Vigilancia

 

Es muy impresionante todo lo que cuenta Isabel Caballero. Desde luego el fondo del asunto es que había dinero que sacarte, de ahí todas las manipulaciones. ¡Cómo avanzaría la denuncia ante la sociedad si tanta gente extorsionada directa o indirectamente por ellos contara con claridad lo que le han hecho!

Es una pena que en la cultura popular no se asocie por ejemplo el diario Marca, perteneciente al grupo Recoletos, con el opus, con estas prácticas de extorsión sin escrúpulos. Ahí tenemos al diario organizando una fiesta ayer mismo a la que asisten los directivos más importantes de los clubs de fútbol...¡qué vergüenza para este país! ¡cuánto lucimiento a base de quitarle el dinero a la gente poniendo por medio la fe!

También me dí cuenta hace unos días de algo, por el tema de la vigilancia en el opus. Debió de ser en el curso 2001-02. Ya me habían quitando mis "cargos" (de mierda) en el opus, ya no estaba en un consejo local ni me permitían llevar charlas. Lo normal que te hacen para que te sientas mal. En esas estábamos cuando, cosas de la vida, trabé una amistad sincera por mi parte con alguien de mi gremio. Esa persona me llevó a conocer la asociación andaluza de filosofía. Hacía de vez en cuando alguna salida con ella a la sierra. Como me estaban dando de lado en mi supuesta familia, me busqué otras ocupaciones y otra gente. Pues bien las numerarias que eran las directoras entonces esto no lo pueden consentir. Te tienes que amargar la existencia por narices, tienes que pensar que eres una mierda y que nadie te va a hacer caso en la vida.

Recuerdo un domingo que fui con esta compañera a dar un paseo por la sierra. Y cuando volvíamos luego de haber andado unas cuantas horas nos encontramos ¡por casualidad! a maria José Puerto, supuesta "vigilanta" que las directoras de Granada habían puesto en mi centro para controlarme a mí y a alguna otra "rebelde". Iba con una tal Capi, agregada, y había una tercera que no recuerdo. Hasta ayer, seis años después de esos hechos, no me dí cuenta de que el encuentro no fue casual. Habían salido en nuestra busca para encontrarse con nosotras dos y saludar a la persona que me acompañaba. Si esa tercera persona iba a ser un apoyo en mi alejamiento del opus había que quitármela de en medio. había que ganársela y para ello "empezar a tratarla", echarle un ojo primero, y a partir de ahí, poco a poco intentar alejarla...

Luego pasaron muuuuuchas más cosas, que ya sería demasiado largo de contar. Pero si a alguien le viene bien y abre los ojos con respecto a la gente opusiana que tiene alrededor y sus pretensiones: control total de los demás.
La verdad que ha sido un gran avance en mi vida quitarme de encima a esa gente, capaz de estarse en una esquina esperando horas a ver quien entra y sale de una casa. Pero eso me encantaría que lo contara alguna de las personas a las que les ha pasado.

Disfruto muchísimo, el doble, de poder disponer de mi tiempo para hacer lo que ma da la gana en cada momento sin control, esto es el paraíso... que yo sepa no han instalado cámaras en mis recorridos, aunque con esta gente nunca puedes dar por finalizada la lucha. Siempre están al acecho para intentar hacernos caer. Lo de ser el temido opus no se improvisa.
Posted by Picasa

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Buenas, Ana. Enhorabuena por tu blog. Es muy ameno y esclarecedor. Recomiendo el libro de David Yallop titulado "En nombre de Dios". Trata sobre el breve papado de Juan Pablo I. Sé que es una edición de bolsillo.
Un saludo
isabel ha dicho que…
El fondo de mi historia es que me casé con alguien que según él, tenía mucha familia opus. Los conocía pq él me los señalaba, no pq yo supiese. Al menos una parte, nunca me tragó, porque discutía - lo mismo que discutí con Rojas mis ideas -.

Al padre de mis hijos lo amenazaron con desheredarlo si se casaba conmigo (no he sabido esto hasta 24 años después). Pero lo desheredaron.
Vaya! repartieron con trucos en forma de compra-venta y ahí quedó la cosa.

Cuando yo puse la empresa, no llevó bien que los hombres de su familia tuvieran empresa - á los otros se las había dado su padre - y él no. Y ahí empezó el problema.

Rojas, cuando me llamó, lo 1º que hizo fue intentar convencerme de lo bueno que sería ceder participaciones a mi entonces marido. Como vio que no, intentó que las cediese a mi hija mayor - que ya estaba bastante ganada, con enchufes, notas, protagonismo ... -.
La verdad es q mi niña valía. Buena estudiante, inteligente - pero no, la que más -, como suelen ser todos los jóvenes que han sido buenos estudiantes y han tenido una buena enseñanza. La inteligencia - capacidad para resolver problemas -, se mezcla y ayuda del aprendizaje y la información almacenada y de ahí sale algo, que suele ser valioso (con esto quiero decir que a mi hija, no creo que le regalasen notazas, sin tener ni idea, pero muchos puntos para el sobresaliente y la matrícula, sí creo que le dieron).

Bueno ... pero a pesar de confiar mucho en mi hija - ya he dicho qu no tenía ni idea de lo que estaba pasando -, no le cedí acciones. Simplemente pq consideraba que no había motivo para hacerlo.

Rojas tb intentó que cambiase a mis otros dos hijos, más pequeños de colegio (me propuso el Retamar). Iban a un colegio bilingüe laico (un absurdo, que no relato por largo).

Creo que si me hubiese sometido - cedido participaciones, medicado y no hubiese puesto objeción al "pitaje" que Rojas había previsto para mis hijos ... Las cosas hubieran ido de otra forma, si Rojas y mi ex marido, hubieran visto que yo podía quedar en situación de "manipulable". Pienso que mi ex - que me conocía muy bien -, siempre advirtió a Rojas que no quedaría "manipulable".

El plan fue subiendo de tono, pq así lo requirieron las circunstancias.

Poco inteligente por parte de Rojas. Creo que el padre de mis hijos era mucho más listo que él y una vez tuviese la empresa, no se iba a enrolar en el Opus Dei - cosa q creo que no ha hecho - aunq no lo sé, ni me importa.

Mis dos hijos pequeños, pese a q terminaron separándome de ellos, no se han enrolado. Al menos eso creo, estoy bastante segura. Tampoco creo que lo haya hecho la mayor, pero no sé.
isabel ha dicho que…
Acabo de perder mi comentario ... bueno comento sobre algo más breve.

Ana, no creo que sea suficiente con que la gente cuente. Hay que denunciar todo lo que no esté bien y conseguir que "esas manos", que por obediencia, compañeros de la organización, contactos ... o por lo que sea, intervienen, no lo hagan.

Acabo de dejar un artículo informativo en un foro, que no cito para evitar presión. A ver si me lo publican. Si no, diré aquí q no me lo han publicado.

Esta mañana he preguntado y en la Comisión Deontológica del Colegio, me han dicho que ayer vieron mi denuncia. En unos 15 días me contestarán. También traeré aquí el resultado.

El asunto "vigilancia" también lo conozco. Me siguieron y después, en cada portal de Madrid que entré - en casa de amigos, abogados ... -, yo tenía un piso alquilado. Resultando que tenía mucho dinero para alquilar pisos - evidentemente el dinero lo había tenido q llevar de mi empresa. Todo esto sin probar por parte de ningún testigo, contrato de alquiler, etc.

Calumnias tras calumnias, terminé en la calle y mi ex disponiendo de 3 adosados y 2 pisos en Pozuelo.
Me prohibieron la entrada en mi empresa (en el domicilio social de mi empresa).

Me dijeron que habían venido 8 policías a buscarme, la madrugada que me quisieron internar (no los conté pq perdí el conocimiento pero 8 ó 4, es lo mismo). No mandaron a ningún policía local para que viese si tenía esos pisos alquilados, si tenía viviendas de sobras como decía mi ex o las tenía todas él (como era lo que sucedía).
Anónimo ha dicho que…
Creo que el opus dei, desde su fundador, utiliza herramientas de control apoyadas en el conocimiento de la psicología.

Creo que la mayoría de sus métodos salen sobrando en aquellos que no les prestan atención, pues dejan de tener poder sobre la persona que quieren controlar.
Anónimo ha dicho que…
El pastón que le deben sacar a los presidentes de los clubs de futbol será inmenso. Estoy seguro que muchos pagan para evitar que puedan ir contra ellos con calumnias, creando falsos rumores, etc. y para no perder los favores que pueden recibir a cambio si llega el momento.
Anónimo ha dicho que…
El pastón que le deben sacar a los presidentes de los clubs de futbol será inmenso. Estoy seguro que muchos pagan para evitar que puedan ir contra ellos con calumnias, creando falsos rumores, etc. y para no perder los favores que pueden recibir a cambio si llega el momento.
Morgana ha dicho que…
Ana, a mí nunca me vigilaron (vaya, eso creo), pero fue porque no les di motivos. Ahora sé que lo habrían hecho si en algún momento yo hubiera actuado con un criterio distinto al suyo.

El lavado de cerebro que me hicieron fue tan rotundo, que ni una sola vez me planteé hacer nada fuera de lo que me indicaban. Ahora me echo las manos a la cabeza, pero cuando recuerdo mi historia, lo entiendo todo: niña insegura, inteligente (pero con una inteligencia demasiado teórica), dócil, poco valorada en su casa, acostumbrada a no levantar la voz, a no decir "no" por pura educación (cosa que aún arrastro no sabéis hasta qué extremos), a complacer a los demás, a pensar que ella no era importante... caldo de cultivo para una "vocación" de las que no dan problemas y sólo reportan beneficios.

Luego, te echan a la espalda la idea de que, si las cosas no funcionan bien, es porque tú no das la talla: "si estás entregada, serás feliz". Ergo... si no eres feliz, es que no estás entregada. "Culpa tuya". Esa idea, mezclada a la mejor voluntad por mi parte, me hizo tanto daño que me llevó casi a la desesperación.

Recuerdo un día, años antes de irme, en que estaba de curso de retiro en un colegio mayor y, desde la ventana veía a las familias que acudían el domingo a misa, con sus hijos. Me sentí tan desgraciada viendo esa felicidad, tal vez aparente, pero en cualquier caso de familia normal que yo no podía tener, que me di un hartón de llorar impresionante.

Pero luego llegó la hora de la comida, me enjugué las lágrimas, me lavé la cara y bajé al comedor a seguir con esa pantomima que yo pensaba que era mi vida real, la que me había estado reservada desde "toda la eternidad".

Si alguien que lo esté pasando mal me lee, querría decirle que Dios no le pide a nadie que sea un desgraciado, y menos de por vida. Cuando una carga no es ligera, sino que te impide caminar y levantar la mirada, lo mejor que podemos hacer es sacudirla bien lejos, o tirarla encima de quien nos la ha puesto a la espalda. Sin ningún remordimiento ni culpa, porque para algo el mismo Dios nos ha hecho libres, y nos ha puesto ese afán de felicidad dentro. Nadie tiene vocación de víctima, a nadie le pide Dios que viva en la desesperanza más absoluta. ¿No dicen ellos mismos que la tristeza es cosa del demonio?
isabel ha dicho que…
Ana, revisa si pasa algo en el blog. Parece que no soy la única, que cree que ha perdido el comentario (hay otro que se repite, quizás porque creía haberlo perdido).

El Opus Dei no sé, pq no he estado, pero Enrique Rojas se apoya en el conocimiento de como funciona la mente humana para manipular tanto a la víctima, como a su entorno y da instrucciones en forma de mensajes que parecen lógicos y coherentes, para que el entorno ayude a que la víctima se trastorne.

Si lo he dicho, perdón pero repito - mi objetivo es difundir e informar a quienes no están informados -, yo había estudiado psicología, aunque no había ejercido en clínica, recuerdo que los sobresalientes de mi carrera los tuve en las asignaturas concretas que hacían referencia a la psicología y a la clínica.
Estoy segura que gracias a eso, Enrique Rojas no consiguió manipularme, aunque le faltó un pelo.
Rojas partía de la enorme ventaja que supone el exceso de confianza que se deposita en alguien que crees buena persona y "un lumbreras" (Catedrático de la univesidad donde yo había estudiado y aprendí a pensar). La víctima no está guardia (en "alerta"),nunca.

Si esta técnica es similar o idéntica a la aplica el Opus Dei, podéis sacar conclusiones.
Anónimo ha dicho que…
Malayo el Opus!!!!! y la gente mala que hay dentro.
Mª José Puerto y Capi se quedaron descansadas siguiéndote. Sobre la psiquiatría y los casos de suicidios que se han dado habría que airear para que se sepa.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD