Cómo promocionar la carrera profesional de una mujer

Me he reído sin parar con este Hitler y Belén de España....

Como han relacionado la personalidad de Hitler con el Escrivá, relación que me parece bien oportuna y más leyendo a Ramón Rosal y su estudio psicológico del fundador, creo que pega traer aquí al Führer.

Me estoy quedando a cuadros con el libro de Ramón Rosal sobre su experiencia en el Opus Dei, "Naufragio y rescate de un proyecto vital". Trae varias cartas al fundador firmadas por "socios" que se desvincularon en los años sesenta y setenta. ¡Qué calladísimo se lo han tenido en todo este tiempo! Es una pena que la gente que deja dicha institución se comporte parecido a la gente que se queda dentro: guardando una información de evidente interés.

Particularmente me ha llamado la atención una tal Amparo Martí, de profesión "artista" a la que se llevó decididamente al absurdo de lanzarla a "hacer apostolado en el mundo del arte" para luego ponerle todo tipo de pegas en su desarrollo profesional.

En 1963 se hizo cargo de una sala de Arte, Neblí, que dependía de DELSA,( la cadena de librerías opus dei que ahora se llama Troa). Cayó en la ingenuidad que caimos todos "esta sala no es del Opus Dei", tenía que explicar a cada paso, cuando realmente son los directores los que desde la sombra deciden y dirigen.

La cuestión es que los directivos de DELSA por más que pidió y suplicó no la apoyaban, en su centro no podía contar sobre su trabajo. No le pusieron la gente que necesitaba y ella sola se agotó para contactar con artistas que expusieran en dicha sala. Curiosamente mientras ni la directiva opusiana ni la directiva de DELSA se ocupaban de este asunto -nunca sabremos porqué- sí encontró a gentes no especialmente creyentes que algo hicieron por ella. Después de años de lucha y de bandearse ella sola, se entera "por la prensa" de que DELSA quiere cerrar la sala porque no es rentable. La "prensa" en este caso fue una directora de la asesoría, es decir, DELSA o TROA no son del opus dei. Pero las directoras del opus dei son las que te informan de que te vas a quedar sin el trabajo en esas empresas que no son del opus dei.

Dado que Amparo Martí se ve en la calle, se pone a buscar y en 24 horas encuentra un trabajo interesantísimo en Madrid: un Banco quería hacer una Fundación de arte. Ya se ve que esta mujer era supercumplidora, así que consulta en Asesoría si debe aceptar el trabajo, ¡faltaría más! y al recibir la callada por respuesta, acepta dicho trabajo.

Estamos en el verano de 1968. Le llega de Asesoría que se va a dedicar a trabajos internos. A todo esto la Fundación estaba en marcha, 5 millones de pts de hace cuarenta años. Ella suplica que la dejen seguir en aquello y las Opus "que no, que obedece, que tienes que dejar tu trabajo". Ya se sabe aquella directiva de que si estamos a punto de encontrar la piedra filosofal y en la obra nos piden que cambiemos de trabajo, hemos de hacerlo ipso facto.

Las directoras la obligaron a dejar colgados a los de Madrid, que prometieron no contratar nunca más a numeraria ninguna. Tuvo que irse a Sevilla a realizar "encargos internos" y una tesis doctoral de arte que maldita la gracia que le hacía. No le gustaba el estudio. Pero así es la voluntad del Dios tiquismiquis:

"Cuanto más absurdo es lo que te mandan en el opus dei más demostrada está la procedencia sobrenatural de lo que mandan."

Esta carta de Amparo Martí es muy interesante para la condición de la mujer profesional en el opus dei: da cuenta de las innumerables cortapisas increíbles si se "es laico en medio del mundo". Todas las prevenciones contra, ya no la amistad, sino el simple trato con hombres, los horarios de colegiala "a las 9 en casa", la falta de cine, teatro, manifestaciones culturales...no poder compartir con las demás del centro las alegrías y sinsabores de la profesión. En los centros de numerarias sólo se puede hablar de proselitismo, de la gente que se va a traer, del Padre, del fundador o de sandeces. Hace una lista de las dificultades que una mujer tiene en la sociedad española para triunfar profesionalmente, a ello se añaden los encarguitos opusianos que quitan un tiempo precioso. Conclusión: la mujer dice que se va del opus dei, porque aunque muy enamorada de su vocación, de la obra y muy ferviente de la figura de Escrivá, tanta insensatez acumulada la han llevado a pensar en el suicidio.

Cada vez comprendo mejor que la gente que lleva mucho tiempo relacionada con el opus dei sepa y haga lo posible para que los "suyos" no sean numerarios. Otros incautos no tuvimos tanta suerte de tener estas informaciones "secretas" sobre lo que suele ocurrir.

La carta de esta mujer al borde de la desesperación es de 1968. Yo entré en el opus unos quince años más tarde sin tener ni la más remota idea del tinglado en el que me estaban metiendo...

Comentarios

gadero ha dicho que…
Ana, lèe este articulo de El Pais. Marcello Dell'Utri fue condemnado ahier por mafia

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Marcello/Dell/Utri/condenado/anos/colaborar/mafia/elpepuint/20100629elpepuint_7/Tes

y eso es el articulo donde Corigliano, vocal del opus dei por la prensa, habla muy bien de Dell'Utri en el 2008, en el periodico italiano "La Stampa"
http://www.maurizioturco.it/bddb/2008_04_28_la_stampa_le_leg.html
Anónimo ha dicho que…
Anécdota: un sacerdote va a la tertulia del consejo en Roma. Tiene agenda electrónica y dice lo fantástico que es tener tantas cosas en la agenda (padres de la Iglesia y todo) pues le ayuda a encontrar materia para su predicación. Respuesta de un miembro del consejo (creo que Fernando Ocáriz): yo con Camino, Surco y Forja he tenido suficiente para predicar toda la vida. Reflejo de muchas cosas ¿y el evangelio?
Carmen A ha dicho que…
Recién terminado mi centro de estudios me mandan a vivir a un club de bachilleres. Iba a empezar segundo de carrera, me gustaba estudiar y aspiraba a sacar unas oposiciones de profesora de instituto.
Primera tertulia después de cenar y dice la directora:
"aquí las carreras se sacan por la noche" Me quedé de piedra. Pasaron los días y yo ni caso. Entraba en el estudio a las 4 de la tarde aprovechando que todavía no llegaban las niñas de los colegios a sus actividades. Entra en el estudio la subdirectora y me dice que tengo encargos que cumplir y bla bla bla. Me saca del estudio.
¿Por qué no dicen la verdad de lo que les espera a las/los numerarios? A mí no me dejaron estudiar, ¿cómo iba a ser una buena profesional en el futuro?¿cómo iba a santificarme en el trabajo?
Ya sé que a algunas numerarias les dejan estudiar pero no fue mi caso y yo cuento lo que a mí me pasó.
También a algunas les dejan tener un trabajo externo a la organización y tienen más libertad y autonomía económica por si algún día deciden irse. Pero hay otras que les pidieron se dedicaran a los trabajos internos, cargos de dirección etc. etc. y son auténticas esclavas del opus dei. No tienen libertad para irse de la Obra porque después de años de dejarse la vida y la salud no tienen un medio de vida ni currículum, ni años cotizados. Es una injusticia y una falta de caridad.
Es increíble que una Institución respaldada por la Iglesia Católica trate así a algunos de sus miembros.
Anónimo ha dicho que…
Soy Amparo Martì, y he leido en esta pagina una referencia a la carta escrita por mi y publicada en el libro de Ramon Rosal "naufragio y rescate de un proyecto vital", todo es cierto en sus comentarios (a grandes rasgos), pero lo unico absolutamente incierto es que yo llegara a tener ideas de suicidio. No fue asì, yo salì de la Obra y estoy ahora llena de paz y vision sobrenatural. Lo pasè muy mal, dejè el Opus Dei muy decepcionada y con mucho dolor pero llena de serenidad. Siempre tuve mucha fè en Dios, y mucho amor, que trato ahora de derrochar con mis hijos y mi alrededor.
Desde el principio, a la salida de la Obra he procurado vivir mi vida como en el Opus Dei me decian que habia que vivirla, pero que allì, en el Opus Dei, no se vivia, no me dejaron practicar ni practicaron conmigo la CARIDAD y la TOLERANCIA

Amparo Martì Tio
Miembro de las Asociaciones Española e Internacional de Criticos de Arte
Ana A ha dicho que…
Estupendo Amparo martí, si tú lo dices es tu palabra. Pero en la página 130 del libro viene tu carta y dice "desde hace dos meses es casi obsesivo, pienso en la muerte como una liberación".
Me he pasado en la interpretación de esa frase.
Leídas todas las zancadillas que te pusieron las directoras con su mala leche característica y la hipocresía también propia, no me parece nada raro que se lleguen a pensar barbaridades. A tí no te pasó,aunque pensases en la muerte como una liberación.
Sabrás que más de una numeraria y un numerario han llevado a cabo esos pensamientos.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA