El emperador y Navarra

 
Este ejemplar sí creo que es el emperador del que hablaba ayer.

Me preguntan sobre Navarra, me parece que efectivamente la tradición católica en Navarra es más fuerte que en otros lugares de España, si eso es posible que creo que sí lo es.

En mi autobiografía relato una serie de características muy de Pamplona, al menos cuando yo era niña. En todas las familias había curas, monjas, frailes, muchos de ellos en las misiones. Era un orgullo para las familias navarras tener a alguien evangelizando por el mundo adelante... y estaba aquella broma sobre la ciudad, que yo no sé si era específica opus o también la conocían gente no opus: "en Pamplona si el que va delante de tí en la acera no es cura, y el que va detrás de tí tampoco, el cura eres tú."

En mi infancia, vivía al lado de la parroquia de san Miguel. Pues bien en esta iglesia de lunes a viernes había misas desde las 7 de la mañana hasta las 12 del mediodía ¡cada media hora! No recuerdo exactamente cuando fue el momento en que andando el tiempo, ya se moderaron y sólo habia misa a la hora en punto. Y por si acaso alguien tenía que coger un tren muy de madrugada, no preocuparse que en Capuchinos, dos aceras más adelante tenías misa a las seis o seis y media, no recuerdo con precisión.

Antes de que llegara el opus a la ciudad, a principios de los cincuenta, la provincia era conocida por sus carlistas, sus boinas rojas, los llamados "requetés". Que no sé si es una abreviatura de "requete carlista", en Navarra cuajó mucho el franquismo, la Cruzada, aquello de defender la religión frente al avance de los comunistas... Mucho cura y poca ilustración, yo no sé que pasó en Navarra que no entraron con fuerza los vientos innovadores del liberalismo del siglo XIX. No calaron esas ideas de derechos humanos, libertad, democracia... Mis antepasados navarros se ve que eran muy del campo, que no hubo burguesía, tampoco universidad.

La fe "recia" está muy bien, pero no te puedes quedar al margen de la historia, y esa es la impresión que da Navarra mirando un poco hacia atrás. También es verdad que no hubo industrialización como en Cataluña, tampoco demasiado problema social como en Andalucía. Prosperidad moderada se diría. Porque está claro que donde ha habido problemas sociales provocados por el progreso económico han entrado los nuevos vientos liberales o de izquierdas.

Es curioso observar que el PSOE navarro reclutó sus fuerzas entre curas y ex curas o al menos ex seminaristas, así era en los setenta cuando empezó la democracia. Los Urrabulburu, Arbeloa, que eran los socialistas famosos entonces, habían pasado por el seminario. Y un chascarrillo era que por ejemplo, Arbeloa, por cierto también es una persona ilustrada navarra con bastantes libros y escritos, no se casaba para no darle un disgusto a su madre por haber dejado de ser sacerdote. La misma historia que con Xabier Zubiri, el filósofo donostiarra del que he hablado en opuslibros hace unos meses. El catolicismo como un asunto social más que como un asunto de conciencia, that's the problem! y esa es la "no evolución" de las mentalidades.

Cuando llegué a Andalucía observé diferencias en el "catolicismo andaluz" y el "catolicismo navarro". Siendo la fe católica la misma y el mismo país de la unión europea, se expresa de manera muy distinta en el norte que en el sur.

Ana
Posted by Picasa

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD