Ser o no ser




El asunto dell'Utri me ha llevado lejos. ¿Es o no es? parece ser que fue numerario en su juventud, debió de "pitar" en la residencia de Milán. Si le encargaron el equipo de fútbol del centro Ellis en Roma debía de seguir siendo.

Pero en realidad ¿qué significa ser del opus dei? desde el momento en que la pertenencia no es pública, no hay listas, no hay carné, no hay número de socio oficial, no se puede consultar libremente la base de datos del opus, ni la central ni la de un país en particular... me vuelvo a preguntar ¿cómo saber quién es y quién no es? ¿Tenemos que fiarnos de las declaraciones del opusiano Corigliano? ¿dell'Utri no es porque lo dice Corigliano que se reconoce oficialmente como numerario desde hace 40 años? Si hemos de fiarnos de las palabras de los opus, no me parece serio. En este caso le creo más a Berlusconi que en el video citado, no sé si en pasado o en presente, mi conocimiento del italiano no da para más, afirma y da como sello de garantía ante las acusaciones de las que dell'Utri es objeto, su pertenencia a esta organización.

La oscuridad deliberadamente buscada que rodea la pertenencia al opus de todos sus miembros es una gran baza que juegan. Les da abundantes réditos. Cuando a una persona los negocios le van florecientes y todo estupendo, no pasa nada en reconocer su relación con el opus dei. Pero si fracasa o cae en picado, entonces "deja de ser". Y como nadie sigue la pista con insistencia como hace Marco Travaglio con dell'Utri y Berlusconi no hay forma de aclararse.

Yo tampoco puedo demostrar que fui, no tengo ningún papel con sello oficial y firma del prelado de mi incorporación ni de mi salida. ¿Esto es normal? ¿es respetuoso con el estado de derecho de un país democrático y con parlamento? Yo escribí y firmé cartas pidiendo la admisión como aspirante, luego pidiendo la admisión como numeraria. Al final despidiéndome. Pero la respuesta a estas cartas no fue otra carta, que sería lo suyo, lo respetuoso con los derechos humanos. Siempre fue de palabra y sin testigos, es decir, secreto. Me llamaba la directora a su despacho: "Ana han dicho de la delegación que se te concede la Admisión". Y punto. Incluso el papel donde se decía eso iría en clave, con referencia a otro papel en el que tampoco estaba mi nombre, pues mi nombre en la correspondencia interna opusiana eran unas siglas.
Y si esos papeles eran amarillos, se rompen al cabo del tiempo. Su vigencia es temporal.

Estos modos de actuar no son propios de una organización transparente.

A estos procedimientos de burocracia opusiana tradicionales se une la prelatura personal. Resulta que según la legislación canónica sólo los clérigos son miembros de pleno derecho en una prelatura personal. Luego oficialmente ateniéndonos al derecho eclesiástico, a pesar de haberme entregado en cuerpo, alma y conciencia al opus dei durante 20 años, realmente nunca pertenecí a él. A pesar de toda la problemática personal, del drama que supuso "ser numeraria" y dejar de serlo, resulta que de cara a la iglesia era una mera colaboradora de la jerarquía clerical opus.
Es decir que todos los laicos que se mueven en la órbita opusiana están en la misma situación: "no son".
Dell'Utri es un caso más.

Y hay una tercera cuestión, si dell'Utri "fue" numerario aunque sea un mes en su vida, la práctica opusiana tradicional es de no dejar caer en el olvido absolutamente a ninguno de sus miembros. De manera que hay que seguir de cerca los pasos para controlar lo que el ex pueda hacer o decir como mínimo. Si yo que no soy nadie tengo derecho a mi guardaespaldas opus particular con dedicación exclusiva, imagínense los lectores un dell'Utri, financiero, político, co-fundador del partido Forza Italia de Berlusconi, que además Corigliano reconoce que sigue colaborando en sus tertulias opusianas juveniles... ¿quién de los ex Opus nos vamos a tragar el cuento de que dell'Utri, su ascenso, sus manejos, su vida no tiene absolutamente nada que ver con ellos? es muy difícil de tragar. Ya sabemos que son expertos en borrar todo papel comprometedor y en callar bocas.

Por todo ello, en el caso del opus dei la pertenencia o no pertenencia es un dilema difícil de resolver. Nadie puede demostrar "públicamente" su pertenencia. Ni siquiera el prelado ni los directores actuales tienen un carné o la carta en la que se les contesta que se les ha admitido y en qué categoría. En cambio es muy fácil decir "no pertenece".

En la entrevista de La Stampa (28 abril 2008) que está el blog de maurizio turco el portavoz Corigliano se deja muchos nombres de "pertenecientes al entonces instituto secular" que participaron en los gobiernos de Franco. Sólo da 3 nombres, pero faltan otros opus Herrero Tejedor, Navarro Rubio, Florentino Pérez Embid que recuerde en este momento. También falta especificar que Ullastres era a la vez que ministro presidente de varios consejos de administración, que Navarro Rubio saltó al banco de España desde el Popular, banco reflotado por Luis Valls, otro Opus. Falta toda la infiltración Opus en el CSIC y el asalto a las cátedras del que escribí la semana pasada. En definitiva que como Corigliano haga sus memorias del modo en que ha descrito la presencia opusiana en el franquismo no va a contar la mitad de la mitad.

Observo que es otra tendencia de estos tiempos, los "numerarios" antiguos que han resistido todas las tentaciones de salir porque obviamente están a sus anchas en el sistema, escriben sus memorias. Alejandro Llano es uno, ahora me entero de Corigliano.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Ser o no ser.
Mejor quien es quien.
http://www.porandalucialibre.es/colaboradores/alfonso_sanchez_rodriguez/rabasco%2c_uno_de_los_nuestros_.html

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA