San José



Al anónimo que pregunta sobre san José, pena que no tengas ni un pseudónimo, eres un anónimo exageradamente anónimo, prueba del miedo que nos atenaza...

San José tiene la importancia que uno le quiera dar. Yo me fui del Opus por fases: físicamente en mayo, oficialmente por mi parte en noviembre que escribí una carta a cada una de las instancias diciéndoles que me olvidaran. Pidiendo un imposible, ya lo sé. Y según ellos, unos meses más tarde, pues no logro localizar cuando me dejaron un sobre sin sello en mi buzón, que a saber donde la habían escrito, ¿Granada? Madrid? Roma? lo mismo me da. Ni siquiera la abrí. La rompí y a la basura con ella.

Pero cuando estás dentro, y algunos que están fuera parece que siguen dentro,el 19 de marzo es fundamental porque en ese día se renuevan los compromisos que supuestamente tienes con la Obra, la gracia es que es una renovación "privada" que haces preferentemente mientras asistes a misa, y que luego comunicas a la directora de que ya la has hecho. Pero en un compromiso siempre hay dos partes. En este caso el Opus no te comunica que renueva nada contigo. Eres tú, individuo, quien debes de hacer saber que "continúas".

Con la mentalidad jurídica que les caracteriza es realmente chocante que no hagan nada por escrito. Que no haya ninguna firma de un representante de la prelatura por ningún lado avalando que perteneciste al opus tantos años, o garantizando que "se van a ocupar de tu formación" como dicen. Tú sí tienes que firmar al irte una carta agradeciendo los años pasados y recriminándote tu infidelidad y tu culpabilidad, ellos, el Opus nunca firma nada que les pudiera comprometer. Mucho menos que te echan. Así que seguí sus propios métodos: haceís lo que os da la gana, yo también. De una maldita vez aprendí.

Las numerarias que llevan cinco años hacen la llamada fidelidad y en ese caso ya no necesitas "renovar" tu pertenencia cada 19 de marzo. En 1990 tuvo lugar la "ceremonia" de mi fidelidad o incorporación definitiva al OPus. Fue como una especie de ¿boda sin novio? ¿ceremonia de adhesión a una sociedad secreta? Justifico estas preguntas:

Se supone que era el momento estelar en mi vida de numeraria: la incorporación definitiva a aquello a la "empresa" a la que había entregado mi vida por voluntad de Dios. Cualquiera en ocasiones semejantes tiene parientes o las demás personas de la "misma empresa" con quien compartir y festejar... En aquel día, día de mi cumple por cierto, sólo las directoras del centro en el que entonces vivía sabían que esa tarde si llegaba un papel de la Delegación confirmándolo, Ana Azanza haría la fidelidad. No se enteró nadie más, ninguna de las 100 residentes de Goimendi, colegio mayor en Pamplona donde entonces vivía, ni siquiera ninguna de las otras diez numerarias que vivían en ese mismo colegio mayor.
Ni mi madre ni mucho menos mi hermano.

Bueno, mi madre sí se enteró porque ella pagó el anillo que te hacen llevar y que te imponen en la ceremonia de la fidelidad. Recuerdo que el precio no llegó a 40.000 pts. de entonces en la joyería Rubio de Pamplona, y mi madre salía tan contenta de pensar que no había sido mucho el dispendio. Sobre el anillo de la fidelidad no se ha hablado mucho en opuslibros.org, es otra de las curiosidades, los tipos de anillos que van cambiando según las épocas, llevan siempre una piedra, no es una alianza. Y los de los numerarios mayores solían ser sellos con el escudo supongo que de apellido familiar.
Mi madre se enteró de que tenía que comprar el anillo, pero de nada más.

La ceremonia se hizo en el oratorio de la administración de Goimendi a puerta cerrada. Ese oratorio comunicaba con el del colegio mayor, hubo que echar los cerrojos para que nadie entrara por ese lado. Era uno de los más feos oratorios que he visto en el opus, muy oscuro y muy triste.
Y allí, acompañada creo que de otras dos numerarias, no sé si rezamos las Preces en presencia del cura numerario que luego sentado al lado de la cruz de palo del oratorio me puso el anillo ¡qué momento más raro, rarísimo!

La ceremonia que cuenta Cervantes de don Quijote armado caballero por el ventero es por lo menos divertida, pero esta fidelidad opusiana no tiene gracia ninguna. A puerta cerrada, a escondidas ¿por qué? ¿por qué nadie tiene que participar de la incorporación? ¿por qué nadie tiene que saber que está teniendo lugar? ¿por qué esas cosas no se celebran? era un día gris para mí, incorporarme definitivamente a algo de lo que realmente nunca formé parte, porque no lo entendi hasta que estuve fuera.

Los seres humanos tenemos cultura, creamos ritos de paso, que significan algo para la tribu, cuando un nuevo miembro "cumple su mayoría de edad" o adquiere un compromiso especial ya sea en la iglesia, ya sea en cualquier otra comunidad humana, todos se enteran, se alegran, participan.

Esta es la dimensión "mistérica", oculta del opus, su lado negro: Tener que hacer tantas cosas a puerta cerrada...
Y que no te den ningún papel de que perteneces.

Una vez fuera a los 20 años te enteras por opuslibros.org que como todo miembro/a había unas siglas que me identificaban en los correos que se mandan entre ellos las distintas instancias de directores.
Y un dossier con informes sobre mi persona y mi recorrido por diversos cargos y encargos de la prelatura... Todo a mis espaldas, jamás las directoras me decían lo que ponía en esos informes, lo que de verdad pensaban de mí, tampoco la justificación de porqué me cambiaban de sitio, porqué me daban un encargo y no otro, y cómo me consideraban. Para qué les servía y para qué me tenían escondida.

Se me pone el vello de punta: porque está claro que el comportamiento opusiano es, del derecho y del revés, el de una sociedad secreta.

La mayoría de las supernumerarias, personas casadas, no han hecho la fidelidad. Y deben renovar imperativamente el 19 de marzo. Eso se prepara con meses de antelación, se sigue a las super que pueden dar "problemas" para renovar, porque están manifestando su desacuerdo. Y desde comienzo de curso se mandan informes de lo que se piensa hacer para hacerle seguir o "aconsejarle" que no renueve.
Esa es la madre del cordero de todos los "san Josés" en los centros de san Gabriel, que antes de las 24 horas hay que llamar a la delegación diciendo que han renovado todas las previstas. Y si no ha sido así llamada a capítulo para el consejo local...

Entretenidas sí que estábamos...

Comentarios

aldeano ha dicho que…
Voy a hacerte una corrección. Hay numerarios que sí llevan alianza como anillo de fidelidad... cosa que no me parece menor, porque induce a confusiones bastante feas (una tonta pero real: preguntarle a uno de estos numerarios cómo está su mujer)

Eso sí, hasta ahora no vi nunca una numeraria con alianza.

Un abrazo,
aldeano
norwich ha dicho que…
Escribes:

"Una vez fuera a los 20 años te enteras por opuslibros.org que como todo miembro/a había unas siglas que me identificaban en los correos que se mandan entre ellos las distintas instancias de directores.
Y un dossier con informes sobre mi persona y mi recorrido por diversos cargos y encargos de la prelatura... Todo a mis espaldas, jamás las directoras me decían lo que ponía en esos informes, lo que de verdad pensaban de mí, tampoco la justificación de porqué me cambiaban de sitio, porqué me daban un encargo y no otro, y cómo me consideraban".

Y añades:

"La mayoría de las supernumerarias, personas casadas, no han hecho la fidelidad. Y deben renovar imperativamente el 19 de marzo. Eso se prepara con meses de antelación, se sigue a las super que pueden dar "problemas" para renovar, porque están manifestando su desacuerdo. Y desde comienzo de curso se mandan informes de lo que se piensa hacer para hacerle seguir o "aconsejarle" que no renueve".

- Todos fuimos víctimas pero también verdugos, esa es la verdad. Y más, mucho más, si hemos formado parte de consejos locales, de la dirección, aunque a un nivel bajo en la jerarquia, pero siempre muy elevado desde el punto de vista de la responsabilidad en la violación de las conciencias. Eramos inocentes? No sabíamos? Puede que sí, cada cual sabrá de sí, y Dios sabe de todos.
Anónimo ha dicho que…
Fuera, la creencia en esa renovación oscura y el miedo a que den la lata cuando no se quiere renovar, sólo se explica desde la nula capacidad para pensar con un mínimo de lucidez y coherencia y baja autoestima. Hacen creer que sin el Opus Dei no serás nadie.

En el primer vídeo, los hijos de Marcial Maciel relatan como su padre abusaba de ellos.

http://www.youtube.com/watch?v=m7e5ueoGyXY&NR=1

El 2º vídeo explica como cuando la pareja de Maciel, madre del niño quiso llevarlo a un especialista en Méjico, Maciel dijo que no y lo trajo a España para que lo tratase uno de los tres hermanos López Ibor (Francisco, es hijo de López Ibor padre que es quien intervino en el caso, ya explicado aquí, del hermano de Encarnita Ortega, al que internaron durante meses en la clínica López Ibor, para tapar otro escándalo).

Cuatro años después de acabar el tratamiento, el hijo de Maciel recibió un informe de la clínica López Ibor (se ve el membrete), que no había pedido, donde dice que este chico padecía delirios, etc. Es decir, para invalidar su posible testimonio de abuso.

http://www.youtube.com/watch?v=r6PJAzPwUWU&feature=related

Todo esto ha pasado hace pocos años. Me pregunto si el dr. Francisco López Ibor no sabía, ni descubrió durante el tratamiento que este chico era hijo de Marcial Maciel, fundador de los legionarios de Cristo, que como sacerdote, tenía voto de celibato, etc. etc. y cómo se presta a hacer un informe que de tanta utilidad podría haber sido, si no lo fue.
Ana A ha dicho que…
Para el anónimo de los verdugos y las víctimas: ¡espera un poco! no corras tanto con lo de que todos somos verdugos porque no es verdad. En cualquier caso, he hecho penitencia de sobra por haber cometido este fallo.

No me interesa lo que Dios sabe, me queda muy lejos.
Tampoco sé lo que saben los demás.
Doy mi testimonio, y cuento como viví allí dentro: a ciegas, confiada plenamente en la bondad de todo lo que me rodeaba.
Una fe en Dios, que sigo teniendo, pero entonces una fe demasiado infantil.
Por la sencilla razón de que no se me dejó experimentar la vida con sus cosas buenas y sus cosas malas.

Durante 20 años el opus era mi mundo, y pienso que no me equivoco si digo que ya es bastante penitencia por mi gilipollez haber perdido un 5% de mi existencia en Babia más todas las "torturas" subsiguientes a la decisión de decir good bye.
Además "me da mucha paz", en opusiana expresión, poder decir que las directoras no se fiaban de mí, y que por ello nunca me encargaron "marranadas" de las suyas, tipo traicionar a otra, vigilarla... etc.
En muchos aspectos les era un incordio.
Por cierto, soy Ana, ¿tú quién eres?
norwich ha dicho que…
Fallo? No, no se trata de "fallos", se trata de crímenes repulsivos contra las conciencias. Fuimos verdugos, todos los que hemos participado en el proceso corriente de dirección en el Opus Dei, no hace falta llegar a extremos de vigilar o traicionar a otros, como dices tu. La vida perdida allí será penitencia, pero lo que hicimos es muy grave y tiene nombre propio. Me alegro de que vivas en paz, yo también, pero lo veo muy distinto.
Ana A ha dicho que…
El fallo al que me refiero es a no haberme dado cuenta antes de que todo era una tomadura de pelo.
Y yo no hice nada repulsivo a mi cnciencia.
Sólo de contestar a alguien con una voz un poco más alta ya me hacían sentir fatal. Y a veces es necesario en esta vida "sacar los dientes".

SI otros lo sentís así, no me meto. Fui cómplice por pura ignorancia, que es muy diferente a hacer el mal sabiendo que estás haciéndolo.
Nadie en mi entorno se alegró de "mi despertar", ni siquiera mi familia. Lo que me confirma en el hecho de que había demasiada gente a la que le venía bien "mi inconsciencia"
Si has pasado por ahí, sabrás que es una verdadera prueba de fuego "construirse" con todo el mundo en contra.
Esa fue mi penitencia por haber sido tan crédula y subnormal.


De cualquier forma creo que es el tipo de embrollo que a los opus les conviene nos metamos para callarnos la boca:
"eres tan culpable como yo". Ni mucho menos.
Hay muchas maneras de estar en una secta.

Lo que sé es que soy de las que menos participó de lo que se cocía... y que si he hablado claro, hay muchos otros ex que están mudos y saben que me quedo corta "por pura ignorancia".

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA