PERSECUCIÓN DE MONJAS

































¿Porqué amar a los animales?






Porque se dan a entender sin palabras, porque su mirada es pura como su alma.
Porque no saben de envidia ni rencores, porque el perdón es algo natural en ellos.
Porque saben amar con lealtad y fidelidad.
Porque dan vida sin tener que ir a una lujosa clínica.
Porque no compran amor, simplemente lo esperan y porque son nuestros compañeros, eternos amigos que nunca traicionan.

Y porque están vivos.
Por esto y mil cosas más...merecen nuestro amor...!
Si aprendemos a amarlos como lo merecen...estaremos más cerca de Dios.
Madre Teresa de Calcuta


Rescato un asunto de la era Ratzinger (2012) que con la llegada del nuevo Papa argentino se ha olvidado. Cuando les dió por "perseguir" a las monjas estadounidenses por demasiado socialistas. Hacían política. 
 
No tengo ni idea donde pudo maquinarse semejante cacería contra las American Sister,  recuerdo la repercusión del caso. Para defenderse montaron un autobús y viajaron por América defendiendo la vida y la libertad, o algo parecido, una especie de unión entre la derecha y la izquierda eclesiástica.

Hay que ver lo poco a la vista que están las monjas en la iglesia católica, y sin embargo merece la pena escuchar a algunas de ellas.
Sister Brigid McDonald

Esta monja se llama Sister Brigid Mc Donald y normalmente no está muy en la onda de los pronunciamientos pontificios. Pero la policía del templo ha llevado a cabo cuatro años de investigación en la actividad de las monjas estadounidenses y ha concluido que se ocupan demasiado de la pobreza y la injusticia social, además de estar de acuerdo con la reforma sanitaria de Obama. No hablan para nada de los matrimonios homosexuales, ¡vaya! otra promesa electoral del presidente, ni del aborto. Por eso les van a poner un vigilante, como no, un cura. A las mujeres no se las puede dejar solas.
Sister Brigid  se ha comprometido en movimientos pacifistas, eso no viene en el manual del buen católico hoy.
http://www.minnpost.com/minnpost-asks/2012/05/sister-brigid-mcdonald-calls-vaticans-reprimand-us-nuns-group-misuse-power
Sobre la decisión de "vigilarlas" ha dado sus opiniones. Muchas monjas de su comunidad están sorprendidas de que Ratzinger haya llegado tan lejos en el abuso de autoridad.
Es un abuso de poder que se entre en los conventos a explicar qué es lo que hay que decir sobre determinados temas que no son espirituales (aborto, homosexualidad), son temas políticos, también de justicia social. En cuanto a la vida espiritual personal  es una cuestión privada. (Ojalá otras mujeres católicas lo hubiésemos tenido tan claro en su momento...) Le aterroriza que quiera cambiar las creencias de la gente,¿cómo se hace eso?

Al contrario que los clérigos esta monja reconoce que cuando da una charla no está hablando en nombre de su congregación, las Hermanas de san José. A veces habla sobre el movimiento pacifista y da sus opiniones sobre cuestiones sociales sin pretender representar a nadie.

Las monjas se preguntan básicamente a qué viene todo esto y cómo van a proceder los inquisidores: ¿excomulgándolas a todas? es absurdo sólo pensarlo, no se puede excomulgar a cientos de monjas. ¿Excomulgar a toda la orden tal vez?
Otra penosa circunstancia que hace el asunto más ridículo es que la mitad de las monjas tienen más de 75 años, "somos una especie en vías de extinción. Si quieren renovar la iglesia que se dediquen a la gente joven". La monja se enciende un poco cuando recuerda que haría bien en aclarar mejor los abusos de los curas. Están de juicios en Filadelfia por este asunto.

El final de la entrevista da mucha pena y a la vez terror, denota la misoginia subyacente de los clérigos que dirigen la iglesia:

MP: Alguien me dijo que anteriormente las monjas podían hacer lo que quisieran puesto que no tenían poder, y esta llamada de atención es una forma extraña de reconocer que ahora son poderosas.

SBM. Muy bien visto. Antes sólo éramos maestras, nos ocupábamos de los niños y de vaciar las bacinillas en los hospitales y orfanatos. Pero ahora tiene usted razón, estamos ahí fuera en los diferentes movimientos. Ayudamos al "Occupy movement" y al derecho a decidir.


Bed pan, ocupación tradicional de las monjas

Occupy movement

Todo esto nos está dando más credibilidad ante el público. Muchas veces las personas nos piden opinión sobre determinados temas, las cosas no eran así cuando yo entré en el convento. Entonces después de dar las clases en la escuela, volvíamos a casa, decíamos nuestras oraciones, cenábamos, programábamos la tarea del día siguiente y nos íbamos a dormir. Ahora estamos en la calle.

MP: También se dice que ustedes pueden ser peligrosas porque entienden las enseñanzas de la iglesia y pueden hablar sobre la forma en que pueden ser desviadas.

SBM: Las monjas tradicionalmente no tenían una formación teológica. Ahora hay más monjas que sí la tienen. Vamos a talleres, escuelas, nos formamos y algunas alcanzan el doctorado en teología y cosas así. Quizás es una amenaza que ahora somos personas formadas especialmente en teología. Observo que los obispos no están actualizados en teología. Se han quedado atrás, en los tiempos del arca de Noé.
Y claro la gente nos preguntas a nosotras y a lo mejor ya no le pregunta al padre. Quizás están perdiendo la autoridad particularmente en teología. Y quizás él (¿el cura? ¿Ratzinger?) piensa que deberíamos de dedicarnos a hacer la comida.




MP: ¿Quien piensa que se va a sentir herido por esta decisión?
SBM: Las mujeres teólogas que trabajan con nosotras, algunas de nuestras profesoras en las escuelas van a sentirse realmente atacadas. Habrá miedo y no se sentirán libres para decir lo que piensan. Sospecho sobre las verdaderas motivaciones. Están intentando hacernos retroceder, "como era en un principio y siempre, Amen" o algo así. Quieren que volvamos a ponernos los hábitos y a ser obedientes. No pertenecemos a la sociedad, a la gente que trabaja por causas sociales. 

MP: ¿Piensa que funcionará?
SBM: No me lo puedo imaginar. Estamos demasiado metidas en la actualidad. No se puede olvidar el bien común ni la gente que sufre justo ahora. Cuanto más estás con los que sufren, más radical te vuelves para superar el sufrimiento. No pienso que sea posible dar marcha atrás. Siento que Jesús quiere que vayamos adelante y estemos ahí fuera con los que sufren. Es lo que creo sobre Jesús. Yo siempre digo que Jesús nunca dijo "adoradme", dijo "seguidme" y es lo que yo intento hacer. 
Ya no tenemos hábitos guardados. Tendremos que buscarlos de nuevo....




Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Escucharía a la iglesia si la mujer tuviera los mismos derechos, por ejemplo, si la mujer pudiera ser cura y dar misa, o ser obispa. Cuando vea eso quizá mire a la iglesia, es decir, nunca.

Vanesa

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD