FASCISMO SIEMPRE VIVO







Nacido en 1935 en la ciudad polaca de Przemyśl, Zeev Sternhell sobrevivió a la ocupación alemana de su país protegido por católicos con corazón. Zeev Sternhell es uno de los expertos en ciencia política más influyentes que sigue las tesis de Ernst Nolte. En 2008 sufrió un atentado terrorista tras haber criticado duramente la politica israelí en los territorios ocupados.




taz: Sr Sternhell, tras la segunda guerra mundial y el Holocausto se pensó en general que el peligro fascista había quedado atrás. ¿Considera que  fue un buen diagnóstico ? 


Zeev Sternhell: Fue el resultado de no haber comprendido bien la esencia del fascismo y del Nazismo. Para la mayoría de los europeos era muy cómodo pensar que los años 20 y 30 no fueron más que una catástrofe resultado de la primera guerra mundial. Un accidente que no pertenecía en realidad a los países afectados. Benedetto Croce estimaba que el fascismo italiano fue un asunto entre paréntesis que no tenía que ver con la historia italiana. En Francia se consideró que la dictadura de Vichy fue un fenómeno pasajero entre la tercera y la cuarta república.

Resultado de imagen de Zeev Sternhell

Zeev Sternhell

También se piensa lo mismo de Alemania.
Correcto. Para los historiadores conservadores como  Ernst Nolte el nazismo no fue un producto de la cultura alemana sino una imitación del bolchevismo y una respuesta al estalinismo y al peligro comunista subsiguiente que amenazaba a la burguesía alemana. No tenía por tanto nada que ver con la larga campaña emprendida contra la Ilustración, la Revolución francesa y los derechos del hombre antes de 1914.

¿Cómo han sobrevivido las mentalidades fascistas?
Las mentalidades fascistas no tenían necesidad de sobrevivir ya que nunca murieron. Son una parte esencial de nuestra civilización. Un producto de la crisis de civilización de principios del siglo XX. La revolución científica derribó la visión que los hombres tenían del universo en que habitaban. Una verdadera revolución intelectual preparó el terremoto que conduciría al desastre europeo en la segunda mitad del siglo XX. Así es como se explica el adoctrinamiento fascista: La extrema derecha, parafascista y totalmente fascista fue el resultado directo en una medida todavía no calibrada de esa crisis de civilización. Por ello el fascismo pudo ser al mismo tiempo un movimiento de masas y un fenómeno intelectual de la élite, capaz de asimilar los elementos progresistas de las vanguardias. 

¿Es probable un despertar del nacionalismo en Alemania o del fascismo europeo?
La derecha extrema tiene una fuerza considerable en Holanda, Francia e Israel. El fascismo pertenece a nuestra historia. Es una amenaza permanente para la democracia liberal y para la social democracia que hunden sus raíces en el espíritu de la Ilustración. Es un fenómeno silencioso, cuando hay paz y bienestar no sentimos nuestra propia existencia. Pero en los tiempos duros como los que ahora estamos viviendo todos, las ideas fascistas ganan adeptos y aparecen en el día a día. El fascismo se ocupó y se ocupa de un problema real: la naturaleza de las relaciones sociales.

¿Cómo trata ese problema?
El fascismo proporciona respuestas atractivas a algunas de las preguntas que ocupan a la humanidad en los dos últimos siglos: la primera, ¿qué hace que un grupo de seres humanos constituya una sociedad? ¿Cuál es la naturaleza de las relaciones entre el individuo y el colectivo? ¿Qué forma una nación? ¿es una opción públicamente expresada de individuos con los mismos derechos como ocurrió en los primeros años de la Revolución Francesa? ¿o son la historia, la cultura, la religión, el grupo étnico los que definen la nación? ¿Cuál es la naturaleza del común Was ist die Natur des gemeinsamen Nenners, que hace a los hombres capaces de desarrollar un mínimo de solidaridad que haga posible la vida en común? ¿Qué da significado a la vida en la sociedad? Por eso el fascismo antes de ser una fuerza política fue un fenómeno cultural. 

¿Qué temen los fascistas y los populistas de extrema derecha? ¿cuál es el objeto de su odio?
Todos los fascistas y las derechas extremas odian los principios de la Ilustración. La herencia del siglo XVIII, los derechos humanos y la idea de que la sociedad es un trabajo de todos los individuos y no un cuerpo organizado. Esto es muy importante: para ellos la relación entre un individuo y la sociedad es comparable a la que hay entre un árbol y una hoja o una rama. Los individuos pertenecen de igual modo a la sociedad. La sociedad es una nación, un organismo vivo. Y una nación es el producto de la historia, de la etnicidad, de la cultura. La lengua no es un instrumento de comunicación sino la expresión del espíritu del pueblo. Para ellos los liberales y los socialistas que quieren hacer una nación inclusiva, que no rechace a los inmigrantes y los extranjeros, son enemigos de la nación, de su cultura y de su historia.  

¿Qué se puede hacer contra estas tendencias?
Sobre todo defender los principios de Ilustración, los que defendieron Kant, Rousseau y  Voltaire y con ellos la autonomía del individuo. Es mejor perder unas elecciones que jugar a los compromisos y perder la propia alma. 


En sus libros dice Vd que hay una gran diferencia entre la mentalidad conservadora y la mentalidad fascista. Explíquenos en qué consiste esa diferencia.
La mentalidad fascista es una mentalidad revolucionaria, no es conservadora. Los fascistas no           en el mundo moderno. Luchan contra los principios intelectuales y morales de liberalismo. No luchan contra la economía liberal. La revolución comunista era el tipo de revolución apropiada tras las representaciones del siglo XIX: una revolución social y económica. La revolución fascista era muy distinta. Una revolución del siglo XX. Una revolución cultural, moral, psicológica y política. Pero que no tocaba los principios del orden económico. De este modo se llegó a un nuevo orden humano, pero las injusticias y desigualdades quedaron intactas. La aceptación del capitalismo como un fundamento natural de la sociedad es uno de los distintivos del fascismo. El capitalismo se entiende igual de bien con las peores tiranías que con la democracia.


Canción antifascista de Melissmell

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA