DE AIZPÚN A VILLAR PALASÍ



El libro del organizador de los servicios secretos de Carrero se termina con una serie de 100 semblanzas de personajes españoles. Los conoció a todos, no en vano era jefe de un servicio de información.


La serie empieza por un navarro Jesús Aizpún, ¿se puede decir que encuadró la transición en Navarra? Familia opusina en cualquier caso, una hija agregada y profe en la uni de Navarra, además del organizador del partido “regionalista” navarro que ocupa el espectro electoral del PP, con quien han tenido sus altos y bajos. No sé, dos brazos opus, uno más potente y otro menos. Pero ambos constituidos y dirigidos por familiares del santo barbastrense. No hay chorizo para tanto pan.

Y termina por Villar Palasí, el superdotado Ministro de educación, célebre por su Ley de 1970, que no se decidía a sancionar a los estudiantes revoltosos según San Martín. Otro Opus.

Entre medias, cada cual escogerá el personaje de su interés. 

Sobre Luis María Ansón, periodista oficial del régimen, no sé si es positivo que el jefe de unos servicios de información hablen tan bien de uno. Aceptó colaborar con el servicio, encantado con la sucesión, en lo que no estaban de acuerdo era en sus puntos de vista sobre Suárez. Ansón lo alabó y San Martín lo considera nefasto para España, un traidor al legado franquista. Un “trepa” por el que no hubiera dado un duro. Algo parecido, por lo de traidor, juzga a Martín Villa, otro del sindicato vertical, demócrata de toda la vida que tampoco goza de las simpatías de San Martín.
Ansón no sé si era, pero tenía un hermano nume en la tve de Adolfo Suárez si la memoria no me falla.


Luis María Ansón





Le hace otro panegírico canonizador a Arias Navarro, al que por otra parte se le apodó carnicerito de Málaga por la represión terrible que organizó en esa ciudad en los 40. No se menciona esa parte de su vida en este libro. Tras el asesinato de Carrero le extrañó que fuera nombrado jefe de gobierno, cuando si algo falló y propició el magnicidio fue la Seguridad del Estado, del que era el máximo responsable. También el dolió que bajo su mandato no se siguiera las investigaciones sobre los responsables directos e instigadores de dicho atentado. Le molestó a San Martín que se echara la culpa a su Servicio Especial. San Martín se muestra un gran admirador de las cualidades como persona, como político, como marino y como católico del Almirante. No comprendió que no se investigaran las filtraciones habidas en el Ministerio del Ejército sobre temas graves y comprometedores, sin que sepamos cuáles son las filtraciones de referencia.






Acabo de ver cómo se gestó el asesinato de Julio César que a lo mejor nada tiene que ver aquí, pero sorprende que una dictadura tan férrea como la franquista se dejara colar el crimen de Estado que le costó la vida a Carrero. A saber quién facilitó, urdió, instigó o dejó hacer o miró para otro lado y por qué.

De la semblanza de Armada Comyn, Alfonso destacaré quefue responsable del discurso que hizo el príncipe Juan Carlos de aceptación de la corona. Lo “mejoró” junto con Mondéjar y Gamazo, totus Opus: 

“Formado en la España del 18 de julio” añadido de Armada,  así como “Mi aceptación incluye una promesa firme…dedicando todas mis fuerzas…velando por los Principios de nuestro Movimiento y Leyes Fundamentales del Reino sean observados.” 
En definitiva, disfrutamos de monarquía franquista.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Buena comparación del asesinato de Carrero con el de Julio Cesar. El de Carrero fue un golpe de estado interno, en que participaron diversos grupos del franquismo, con o sin conexión internacional, que alguna habría. Está vigente, los que lo cometieron están hoy en el poder. Por supuesto, como en el de Julio Cesar, presente el hijo putativo, el Bruto de la época.
Anónimo ha dicho que…
Esto de las fichas sobre las personalidades relevantes, dice S, Martín que diez mil, es lo más importante. Porque esa es la ocupación principal de los servicios secretos, controlar a la clase dirigente. Como dice S. Martin de cada uno se forma un dossier, con lo que es público de él y con lo que se sabe a escondidas. Luego el dosier se usa a conveniencia para chantajearlos y que hagan lo que se les manda. Si eso lo hacían y a ese nivel con tres o cuatro de existencia del servicio imagínese ahora y con los medios actuales. Por eso el Opus tiene actualmente el control de toda la casta –y la supuesta anticasta. Por eso están haciendo triunfar la brutal tabarra catalana.

La otra función, la de la lucha contra la subversión, debe bastar lo que ha dicho el entonces segundo de San Martín, el desconocido entonces comandante Marchante Gil: se crearon para combatir la subversión y acabaron organizándola. Todo dosificado.

Con mucho, la parte más jugosa del libro de S. Martín es esta de las fichas de personajes relevantes. Conviene usarla como manual de referencia para cualquier asunto de la época.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA