En la nieve

Como me siguen acusando de que soy igual que ellos, repeto lo que ya he escrito otras veces con otras palabras. Este blog no es producto de una inspiración divina, el opus dei sí pretende serlo. No sólo el opus dei sino todo lo que te llega de ellos una vez has entrado en contacto, hasta si tienes que cambiarte de habitación es "voluntad de Dios".
A este blog no hay obligación ninguna ni necesidad de acudir. Viene quien quiere y porque quiere. Cuando el opus se mete en tu vida, todo es obligatorio, y no se descansa en las 24 horas del día de escuchar las consignas.

Digo mi opinión basada en mis vivencias. Si me equivoco no tengo la opción como tiene el opus de si se equivoca el portavoz se pone otro y asunto arreglado. En el opus hay una diferencia neta entre quien piensa, decide y maneja y quien sale en los medios de comunicación a dar la cara. En este blog hay sólo una cara y una voz, la mía.
En ningún momento he dicho nada referente a que estoy tocada por la mano de Dios. Ni más ni menos que cualquier otro ser humano. Lo que de verdad lamento es que de los miles de personas a las que les ha pasado lo mismo que a mí sólo seamos unos pocos los que nos decidamos a contar la historia sin vergüenza ni miedo ninguno.

Ayer escuché un programa en radio nacional interesantísimo sobre la iglesia en España en los tiempos del franquismo: las diversas corrientes que hubo, el seguidismo vergonzoso de la mayoría de los obispos tras la guerra aceptando las consignas de Franco, con honrosas excepciones, el obispo de Vitoria que acabó en el exilio y un obispo catalán. También es del mayor interés el movimiento de curas y fieles que ya a finales de los cincuenta empiezan a manifestar sus discrepancias con el régimen franquista, y una pena que la declaración de Tarancón de que la iglesia no debe ser utilizada con fines políticos la dijera cuando ya habían pasado tantos años de nacional catolicismo, en una misa de ¿inauguración de la monarquía?. ¿Qué pinta el Opus en todo ello? interesante papel represor, cuando accedieron a los gobiernos de Franco ("nos han hecho ministros"), se distinguieron por perseguir con saña a los curas que estaban en contra del régimen. En Zamora hubo una cárcel a finales de los sesenta y pirncipios de los setenta para encarcelar a los curas "disidentes".
Claro, los franquistas acérrimos acusaban a los curas "comunistas" de desagradecidos. ¡Encima de que la guerra civil había sido una cruzada para defender la fe católica, los curas salían respondones...! como siempre los errores del pasado los pagaban quien menos culpa tenían de ello.

Ana Azanza
Posted by Picasa

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD