El Real Madrid no es el opusdei

Me dicen que sólo a mí me parece relevante que Amelia Palacios, número 2 al parlamento de Andalucía por el PP de Jaén, sea del opus, que es como si fuera del Real Madrid. Lo mismo da. Que yo sepa al Real Madrid no se apunta nadie "convencido de haber descubierto una vocación divina". Y tampoco el club de los galácticos se caracteriza por despersonalizar a sus socios engullendo todas las facetas de su vida hasta el punto de convertirlos en máquinas al servicio de una sola cosa: el proselitismo para el grupo y la recogida de dinero.

Además de que si ya los opus se las apañan para lograr que en especial los ayuntamientos y autonomías en manos del PP subvencionen sus actividades proselitistas, ni te cuento si el cargo público está en uno de sus miembros. Todavía más fácil desviar los fondos que llegan de los impuestos de los andaluces en este caso para sufragar sus pretendidas "acciones sociales y culturales". Integrismo en estado puro en nuestras instituciones, pero integrismo no sólo católico, sino opusiano que es bastante peor. La iglesia católica al menos tiene más variedad entre sus filas, hay personas dentro de ella que si dan su vida por otros, no así en el opus del que hablamos.

Como el esperpento que se vuelve a reeditar de la "educación para la ciudadanía". Ahora resulta que los valores de la ciudadanía "contrarían" la conciencia cristiana, y ha lugar la objeción de conciencia según un juez que casualmente es el hijo de uno de los promotores de la causa.
No me puedo creer que no haya ninguna voz autorizada en la iglesia católica para parar tanto desatino. Con el libro de ciudadanía en la mano es que no hay ni una coma ni un punto que sean un ataque para ninguna religión. Entre otras cosas porque es muy similar a la ética que se ha impartido en los institutos españoles desde que yo era alumna de BUP, y a nadie se le ha ocurrido objetar en todo este tiempo. También pisa bastantes contenidos de la asignatura de filosofía. Esto es un absurdo, un oportunismo.

Lo único que ocurre es que hay quien teme por una pérdida de poder, que es ya efectiva y real porque a la mayoría de la población este asunto no le preocupa en lo más mínimo. Además es de lamentar que el propio líder del partido popular haya hablado con desprecio de esta asignatura, yo no digo que la ciudadanía sea la solución a nuestros problemas educativos. Los seguimos teniendo a pesar de ella. Pero no es para tratarla con desprecio pues los valores que en ella se tratan son los valores que deberíamos de tener todos los ciudadanos y habitantes de este país. Los valores del catolicismo, sean los que sean, no son ya el "cemento" que une a los españoles, hace mucho tiempo de eso. No tienen razón los obispos cuando salen diciendo que no los quieren imponer a los demás. Lo primero es que ningún obispo puede demostrarme con el libro de ciudadanía en la mano nada que sea contrario al evangelio.

Y es una pena que una gran parte de España no dé su brazo a torcer en algo que es bien real. Seguimos arrastrando las consecuencias de la "no ilustración" y de la "no revolución". Yo no sé que pensarán los observadores europeos de semejantes polémicas en nuestro país que hacen pensar que muchos españoles mentalmente no han evolucionado.

Ana Azanza.
Posted by Picasa

Comentarios

maria del mar ha dicho que…
Hola Ana, mi comentario no es de este artículo, sino para saludarte.He leido tu libro "19 años de mi vida caminando en una mentira: Opus Dei" (hace 3 años) y me gustó mucho: con tanto detalle se hace una una idea bastante exacta de tus vivencias. Soy de Almería, tengo a mi hija en el colegio Altaduna, aunque no pertenezco al opus, pero si soy una cristiana practicante y amo a Jesús sobre todas las cosas. Me asusta un poco que la parte de "secta" pueda influir a mi hija, aunque me gustan la enseñenza que recibe. En fin, ya hablaré otro rato contigo, me alegro de saludarte. M. del Mar.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA