¿Por qué no te callas?

Este invierno en la cima de la Peña de Jaén....¡fresquito!
Isabel, pienso que la iglesia no es sólo la curia vaticana ni los clérigos que ocupan cargos. La "clerimanía" es una patología de la fe. Insisto en que es preciso informar porque la inmensa mayoría de los creyentes que no disponen de ningún poder en la iglesia católica ignora estos chanchullos y hay que proclamar lo que hemos vivido. Si he entendido bien hay más de mil millones de católicos en el mundo, la mayoría en América, Africa, ya no en Europa. Nada tiene que ver el poderío del opus dei y su ambición por mandar con esta realidad de la fe que se extiende entre la gente "sencilla" de la tierra. Son los que mejor entienden, me molesta mucho, muchísimo el "aprovecharse" de ellos, me revienta. La fe es el tesoro más grande que puede tener el alma.


La iglesia nos abandona desde el primer momento, recuerdo a don Josémaría Conget que era el párroco de san Miguel, la parroquia donde iban mis padres a misa, la única vez que hablé con él. Este señor llegó más tarde a ser obispo de Jaca. Tengo grabado el día en que hablé con él, creo que nunca más lo volví a hacer. Me habían pedido un "certificado de confirmación" para poder concederme la oblación en el opus dei. Y con mis todavía no 18 años, toda ingenua y candorosa fui a pedirle semejante extraño papel al párroco.


El hombre se limitó a preguntar "¿Estás en una sección de la Obra?" Punto y aparte. Y me dió el papel. No hubo más investigación ni interrogación ni cuestionamiento. Me pregunto: ¿Soy la primera mujer en Pamplona que se ha hecho numeraria y ha tenido que proceder a estos trámites? ya entonces, hace casi tres décadas ¿no había habido otros católicos y católicas en mi ciudad que habían salido escaldados del opus dei? ¿de verdad que ningún cura de Pamplona había recibido los despojos de un ex numerario o ex numeraria? tampoco me lo voy a tragar. No he sido la primera ni por desgracia la última en mi ciudad "super católica" que ha sufrido esta secta en virtud de una creencia muy arraigada en la familia.


Era la comidilla de todo el mundo en mi ciudad. Recuerdo en el patio del colegio de las Carmelitas, yo tenía unos 10 ó 12 años, ya iba por el club Isaba. Y un día de lluvia que no podíamos salir al recreo y nos quedábamos en el salón, las alumnas de 15 hacían un corro y cantaban "vamos a quemar el opus dei". Me quedé de piedra, impresionada, porque había ya un odio larvado a una institución dañina.


Se sabía ya entonces, ¡lo cantaban las alumnas de un colegio de monjas!

Hay muchos damnificados anteriores a mí en Pamplona. De todo tipo: gente que pierde su dinero, que ha perdido su salud, que ha perdido, su vida, que ha perdido su familia.... Se sabe, es vox populi desde hace años. Pero no se cuenta, no se habla. Se calla, se sufre en silencio, se acepta. Se lleva con "resignación cristiana" mal entendida, porque no estamos en este mundo para que nos pisen y callar. Y sobre todo, el gran argumento en este país feudal del siglo XXI: dan trabajo.



La justicia hay que pedirla, hay que luchar por ella. Bien sé yo que entre los clérigos les puede la "política". Pero lo siento mucho: eso no es la iglesia. La fe de cada una de las personas creyentes es lo más importante, es lo que de verdad construye la iglesia. Por muchos curas y obispos que haya si no hay fe no hay iglesia. Yo no puedo parar de hablar, es necesario que las cosas que hemos vivido lleguen a oídos y al corazón de la gente que de veras cree, y vive de fe. No puede ser que este grupo sectario siga aprovechándose impunemente.


Me revienta que encima vayan predicando la ortodoxia y la obediencia al papa. Es preciso que dejen de aprovecharse del capital moral de la iglesia católica. No se puede confundir la fe católica con la sociología católica, y en este país se confunde voluntariamene una y otra vez.

Un cura me decía hace poco que hay que rezar por esas personas que abusan, y la verdad, como era extranjero y tampoco me entendía claramente con él, no pude decirle "y un cuerno señor cura". El opus dei para machacar a la gente no se limita a rezar: hacen, urden, manejan, mienten.


No puede ser esta actitud imbecilona de "recemos por ellos". Las cosas se solucionan cuando se dan a conocer, cuando se cuentan, se hablan y se abre un debate sobre "realidades", que son nuestras vidas, nuestros sufrimientos, lo que nos han hecho y lo que nos ha pasado. No cuestiones de si esto es pecado mortal o venial, ya está bien de distraer a la gente con leyes absurdas y engañarla.

Lo que es pecado es aprovecharse de las conciencias, pecado gordo contra el Espíritu Santo, del que dijo el Señor que no tiene perdón.


Por cierto, me han vuelto a enviar a una ex numeraria a "saludar" como quien no quiere la cosa. Pero no perdí el tiempo con ella, ni la miré a la cara. Cada vez que hablamos con ellos, ex o in, tiramos piedras sobre nuestro propio tejado.


Bien que se ocupa el opus dei cuando te vas de hacerte sentir la "soledad", de hacer terreno quemado a tu alrededor. He aprendido en la escuela de la vida y esa lección no se me va a olvidar jamás, la llevo clavada en mis carnes. Hicieron lo posible todos ellos, los que siguen en el opus dei y los que se fueron, para que pensara que mi vida era un desastre, que nadie me quería y que sin el opus dei no había sitio en el mundo para mí.

Pero lo superé. En el desierto se aprende mucho, cosas que en el opus dei no se pueden aprender porque no hay tiempo para la libertad ni para la reflexión. Sólo hay tiempo para consignas y slogans. Así nunca te encuentras contigo misma.


Ya no soy la misma niña tonta que todo se lo tragaba durante veinte años, el opus dei no se acaba de convencer de ello. He vivido cosas muy fuertes, gracias a ellos. "Lo que no me ha matado, me ha engordado".

Comentarios

gadero ha dicho que…
"oportet ut scandala eveniant" (Mateo, 18:7 y Luca 17:1. El silencio es mafioso. Animo, Ana, adelante! :)
kari ha dicho que…
Ana he estado un poco apartada de este blog,como la nueva ley del gobierno la ley de las religiones necesaria para este pais imprescindible para que los hijos de puta de todos todos la iglesia y el opus, todos son lo mismo, no te equivoques, si no son lo mismo tragan con rueditas de molino.Es asqueroso ver como se remodelan esos monumentos eclesiasticos y al contrario se muere la gente de hambre,.Supongo que sabeis que donde ahora esta donde se supone el sepulcro de tu señor,antes no habia nada, Nazaret quedo arrasado por los romanos, y llego s,Teresa madre del rey Costantino y dijo, ah mira aqui nacio el señor, y se hizo la basilica que ahora se disputan las tres religiones,.Entonce es todo una gran mentira he idiotez que exista un dios , que barbaridad, de eso se jartan los opus.
gadero ha dicho que…
Y, como no soy una mafiosa, mi nombre y apellido es Gabriella De Rosa.
Isabel C ha dicho que…
Ana, quizás sea sólo cuestión de nombre. Los que tu llamas católicos buenos, sencillos, engañados por otros que se dicen católicos y se aprovechan de ellos (clérigos y no clérigos, los hay en los dos grupos), para mí, son un puñado de gente buena. Si eso es la Iglesia, los otros, no deberían llamarse Iglesia o viceversa.

Hoy he leído al través, en sociopolítica.com, que Rouco Varela decía que las guerras ocurrían por los pecados de los hombres. Evidentemente, sí. Pero Rouco se refería a unos pecadores. Lo dijo en una misa en el Valle de los caídos. Si Rouco es Iglesia, los católicos no trépalas no deberían formar parte de su grupo.

Dices que la fe es un tesoro, sin discutirlo, pienso que tu tesoro es tu rebelión ante lo que consideras hipocresía e injusticia.
Ana A ha dicho que…
Isabel,

probablemente sin fe en que las cosas pueden y deben cambiar no me habría revelado contra la hipocresía y la injusticia.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD