrito por un militar de alta graduación de raigambre franquista es demasiado políticamente correcto para mi gusto. Prolijo en personajes de los que se describe “vida y milagros”. Confiesa que llegaron a tener “fichados” a 10.000 españoles importantes de todas las provincias.
En ningún momento confiesa su adscripción al Opus Dei, aunque en el escrito del “23Fchantaje permanente del Opus” se le considera seguidor opus, San Martín habla de los personajes “típicos” Opus como si el tema no fuera con él.

Lo redactó en 1981 en el calabozo, mientras esperaba a ser juzgado por los sucesos del 23F. Quedó como malo, no demócrata mientras los militares por encima de él y más en “el ajo” eran los demócratas. En el siguiente libro “Apuntes de un condenado por el 23F” explica que lo que ocurrió ese día no estaba bien organizado, es como si se hubiera planeado para que fracasara. Se puso el caramelo delante de los militares más patriotas, en plan zancadilla. Y San Martín fue uno de los que se dejó atrapar.

Los “servicios especiales españoles” se pusieron en pie a raíz del mayo del 68 francés, para evitar el contagio “revolucionario” de aquel país a los estudiantes. Estaban por tanto adscritos al ministerio de Educación. San Martín se queja de que el ministro no quería “líos” en las facultades, él piensa que no era sólo cuestión de represión, que era un problema político. Los problemas con los que de verdad tenían que enfrentarse las autoridades educativas que eran pretextos para la subversión quedaban latentes. San Martín dice que había que encarar la problemática en su totalidad, que no se podían pedir milagritos técnicos cuando subyacían causas políticas, que eran las hondas, las profundas, las verdaderas. “Un buen ejército con una mala política militar siempre pierde la guerra.”

Era la idea chocante: la autoridad en guerra contra la sociedad, “por subversiva”.


De todas formas los objetivos del Servicio Especial eran:

-contener y reducir el proceso subversivo.
-tratar de quitar banderas reivindicativas a la subversión.
-intentar eliminar o reducir lacras existentes en la sociedad y en la administración.
-abrir cauces de participación.
-contribuir a una evolución política razonable que asegurase un futuro estable para España

Para reclutar gente y poner en pie las actividades de seguimiento e infiltración, disponía de “pisos francos” y chalés de trabajo. ¿No es así como funcionan los grupos terroristas? Pisos no localizados por la policía.

Se queja muchas veces de que el Servicio Especial eran chivos expiatorios y de que nadie quería vincularse a ellos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA