Más sobre confesiones

¡Hay que ver lo que da el tema Opus de sí! es tan extraño lo que hemos vivido comparando con la España plural y moderna de la que habla esta misma noche Zapatero.... ser numeraria es estar en otra galaxia.

Por ejemplo sobre el tema de las confesiones. Me alegra comprobar que ya va siendo "cultura general" que los opus te hacen confesarte con sus curas en cuanto que empiezan a considerarte parte de la "labor". La labor se refieren al "trabajo con las almas", es decir, a la caza y captura. Pero las directrices son todavía más específicas.

He vivido muchos años de mi vida numeraril en Pamplona. En esta ciudad las posibilidades para confesar con un cura opus son infinitas: en cada facultad de su universidad hay un oratorio con sus correspondientes confesonarios, en la clínica, en los colegios, en cada uno de los alrededor de 100 centros que debe de haber entre las dos secciones. A esto hay que añadir que los curas agregados e incluso algunos numerarios tienen horario dedicado al confesonario en algunas parroquias de la ciudad. Mi madre como supernumeraria que era se confesaba en la iglesia de San Miguel con un tal don Augusto. Durante años allí acudía semanalmente, en la capilla de la virgen de Fátima estaba el confesonario ocupado por don Augusto.

Pues bien, a pesar de la amplia oferta de curas y horarios, porque está todo bien especificado a qué hora está cada quien en su confesonario, vayan ustedes a pensar que yo como numeraria o mi madre como supernumeraria íbamos a poder elegir cura como si del corte inglés se tratara. De ninguna manera. Cada miembro del opus tiene su cura específicamente asignado por la jerarquía opusiana. Es fundamental para tenerlo todo bien atado el hecho de que el cura con el que un miembro opus se confiesa esté en contacto con el "consejo local", es decir, con las directoras. Obviamente el confesonario es uno de los instrumentos de los que el opus se sirve de maravilla para tener a la gente agarrada por donde se suele decir.

Ni siquiera cualquier cura opus es buen pastor, sólo el buen pastor designado es buen pastor. Para que aprendan obispos y curas cómo y porqué se dirige a la gente por el mismo raíl. Realmente los curas diocesanos no tienen ni idea de lo que es "controlar" a sus ovejas. De ahí el contraste entre las iglesias diocesanas y el opus, donde hay libertad siempre hay cierto desorden sano y normal. Donde hay control, estamos ante un ejército en orden de batalla. Nadie se sale de la fila. Este es el secreto de su eficacia, una eficacia que no creo que sea evangélica, más bien parece fascista. Tampoco creo que sea el lema que le cuadra al evangelio: orden y control. Más bien los opus dejan a Hitler atrás.

Retomando lo del orden de batalla, ¿guerra contra quién en los tiempos que corren? me parece que es muy acertado ver en el opus dei un remedo de sus orígenes en la guerra civil española. Entonces se confundieron tan desastrosamente para los españoles política y religión. En el opus es que no hay separación entre estos dos términos, en su praxis están perfectamente mezclados, y ya se sabe quien de los dos ha salido perdiendo.

Ana Azanza
Posted by Picasa

Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA