Despedida del año. A cada palo su vela


Sé que hice una excursión a Vaux le Vicomte, y recuerdo que allí se representó una obra de Molière por vez primera, y que la Fontaine vivió en ese castillo. Pero de quiénes íbamos no tengo idea. Esa excursión fue excepcional en mi vida de enclaustramiento físico y mental por eso es inolvidable.
Isabel sí a todo lo que dices para explicar la expresión "la releche". Pero sigo insistiendo en que hay un componente social, psicosocial es a lo mejor más exacto, que te hace aceptar sin cuestionar. Es todo un mundo en el que entras sin manual de instrucciones porque desgraciadamente muchos que hubieran podido escribirlo hace décadas se han abstenido. Ahora estoy pensando en R. Panikkar, famoso teólogo, que será genial, pero en este asunto no ha dado la nota que necesitamos de él muchos otros católicos. El fue numerario, también su hermano, filósofo célebre lo fue.
En algo no te doy la razón. En mi caso mi vida de numeraria no tenía nada de cómoda. No era de alta estirpe opus, de manera que no estaba destinada al mando ni a la "doble vida" de las que llevan los apellidos que dan derecho al cetro. Tenía talento, pero no para la hipocresía, de forma que lo mío era el opusproletariado. Es decir, la explotación capitalista de mi persona hasta reventar.
Siempre he tenido como algo aceptado, quizá por la educación espartana recibida, en parte por temperamento, "que la vida se parece más a la lucha que a la danza." Es algo que llevo dentro, la vida es lucha por la supervivencia, esfuerzo constante, superación de dificultades. He puesto esta foto hoy en Grazalema porque fue una excursión que la pasé fatal subiendo el monte, quizás por el calor. No tenía fuelle.
En el opus tenía mis dificultades, absurdas, artificiales, que no eran las normales de una persona en "medio del mundo". Eran ponerse el cilicio cada día, hacer un plan apostólico, decirle a alguna amiga que viniera a una charla, exigirle a una supernumeraria la aportación, comer la fruta que me gustaba menos, rezar rosarios en vez de conducir distraídamente escuchando música, aguantar las correcciones fraternas, soportar las tertulias, no poder abrir la boca para contar nada, soportar los jarros de agua fría sobre mi entusiasmo vital, confesarme con puntualidad cada sábado, pasar "hambre" el sábado esperando la cena, .... etc, etc, etc... Trabajar, trabajar, trabajar para llegar a todo: rezos, encargos apostólicos, instituto, encargos en el centro. Una vez me dibujaron como broma un hombre orquesta, ya sabes con cada extremidad un instrumento. Además tenía a mi querida madre que fue fuente de sufrimiento. No vivía tranquila, acababa agotada por la noche. Pero como soy de talante activo me iba la marcha. Encima pensaba que era por Dios, así que ahí me las den todas. ¿Más trabajo? más mejor.
Eran sufrimientos que no eran reales. Cuando empecé a despertar, entonces empezó el sufrimiento verdadero, el que venía del uso de la libertad que se encuentra con las verdaderas "cuestas" de la vida. Y vino el crecimiento. Cambié el cilicio diario por las dificultades diarias de ser libre. En esa parte ya te doy la razón. Es cierto, aprendí a vivir con muchas menos seguridades, porque ya no sigo a un gurú que me lo da todo hecho.
Y sobre Panikkar es un documento que he encontrado en el libro de Bruno Devos. Dice que fue numerario de 1940 a 1966, con el talento y la fama al parecer mundial que le caracterizan ya podía haber hecho algo en este tema. Pero se limita a irse por las ramas, no piensa para nada en la justicia, en la ayuda que muchos pueden recibir de él si habla con claridad, sin ambigüidades como que "muchos católicos piensan como el opus dei". Y un jamón, señor Pannikkar: los métodos opus de seducción, adiestramiento y dominación mental no es algo que haya encontrado en ningún otro grupo católico, a Dios gracias. Y tampoco tiene sentido que me diga que la humanidad tiene problemas más graves que el opus dei para distraerse hablando de él.
Para los que lo hemos padecido es esencial y de justicia la autoaclaración y la explicación a otros de nuestras vivencias. Aunque el calentamiento global o los peligros de la energía atómica o el hambre afecten a mayor cantidad de humanos. No echemos balones fuera, cada palo en este planeta tenemos nuestra propia vela que aguantar.
¡Feliz 2010!

Comentarios

Isabel ha dicho que…
Ana, me da vergüenza ocupar tanto espacio con v/temas. Como decía el anónimo y reconozco, no conozco mucho (no me ocurre lo mismo cuando ocupo espacio en opuslibros o allí donde puedo sobre Enrique Rojas, pq apenas hay gente que se atreva a destapar a Rojas; para exponer sobre el opus dei sois cientos). Pero voy a soltar el resto de explicaciones que tengo para el asunto de "la releche" (si no consigo explicarme ahora, dimito en este asunto).

No pretendo, dar lecciones, ni que estéis de acuerdo conmigo. Sólo expresar lo q pienso desde el patrón por el que estoy cortada (creo q no es mejor ni peor q el vuestro, es diferente) y dar mi opinión de por qué optamos por una conducta en lugar de por otra, que a su vez tiene como consecuencia, que las cosas sucedan de determinada forma.

He remirado y he dicho "estabais muy cómodos emocionalmente".
Venga filósofa! es otro concepto diferente al de "vida cómoda". Por supuesto que trabajabais. No lo dudo. Lo decís todos. También decís q a los 40 en el opus y para el opus, ya se es viejo (ya no se puede con lo que se podía).

Se siente uno cómodo emocionalmente cuando se dan (o creemos que se dan), una serie de supuestos suficientes, tanto en cantidad como en calidad, que hacen que tengamos cubiertas una serie de necesidades emocionales (seguridad por la pertenencia a una familia y a un grupo que es al que queremos pertenecer, querer y sentirse querido...). Repito que da igual que sea cierto o no. Lo que importa es lo q creamos.

En tu caso, pienso que lo tenías más fácil (tu otra family, tu madre, te producía sufrimiento). (1)

- Un paréntesis a ver si consigo explicarme esta vez:

a) Un tipo de estrés/ansiedad* lógica (incluso a veces necesaria), es la ansiedad que se produce cuando no se dispone de tiempo para poder hacer/ terminar una tarea con un nivel de calidad que nos satisfaga. (ej., tú de hombre orquesta o cualquier alumno/a q haya dejado el trabajo q le has mandado para hacerlo el fin de semana, no lo ha hecho pq se ha pasado parte del findes de juerga y a las tantas del domingo, ve que no llega (esto no desestabiliza emocionalmente a no ser que sea excesivo y persistente).
Se analiza la situación y se intentan otras conductas que pueden ir desde organizarse el tiempo de otra forma hasta ser más chapucero en el trabajo, para evitar esos picos de estrés q provocan ansiedad.

b) Otro tipo de estrés/ansiedad* es la que se da cuando descubres que te están engañando aquellos en los que más confiabas - se te derrumban los esquemas - / o a tu alumno lo ha dejado la novia o se ha enterado que su padre está en paro/ o que sus padres se van a divorciar (puede desestabilizar emocionalmente por un periodo más o menos largo o larguísimo, en función de otras variables que se den y su interrelación).
En el caso de tu alumno, no es lo mismo que su padre se quede en paro si a continuación les toca la lotería o se les inunda la casa y se quedan sin muebles.

(*) La ansiedad, es un síntoma del estrés (ya sea estrés laboral o emocional), que puede y suele cursar con otros síntomas (el nombre es lo de menos, me importa el concepto).
Isabel ha dicho que…
(1) Como mínimo, estabais holgadamente bien (o creíais que estabais lo mejor que se podía estar) y se da por cierto (vosotros y en general todos los humanos hacemos muy parecido), que el conjunto de supuestos que tenemos como válidos son ciertos y no se cuestionan.

Inconscientemente, en pro de la supervivencia (de la estabilidad emocional pq ésta, ayuda a la supervivencia), nos negamos a analizar los datos que tenemos para no descubrir nada q pueda perturbar esa estabilidad emocional.
Pero en el fondo, sabemos que esos datos no cuadran (de ahí que no los analicemos, tenemos miedo del resultado; de no presuponer algún inconveniente, analizaríamos en cuanto percibimos el dato; a veces ocurre así y nos llevamos el correspondiente batacazo).

No habernos enfrentado antes de lo que lo hemos hecho, a los datos que teníamos, es donde veo la releche (la más grande de todas las releches la veo en mí /si no me cuadraba que "el catedrático de la UCM" me llamase para que fuese a "ayudarle con la terapia" que el padre de mis hijos estaba llevando a cabo en su consulta y al llegar allí, me mandase a un sitio donde me pidieron 19 mil ptas. de l'époque a la entrada (y yo no sabía que era aquello), en lugar de dar por supuesto que "el catedrático" lo era, no podía engañarme o me estaba tendiendo una trampa pq en este país teníamos suficientes mecanismos para detectar esos fraudes y la policía y la justicia actuarían inmediatamente, si se dieran (pensar lo contrario me hubiese producido desestabilidad emocional, se podían resquebrajar supuestos q yo daba por ciertos y aportaban seguridad a mi vida), debería haber analizado los datos objetivos que tenía (aquello me estaba pasando, yo era una persona que nunca había tenido visiones, no confundía los sueños ni las películas con la realidad; no inventaba mentiras que después me creía ni tenía problemas de percepción). (2)
Isabel ha dicho que…
(2) ¿Existen relaciones causa-efecto para ser "releche" en un determinado momento ante una determinada situación? Por supuesto.

El miedo a lo desconocido es una de ellas (aunque no sepamos identificar miedo a qué). De la forma que yo era (sólo conservo parte) y los supuestos que daba por ciertos, si hubiese analizado los datos, hubiese ido disparada a denunciar al Rojas sin pruebas (Rojas hubiera dicho que no me había mandado allí y era mentira todo lo que estaba diciendo; demostrado está que más gordas las dice, eso hubiera sido pecata minuta).

Por otra serie de circunstancias que se daban, creo que era lo peor que podía haber hecho; no hubiera servido de nada a efectos prácticos (q se investigase a Enrique Rojas; todavía no se le ha investigado) y hubiese jugado muchos puntos en mi contra (a mis hijos ya los habían convencido de "mi enfermedad mental"; no lo sabía, pero había perdido la credibilidad ante ellos, aunque en el fondo, algunos datos tenía tb en ese campo). Nadie me hubiese creído si hubiese denunciado.

Si vosotros hubieseis puesto en duda la sobrenaturalidad de los directores (mentira evidente que era de lo q hablábamos), se os avecinaba una total discrepancia con v/entorno - v/familia -, miedo a q v/relaciones fueran a peor - incluso rechazo y/o castigos-, nadie os hubiera creído y no hubiera servido de nada (el resto hubiera seguido creyendo; todavía sigue creyendo).
¡Claro que existen razones para ser la releche!.

Creo que no he cuestionado que exista un componente psicosocial que ayude a ser releche. Pienso que existen muchos (la índole es lo de menos).

Tú no te has puesto el cilicio pq seas tonta perdida o una innovadora que quería "probar" cilicio días y días, sino convencida que era bueno/útil/ era lo mejor por algo y para algo.

Cuando te das cuenta que te lo has puesto porque te han engañado y lo has hecho "para nada", comienza otro tipo de sufrimiento con un dolor que no es el "físico".
Afortunadamente, en la mayoría de los casos surge un sentimiento de "rabia" al sentirse engañado/traicionado, que empuja a luchar.

La lucha y la esperanza en el resultado de la lucha es lo que hace que la mayoría salga adelante.

Si te fijas, todas las víctimas parten del mismo deseo "que no se vuelva a repetir la situación en otros" (desde el padre de Mari Luz (la niña de Huelva), la madre de Sandra Palo, la gente de opuslibros y otros blogs, tú o yo misma.

Que se diera y se dé todo lo anterior, creo no es excusa para no "censurar" la releche del pasado e intentar ser menos releche en el futuro (tú eres un ejemplo; cuestionas muchísimo más que antes; te preguntas por qué tal teólogo no se moja y cuando tienes la repuesta, censuras su conducta).

Antes no te cuestionabas si tu directora tenía poderes sobrenaturales o no, ni a tí misma (menudo mal rato!!).

Ahora lo haces públicamente tan pancha (¿eres o no mucho menos releche que antes? / eres menos "tonta" pq tienes menos venda ya que tienes menos miedos, que es lo que pretendí decir al utilizar esta palabra).

En definitiva, analizas la diferencia entre lo que dice o no dice el teólogo sobre el opus y lo que ha hecho (irse del opus).

Los de fuera, como mínimo deducimos que no considera que sea una forma de vida aceptable cuando se va. Y tú que has estado dentro, crees que forzosamente conoce conductas denunciables que no denuncia y te atreves a exponerlo.

Feliz año!
Anónimo ha dicho que…
Yo no pertenezco ni he pertenecido nunca al opus,pero te agradezco que lo cuentes porque una parte de mi vida esta reflejada en lo que tu dices ,en determinadas partes de tu relato parece como si lo estuviera contando yo.Isabelque no te den vergüenza tus comentarios porque a mi encantantan,por mi parte a mi me gustaria que escribieras bastante más de lo que lo haces

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA