Resurrección
















Yo sí creo en los milagros, vivo de milagro. No es normal que haya superado tantas rupturas. Estoy viva y no de cualquier manera. Mi destino para el opus y muchos otros que me odian cordialmente eran los Prados (el manicomio de Jaén). No lo han conseguido.


Con menos de la mitad de las barbaridades que he soportado mucha gente se ha ido al otro barrio, se ha tragado el tubo de pastillas o se ha ahorcado.

Tampoco me ha entrado fobia a mi trabajo. Estaría plenamente justificado por los psicólogos que le hubiera cogido horror al instituto o sólo al hecho de ponerme en carretera cada mañana para ir allí "a sufrir", por todos los momentos "estelares" que han sido numerosos y sonados desde hace casi diez años. Ahí sigo. Tan contenta, con mucha ilusión por dar mi clase, por enseñar a todos los niños, a los que son mis alumnos y a los que no lo son.


¡Cómo luchó el opus para amargarme la existencia! eso se les da de miedo: quitarte las ilusiones. Que ya nada te haga disfrutar. Y me ha pasado todo lo contrario. Cada golpe del destino me ha hecho más fuerte, lo he encajado y he aprendido. Poco más se le puede pedir a la vida si no es aprender de ella. De eso estoy más satisfecha, de la paz que tengo, de que sigo disfrutando de las aficiones que a pesar de ellos he conservado, y otras nuevas que gracias a haberme desprendido de ese ambiente opresor he podido adquirir.


Hoy hemos hablado del bullying en clase de cuarto. Y lo tengo muy fácil, porque me siento identificada con todo lo que los niños que han hecho el trabajo han leído sobre este tema. Es lo que me pasa con mis alumnos, que muchas de las cosas de las que hablamos en ética, en ciudadanía, en filosofía no son sólo cosas que están escritas en libros. Son vida, son experiencias afrontadas y superadas.


Es una satisfacción muy enorme poder hacer partícipes a otras personas más jóvenes de mi experiencia. Siempre pienso igual: si a mí me ha pasado esto por no saber, por ingenuidad, que otros empiecen donde yo he llegado. Que en el futuro, cuando esos niños se enfrenten a la vida, recuerden que luchando, trabajando día a día, sin ensoñaciones, sin lamentos estériles de lo mal que está el mundo, se puede y se debe salir adelante. Que por muy mal que estén las cosas, siempre hay una salida. Sólo hay que encontrarla.

Me alegro cuando veo que esos niños tienen una libertad y una espontaneidad que a mí se me negó. Que tienen su adolescencia, de verdad que eso me hace sentir bien. Ver que son libres, que no están encerrados en un "submundo" especial, elitista, de gente que se cree por encima de los demás "porque tienen más formación". ¡Cuánto cuento chino!

La formación más necesaria: aprender a usar la libertad usándola.


Por todo ello, creo en los milagros.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
kaixo !!!

Saludos de tu despistado lector canario, que llevo un tiempo perdido. Me alegra mucho que sigas al pie del cañón.

Cómo se que te gusta leer más que a mí, me gustaría recomendarte alguna obrita-ensayo del Psiquiatra, ya fallecido, Thomas szasz, que suele tratar los tejemanejes de los psiquiatras que rebasan los límites éticos y morales. En wikipedia in english tienes abundante información.
La psiquiatría utilizada sobre la autonomía del individuo.

Muchos saludos desde Bilbo. Agur.
Anónimo ha dicho que…
Eso es * Cuánto cuento Chiino* cuantas mentiras.
Isabel C ha dicho que…
Me gustaba esta entrada, Ana. La leí y no me tiempo comentar. He visto que ya has pasado (un cura que me suena mucho).

Dicen, que el movimiento de Szasz ha metido a unos cuantos psiquiatras en la cárcel en todo el mundo ¿?.

Hay un psiquiatra de Jaén, Enrique González Duro, que ha descrito la psiquiatría del franquismo.

Dice:
"López Ibor sostenía que al rojo sólo se le cura si se le recristianiza. El buen psiquiatra, pues, debía ser católico".

"Y en 1936 escribió esto Vallejo-Nágera: “Creará la guerra una estirpe de caballeros, frente a la plebeyez moral de los peones del marxismo..."

Parece que a estos modélicos católicos, les ha encantado siempre dos cosas:

- Hacer que se pase por el aro.
- Hacer limpieza con quienes no pasan.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA