Deja tu osito de peluche


Me escribe otro enamorado.
Te entiendo muy bien, las personas que hemos tenido la desgracia de pasar nuestra juventud en el ambiente opus tenemos mucho que aprender de la vida. Tenemos que crecer, tú no has sido numerario pero te lo sabes todo, has estado muy metido, has recibido esa educación que yo también recibí en la que uno está siempre muy guiado por el ambiente en que vive, las personas que le rodean, los curas con los que se confiesa, los numerarios con los que habla, los supernumerarios que conoce....
Mira, eso no es un mundo para seguir en él.
Me gustaría saber cuál es tu nivel de pijerío. Me vas a decir que no tiene nada que ver con lo que me planteas, y sí tiene que ver. Yo te preguntaría ¿qué opinas de la gente del campo? es que si la desprecias o la ves inferior a tí no vas a entender nada de lo que diga.
No se puede nadar y guardar la ropa. Tú no has sido numerario pero has visto cosas aberrantes. Yo fui numeraria y tardé dos décadas en ver cosas aberrantes. Y cuando se ven aberraciones en la vida no hay 24 posibilidades para elegir: sólo hay dos. O se da el salto y se busca uno la vida en otro tipo de sociedad o se es cómplice de las aberraciones. Porque con nuestro silencio, nuestra omisión somos igual o peores que ellos. Lo digo porque me hablas de gente Opus que según tú no es sectaria. Eso no existe, a ver si nos enteramos de una vez. Por estar ahí ya lo eres, aunque digas algún taco o te marques una liberalidad de vez en cuando. "Tó mentira". Mi desgracia es que fui sectaria sin saberlo y sin beneficiarme.
Todo este preámbulo para decirte que esa chica ya la has perdido. Si la han hecho numeraria o está por hacerse, es que se ha metido en el engranaje y ahí hacen falta especialistas en psicología, y contar con la complicidad de la persona que quiera salir. No es el caso. Está recién captada. Una persona sola no puede luchar contra el lavado de cerebro de otra.
Piensa que hablará con el cura en el confesonario, eso para las mujeres por muchos motivos que no vienen al caso es un "arma poderosísima". Que al salir estará la numeraria en la salita para más machaque. Que cuando salga a la calle lo hará con gente de ese ambiente aleccionada, y que por la parálisis cerebral que te entra no se dará ni cuenta de que se está metiendo en un planeta especial y saliendo de la vida normal.
De todo lo que me cuentas te doy la razón en una cosa: tu carrera. Dedícate a ella. Estudia. Acaba y lucha por tus proyectos. Llena tu vida de cosas que merecen la pena y que están en tu mano: formarte. Y sácate a esa muchacha de la cabeza. Ya sé que esa ciudad es minúscula y etc, etc... pero hay miles de otras niñas que pueden ser igual o más interesantes. También te vendría bien juntarte con otras gentes que no tengan nada que ver con el ambiente en que te has criado. Estás en la uni, hay muchas oportunidades. No lo tienes tan difícil.
Todos los que hemos sido amamantados por el opus, y tú lo has sido, necesitamos desintoxicarnos de una visión deformada, elitista y bastante absurda de la realidad. Por eso te preguntado lo de la gente del campo, tu actitud hacia ella. Es que un clásico del pijerío opus y tú has estado por lo que me cuentas recriado en ese mundo.
Así que: madura, "deja tu osito". Hazte un hombre, déjate de tonterías. Ya sé que el amor no lo es, pero mira si no te quieres a tí, si no te conoces a tí mismo, nadie podrá hacerte feliz. Estás buscando por fuera, en las mujeres, lo que tienes dentro. Sólo cuando cojas las riendas de tu vida podrá ser que aparezca la persona que de verdad te llene.
Es todo lo que se me ocurre decirte.
Si intentas otra cosa te estrellarás y será peor. Perderás el tiempo en vez de dedicarlo a lo que te merece la pena.
¿Que Dios te llama al opus dei como numeraria? vete con viento fresco. Tarde o temprano, me temo que cada vez más temprano ya te caerás del guindo.

Comentarios

Anónimo Advisor ha dicho que…
Añadiría, forma una familia alejada de todos estos miedos y comeduras de cocos, con una mujer a la que no le puedan comer el tarro otros, haciéndoles creer que hay algo más importante que vosotros.
Isabel C ha dicho que…
He quedado con una madre, que tuvo mucha amistad con unas "miembras" Opus durante muchos años, sin saber que lo eran ni sabía tampoco mucho sobre a qué se dedicaba exactamente esta organización.

Al ver que no picaba, iban cambiando a sus posibles captadoras y apartaban a su hija de ella físicamente siempre que podían, para impedir la influencia y el contacto físico. Los considera ladrones aunque al final no han podido llevarse a la hija.
Creo que tiene razón porque el tiempo perdido, está perdido.

Todo lo que me ha contado, detalle a detalle, es idéntico a lo que Enrique Rojas hizo conmigo.

La diferencia sigue estando en el narcisismo, ambición y posibilidades de subir de Rojas, aupado por los cargos Opus colocados en la sociedad civil.

Ante el pastel, Rojas, no se da por vencido y en los casos imposibles, es capaz de llegar hasta donde haga falta, para sumar dinero y captaciones que el Opus parece que siempre recompensa.

Esta madre, se confesaba con curas Opus. Dice que le sacaron toda la información que quisieron.

En las entrevistas que tuve en la consulta de Enrique Rojas, la información la sacaban los monaguillos (la mayoría de las veces repreguntan, se notaba a menudo que ya la tenían, aunque yo no me había confesado con nadie). A su vez, Rojas, repregunta sobre lo que los otros no habían sacado.

A la hija de esta mujer, también le decían que no le hiciese caso a su madre, que estaba majara... y que no debía considerarla su familia porque era un obstáculo para su felicidad (casi idénticas palabras que las que utilizaron en mi caso).

Esta madre, sola, se atrevió a preguntar en un auditorio al conferenciante, si pertenecía al Opus Dei.

Ana, me parece excesivamente utópico y cómodo, que esperéis que la sociedad entienda y apoye vuestra causa de forma que se consiga algo, cuando los que tanto decís que habéis sufrido en el Opus Dei, en general, ni señaláis en público ni denunciáis a nadie vía judicial.

Los valientes que lo hacéis, sois cuatro, más otros cuatro gatos ajenos al Opus que no picamos (vete a saber los ajenos que pican y caen dentro en edades adultas, me consta que lo intentan hasta con señoras de 60 cuando se quedan viudas y se les cae el mundo encima).

Las víctimas de Enrique Rojas, sólo podemos recriminar al Opus su encubrimiento y tráfico de influencias y la incongruencia de tener en sus filas a un timador-estafador- embustero ya condenado en vía judicial, como es Enrique Rojas.

Aunque por vuestra información (que se agradece muchísimo), sepamos que Enrique Rojas es supernumerario del Opus Dei y que los supernumerarios pagan al Opus un % de sus ingresos y hayamos deducido que por eso el Opus protege y aupa a Rojas (creemos que el funcionamiento es idéntico al de las mafias), esta información sólo sirve para explicarnos lo que no nos podíamos explicar antes de conocerla.

El Opus, no nos ha prohibido información, salir a la calle, no nos ha mandado ponernos el cilicio, no hemos dormido en tablas... No hemos llevado una vida de esclavitud y sometimiento, similar a las que llevan las mujeres de los prostíbulos que desmantela la g.civil o la policía.

Tenemos esperanzas en conseguir que Enrique Rojas deje de hacer lo que ha venido haciendo (no creo que ahora se atreva a lo mismo, aunque con los psicópatas nunca se sabe) y hasta que haya justicia seguiremos luchando, pero a las perversidades cometidas en vosotros por otros miembros Opus y las que se sigan cometiendo (casos salen todos los días), no le veo vía de solución.

Los milagros suelen ser muy difíciles.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA