D'ors y C. Schmitt





Pensaba que era una broma cuando José Luis L. Aranguren se refería a los inicios de la universidad de Navarra en Pamplona hablando del "intelectual requeté". Está en sus obras completas:




"El Opus Dei al frustrarse su empeño de adueñamiento espiritual de la Universidad, se separa de ella, se traslada a Navarra, sede del carlismo, y se fortifica allí para, a modo de "intelectual requeté" (términos que, tal vez por primera vez, se juntan aquí) iniciar desde Pamplona la reconquista espiritual de España."

Así fue en 1952, año que se da como de inicio de la universidad en Pamplona. He comprobado que el "intelectual requeté" existe o mejor dicho existió. Se trata de Alvaro d'Ors (1915-2004), hijo de Xenius, que fue catedrático de derecho romano en Granada, luego en Santiago y finalmente en Pamplona, donde no puedo decir "lo conocí". Sólo lo ví alguna vez por los pasillos de la universidad o subiéndose en la "villavesa´= autobús urbano". Tuvo 11 hijos, alguna de ellos numeraria, alguna agregada, alguno profesor en la universidad de Granada, alguno profesor de lógica, a este último si lo conocí bien. Es curioso que en wikipedia no se recoja que Alvaro d'Ors participó en el tercio requeté durante la guerra civil española. Parece ser que los primeros contactos con el fundador fueron justo después de la guerra en Madrid, pues ya entonces d'Ors trabajó en el CSIC, entonces en manos opusinas con Albareda and company.



Ignoro si Aranguren conocía este extremo pero veo en la ideología que d'Ors defendió toda su vida, algo así como la quintaesencia de las raíces opusianas en los años treinta, cuarenta: No a los derechos humanos (ficciones, no realidades), no a la democracia, no a la secularización del estado, no al positivismo jurídico. Su filosofía jurídica es "realista". Para hablar patateramente y que se me entienda todo este rollo, me da la impresión de que si d'Ors hubiera dicho el fondo de su pensamiento en un momento de confianza habría dado a entender que todo eso de la democracia y los derechos humanos son "blandenguerías". Lo digo yo, que creo que he entendido bastante bien al opus dei del derecho y del revés, y leyendo a d'Ors un poco por encima es la impresión que saco.


No soy jurista y reconozco que me falta paciencia para empaparme los textos de d'Ors que sobre estas cuestiones se pueden encontrar en internet.

He llegado a d'Ors a través de la Teología política de Carl Schmitt, el célebre jurista alemán al que el profesor Villacañas llama el "peluquero del Führer". Es decir, entiendo que Schmitt "adecentaba" o "justificaba" de alguna manera al führer. Hay incluso un libro de correspondencia entre d'Ors y Carl Schmitt. Me parece que en las cuestiones de teología política, invento de Carl Schmitt, d'Ors era un fiel seguidor o repetidor. No pienso que añadiera ni una coma a las ocurrencias del alemán.


Me he quedado de piedra leyendo los propósitos de Carl Schmitt. Si he entendido bien, era católico y reconocía que la iglesia católica hasta comienzos de la edad moderna había sido "el lugar de lo sagrado". Pero con la reforma protestante, a la que no se supo o no se pudo contener, lo "sagrado" que él identifica con el poder, ha pasado al estado. El estado es ahora el custodio y soberano absoluto del poder. Schmitt parece ser que opina que poder es sólo la capacidad de tomar decisiones. Schmitt abomina del conciliarismo, los concilios bajomedievales de Basilea y Constanza le parecen un desorden, un "despeinarse" la iglesia.


C. Schmitt hace analogías entre el orden teológico y el orden político. Es como si quisiera trasladar el derecho canónico al orden constitucional, lo que más admira Carl Schmitt de la iglesia católica es lo que yo creo es lo menos evangélico del todo: el derecho canónico. La iglesia con su poder de atar y desatar en la tierra en nombre de Dios, esto es para él lo admirable y la capacidad que en la era moderna debe detentar el estado. Un estado que debe ser dirigido por uno, lo mismo que el mundo ha sido hecho y es dirigido por un solo Dios. Sólo el soberano personal puede garantizar el orden, la unidad del cuerpo político.


Vaticano II para Schmitt y los que veían la iglesia como él fue un auténtico desastre: la iglesia se había vendido al liberalismo. La teología de la liberación que empieza en J.B Metz y sigue por Ellacuría, Ernesto Cardenal...etc es el resultado de ese concilio nefasto. Es sintomático como el opus dei, gracias al apoyo inestimable de Juan Pablo II ha perseguido la teología de la liberación hasta sus últimos refugios. No pueden soportar esa teología, y doy fe de ello, porque pasé los años de persecución a Leonardo Boff y demás compañeros mártires dentro del opus.



A la iglesia católica no le queda más que someterse al estado, colaborar con él. En este punto ya dudo si los opus seguirían a Carl Schmitt.


Lo de la unicidad del poder: no hay más que verlo dentro de la obra, todo se justifica en nombre del "Padre" = el Líder, y dentro de la iglesia su "papolatría".


Tal vez el ideal opusiano sería que el papa fuera opus dei y el rey de España también, y ambos asistieran por tanto a la "dirección espiritual" del opus dei en la sombra. Es decir, al final el poder soberano reducido a uno, el del opus dei, como quería Carl Schmitt.

Muy curioso algo que pienso también echan en falta estos pensamientos de corte fascista es el carácter carismático del líder, es lo que le falta a la democracia liberal. Nos gobierna gente que no tiene "gracia", los ciudadanos no sentimos reverencia ninguna por los líderes políticos. Son un mortal más: en el opus jamás el "Padre" es un mortal como tú y como yo. En especial me parece para las mujeres, el Padre está sobre todas las cosas. Se cultiva mucho la parte afectivo-sentimental-carismática-irracional en relación con los que gobiernan. Quizás los hombres opus por estar más en contacto con los curas que manejan, están más libres de estas histerias.


No es nada ficción que Carl Schmitt con sus analogías entre la política y la teología, con su ir y venir en dos órdenes tan distintos y que poco tienen que ver en una sociedad avanzada, acaba creando un Dios a imagen del derecho. Es decir: un tirano, que viene a coincidir bastante con el célebre "Dios tiquismiquis", el dios del opus dei: un dios con infinitas leyes, normas y normitas y ningún vestigio de misericordia.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Brabo, brabo , brabo,Ana genia, hay que quitarse el sombrero contigo.Es una pena que tantisima gente personas que estan en esa obra sectaria , esten bajo palio opudeista absorbidos por esa fanatica idea de el padre su ,su padre escriba, que ingnorantes,¿me pregunto?que veran , en ese oscurantismo? ¿o no?, a decir de nosotros fue ignorancia de la pura mala fe de esta gente, digo de toda la iglesia catolica apostolica y todo lo que se quiera.Por que aqui hay que meter a to el mundo.Si la iglesia es buena ¿quien va sospechar que el opus dei es una secta? si son lo mismo. Pues eso fue lo que nos paso y sigue pasando. Menuda patraña con dios, .Esta tarde he hestado en un furenal, y dice el cura, señor acoge en tu seno a fulanito que resucitara,Pero que mentira mas gora,si el papa botella dijo que el cielo fisicamete no existia, a ver en que quedamos.Bueno buen fide.
A G ha dicho que…
Ana, particularmente comulgo con la interpretación del Derecho Romano que hizo Alvaro D'Ors. Pero he de decirte que se trata de derecho PRIVADO romano, es decir nada político. Su libro "Instituciones de Derecho Romano" es muy bueno.
De lo que dices de su teología política, de acuerdo contigo. Basta leer un ensayo que tiene publicado en los ochenta. Se llama "El Orden y la Violencia". A mí se me pusieron los pelos de punta cuando lo leí: en efecto, teología política, cero democracia, España no es Europa, España es católica, no protestante, etc.

Sin embargo, hasta donde sé por testimonios de amigos míos, Alvaro D'Ors era muy buena persona.

Dicho esto, estaría bueno investigar si otros de los primeros de la Obra pensaban en algún momento como D'Ors en 1985.
A G ha dicho que…
Hola Ana,

Particularmente he oído testimonios de que Alvaro D'Ors era muy buena persona. Yo estudié derecho romano en la facultad con su libro. Sin embargo, se refería tan sólo al derecho PRIVADO romano. Nada que ver con la política. Me pareció un libro particularmente bueno que transmitía lo que Juan Iglesias llamó el "espíritu" del derecho romano (con una técnica perfecta que luego se recibió en Europa durante los 2000 años siguientes).

Sin embargo, su pensamiento político me puso los pelos de punta. D'Ors tiene un libro que se llama "El Orden y la Violencia", y coincide con lo que dices en tu post: la democracia y el liberalismo están muy mal (yo comulgo más con la primera que con el segundo, pero bueno). España no es Europa pues España es católica y Europa, protestante, etc. Me gustaría poner citas textuales y también el contexto.

No sé si los primeros del Opus Dei también pensaban como D'Ors en 1985, año de la publicación de ese ensayo.

Saludos
Ana A ha dicho que…
AG

no sé qué contestaros a los que decís para defender a los opusianos que aunque sus teorías sean de pelos de punta, ellos "eran muy buena persona".

Todavía peor me lo pones, ¿era tonto entonces para no calibrar las consecuencias de sus tesis?
Lo siento, no se sostiene.

¿D'ors no observó nunca nada extraño en la universidad de Navarra siendo catedrático en ella? Tampoco se sostiene.

Estoy de "las buenas personas que con la mejor intención del mundo" defienden y hacen barbaridades hasta más arriba de la coronilla...Y por lo que llevamos visto parecen constituir la masa integrante del opus dei...

Me acaba de salir una nueva oración:
"de las buenas personas, libera nos Domine!"
J.A. Vío ha dicho que…
Soy un lector de d'Ors. Sobre su relación con Schmitt, él admira sus intuiciones jurídico-políticas, pero nunca fue un Schmittiano. Es más, la versión de la Teología Política de d'Ors va mucho más allá de la de Schmitt, así que es una afirmación muy errada señalar que adhiere en un ciento por siento al jurista alemán. Principalmente porque C.S. usaba la teología en sentido metafórico, mientras que d'Ors fundaba su teología política en el reinado de Cristo. Cristo Rex Noster, de quien proviene todo poder, y con ello desarrollaba su teoría de la auctoritas, y la legitimidad.
Respecto de la violencia y el orden, hay muchos autores no católicos que coinciden con sus ideas. Principalmente cualquiera que vaya más allá del liberalismo y del dogma de creer que los derechos humanos de suyo como declaraciones judiciables pueden hacer mejores las sociedades, ya sea socialista, ya comunitarista, ya conservador. Así es que es una segunda liviandad referirse así a un autor.
Ana A ha dicho que…
A ver con el de las liviandades,
es posible, no he leído a Carl Schmitt ni a d'Ors. Me parece que hoy por hoy el más famoso de los dos es Carl Schmitt, por mucho que usted diga lo que dice. En España en general si se dice D'Ors no se piensa en el jurista, a no ser que uno sea jurista y a poder sel del OPus. Se piensa en su padre Xenius, escritor del noucentismo catalán, esteta y filóoso.

Y si ya usted especialista jurista me dice que d'Ors basa su teología política en el Reinado de Cristo, me acaba usted de hacer el favor. Así el que pase por aquí acabará de comprender porque el Opus Dei es fundamentalmente pernicioso, pues se confunde un personaje religioso, Jesús de Nazaret, con la política. Lo peor que nos ha pasado en España y que seguirmos padeciendo: la mezcla nefasta de la política y la religión. ¡Vaya par el d'Ors y el C. Schmitt! fascismo en estado puro.

Hoy por hoy no se ha inventado nada mejor para defender la dignidad de todos los miembros de la epsecie humana sin distinción que la carta de la ONU 1948. Hasta en eso estáis los OPus y filo regando fuera del tiesto del progreso de la humanidad.
D'ors introdujo a C. Schmitt en el Opus Dei español, que esos sí que miran mucho a quien se dejan introducir.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA