Los problemas de la burocracia

No sé qué se celebra ese día, era una fiesta señalada del anterior jefe.

Lo están cociendo ellos. O dan un golpe de estado los demás que no creo o sale el suyo sin remedio. Todo lo indica. Las normas del cónclave secreto secretísimo, reforzadas con las penas para el que twitee, el motu proprio modificando lo necesario hecho por otro opusino, lo están apañando en su cocina y a su gusto. Los días que tiene que durar, metiendo prisa para que no dé tiempo a pensar, a dialogar ni  a decidir reflexionando. ¿Con cuántos habrán hablado ya y cuantos votos tendrán apalabrados?. Lo van a sacar y, hala, a aguantar más decadencia.


Este empieza hablando del declive del monasterio de su pueblo, y termina por decir una jartá de verdades sobre Roma. Ha estado trabajando en el Vaticano y ha recorrido el mundo, sabe de qué habla cuando se refiere a la estructura central de la iglesia. Ilustra. Desde la experiencia. Los conventos llenos de los siglos pasados están hoy que se caen, y bienaventurados los que sobreviven de museo. Imagen de la iglesia católica que le sirve para ilustrar la decadencia del catolicismo. El Papa no puede materialmente hacer todo lo que se supone que tiene que hacer. Las burocracias en general tienen sus propios problemas y aplicadas al tema eclesiástico sólo entorpecen. El detalle opusino, "Del Portillo" al que no conozco de nada, era el que más se opuso en su día a la ordenación de mujeres dentro de la congregación vaticana que estudió el tema estando presente el tal Celso. Así sí nos enteramos, tarde pero nos enteramos.


El artículo del Espejo alemán de hace dos días no presenta un futuro negro para la iglesia sino un presente negro. Son las actitudes secretistas, ultramontanas, dictatoriales, antievangélicas, centralistas, juridicistas, misóginas, inquisidoras, encubridoras de crímenes, cobardes, miedosas y alejadas de cualquier espíritu de fe de los propios dirigentes las que están vaciando iglesias sin necesidad de ayuda suplementaria. En América del Sur, un continente reserva de católicismo, muchos se pasan a las iglesias pentecostales y evangélicas sólo porque son más animados. Es que con la Suma Teológica en ristre no sé a quien quieren evangelizar hoy en día, es de una total falta de realismo que asusta. A parte de que se les ha hecho el juego a los poderes establecidos últimamente desde Roma. A este no le ha dado mucho tiempo pero el otro fue clarísimo con su obsesión anticomunista. Hasta Obama está dando ejemplo de humanidad.


José Comblin del que ya puse una entrevista, teólogo de la liberación afincado en Brasil escribió antes de morir un artículo sobre los problemas de gobierno de la iglesia que creo es de lo más claro y nítido, negro sobre blanco puesto que he leído en mucho tiempo. Volviendo al tema de la burocracia vaticana, ni aunque todos los curiales  fueran santos y si lo fueran se arreglarían los problemas que genera.

Comblin específicamente asegura con cita de fuentes de personas que participaron en el segundo cónclave de 1978 del que salió el papa polaco, que fue el Opus Dei el que puso ese candidato. Y me duele que tanta gente que ha estado en el Opus como yo no se dé cuenta todavía de que es evidente y cantoso que no fue un azar la elección de ese Papa. La regresión total en todos los órdenes, eso sí muy disfrazada de carisma y de gestos relevisivos ¿de dónde iba a venir sino de nuestra casa madre? así que copió el párrafo donde Comblin lo explica. Para muestra un botón. Los cardenales esparcidos por el mundo llegan a Roma desde su rincón totalmente despistados.

Los que están en Roma, los curiales son los que cortan el bacalao. Y ahora me pregunto ¿qué organización eclesiástica es experta en colocar peones? ¿qué organización ha avanzado más en los últimos treinta años? ¿quiénes están siempre en Roma a pie quieto? ¿quién sabe hacer su silenciosa y operativa misión cuando se trata de mover papeles y obtener decisiones, hacer camarillas, camelarse a la gente, en especial altos clérigos mayores y sensibles como todo el mundo al halago? ellos llevan ahí años preparando este momento. El que viene de Brasil sólo para el cónclave a no ser que sea de la camarilla no tiene ni idea de lo que se va a encontrar. OD es especialista en invitar a su comedor de Villa Tevere  y de hacer planes a corto, largo y medio plazo con "la gente"  para quedarse con ella. Por favor, lo hicieron con nosotros pipiolos adolescentes que no éramos nadie, ¿no lo van a hacer cuando se trata de decidir quien va a ser el Papa?

Hay que leerse lo que escribió Comblin antes de morir, merece la pena para poner dos pies sobre el suelo de lo que pasa, y si se tuvieran cuatro los cuatro se habrían de poner. Pero el párrafo donde cuenta porqué un cardenal chileno votó al polaco sin tener ni.idea de quien era. Ni tampoco el arrepentimiento del cardenal de Viena tras comprobar lo rana que salió Wojtyla. El cardenal Silva no sabía que Wojtyla era contrario al concilio Vaticano II. Y Koenig tenía fama de ilustrado y proyección internacional, no le habrían adulado nada los del Opus para encasquetarle al de Cracovia...

Este es el párrafo testimonio histórico impagable de Comblin:


En segundo lugar, el modo de la elección. Hay dos tipos de electores. Están los cardenales de la Curia. Estos se conocen y forman círculos secretos. Esos son los que intrigan para preparar la elección. Forman partidos y trabajan en la sombra para que su partido pueda ganar. Lo que aconteció en las últimas elecciones es edificanteDespués, existen los cardenales de fuera. Esos no se conocen. Llegan para el Cónclave y no se conocen. No saben cuáles son las intrigas que están haciendo los cardenales de la Curia (con sus consejeros!). En cada país la Conferencia Episcopal exhorta a los católicos para conocer bien a los candidatos y sus programas de tal manera que puedan hacer un voto consciente. Pero los cardenales no tienen condiciones para hacer un voto consciente porque no conocen a los candidatos, ni a sus programas. Después de la elección de Juan Pablo II preguntamos al cardenal Silva de Santiago de Chile por qué había votado por el cardenal polaco. Él dijo; “nosotros no lo conocíamos, pero nos dijeron que era un buen candidato y entonces votamos por él”. Si un parroquiano explicase así su voto a su vicario, éste le diría que es un inconsciente. Sabemos quien fue el que dijo que era un buen candidato. Fue el cardenal Koenig, arzobispo de Viena, Austria. Koenig tenía gran fama de hombre de gran proyección intelectual y de gran prestigio internacional. Pero estaba muy ligado al Opus Dei, que había hecho una campaña electoral muy activa. Sabemos que fue él, porque él mismo lo dijo antes de morir, y dijo que estaba muy arrepentido de haber hecho eso. El cardenal Silva no sabía que el cardenal polaco era adversario del Concilio Vaticano II.


pero hay que leer todo, merece la pena

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
http://lacomunidad.elpais.com/periferia06/2013/2/17/-un-papa-abandona-i-ii-desmontando-panegiricos

http://lacomunidad.elpais.com/periferia06/2013/2/22/-un-papa-abandona-ii-ii-paso-al-frente

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA