NADA ES CORRIENTE EN SU VIDA

Tienen razón, con esta simplicidad demostrada, con esta forma de expresarse y justificar las propias razones de su actuar, hemos dado un gran paso. Es otro modelo de personaje eclesiástico, y nos alegramos por ello. Sólo me preocupa que se oculten tras él, personas de no tan buenas intenciones. Y sí da miedo, ¿le dejarán  durar y hacer cambios? Aunque sean cambios de centímetros. Pero por lo menos hay que mostrar esos miedos, es la mejor forma de conjurarlos y desanimar al que quiera suprimirlo.
Me congratulo de que haya personas que vean lo mismo, que sólo su comportamiento deja en evidencia a prelados que no se desplazan en un simple Fiat y que no comen en un comedor con muchas personas, sino que son servidos por doncellas de cofia y delantal y en cuanto al modelo de vehículo tienen para elegir. Al margen de muchas otras consideraciones, estos gestos son un sopapo en toda la cara a modos de vida de los herederos del advenedizo aristócrata, que nunca supo estar en su sitio.

Qué poco rollera es la gente que trabaja por la justicia. Al grano: poner escuelas y hacer posible que cada niño haga tres comidas al día. Un ejemplo de alguien que actualiza el programa papal.


He recuperado este post, me interesa la segunda parte sobre la escasez provocada. Un español de la época de la posguerra se queja de que los del sistema, en aquel caso el estado franquista falangista, se llevaban el trigo y el aceite, dejando a la población morirse de hambre. Y que eso no pasaba antes de la guerra civil, y que por favor volviera el rey.

Ese ciudadano de Mérida. ignoraba que el rey volvería por manos de los mismos que provocaban el hambre, y que no solamente no iba a procurar cambiar el sistema que le trajo. Normal. Sino que seguiría más o menos en pie, aunque sólo nos enteraríamos cuando la juerga de los pelotazos inmobiliarios se acabase. Hasta entonces habríamos vivido en el limbo de la democracia representativa. Y andando. Ahora todos haciendo patria frente a los que nos dicen que para salir de la crisis hay que bajar los sueldos españoles. Las declaraciones de la multimillonaria funcionaria internacional, que por cierto tuvo derecho a su roce con Opus Dei, les han unido. El roce al que me refiero fue en plan positivo, con semejante personalidad de la finanza internacional no pueden sino llevarse bien. Se produjo como una pieza separada del caso Catherine Tissier.


Un comentario para las exhaustivas investigaciones que dejan en evidencia la construcción del mito. Esto es peor que el Panteón griego y sus leyendas. En la pág. 16 se habla de que "ya entonces" en Zaragoza pensaba en dedicarse a la juventud, a los laicos. Como si no estuviera servida la juventud española de ayer y de hoy de organizaciones católicas a la busca y captura y dedicadas a su formación. Muchos curas pretendiendo dinamizar unos movimientos laicales, cuando realmente los laicos españoles lo que hubieran necesitado es oxígeno de tanto clero y que nadie más viniera a organizarles. Ha sido el propio peso de la jerarquía católica la que ha impedido que en España se desarrollaran movimientos sociales católicos. Por ese dirigismo bestial
Es lamentable la ignorancia de los españoles de nuestra propia historia. De los católicos españoles de la propia historia del catolicismo español.







 Y con las discutidas beatificaciones se vuelve a poner de manifiesto lo de siempre: Si el Opus Dei de veras buscara como dicen la santidad en medio del mundo, su primer santo y su segundo habrían sido personas que estaban en medio del mundo. No señores que vivieron en su particular burbuja, rodeados de todas las comodidades, como he detallado más arriba, sin mezclarse con la gente. Todo especial y reservado para ellos cuando se desplazaban por el mundo. Decidiendo sobre la vida de personas a las que no conocían ni de foto. Personas a las que se inculcaba una veneración hacia ellos malsana. A las que se hablaba de cariño al Padre, mortificación por el Padre, Filiación al Padre... y otra sarta de cursiladas, que eran formas de tapar lo que los especialistas llaman culto a la personalidad.

Por otra parte, si nuestra ceguera era tanta y hubiéramos dado la vida, no había reciprocidad ninguna.

Las personas que llevan una vida corriente no residen en el Parioli romano. Suelen tener hijos por los que luchar, un trabajo, familia, quebraderos de cabeza por motivos de salud, económicos, sentimentales. Hay que ganarse el pan y un puesto en la sociedad. Nada de eso han hecho estas personas, no saben ni de qué se habla si se les dice que hay familias sin trabajo y en la calle por no poder pagar hipotecas. No conocen las preocupaciones reales de la gente. No es una vida ordinaria la que llevan. De verdad, la gente corriente no va por el mundo como si fuera Buda, ni le abren la Alhambra en exclusiva cuando ya se han ido todos los turistas, ni tiene chófer, ni servicio, ni le escriben las tesis, ni le dan doctorados por la cara, ni se escapa de la diócesis si es cura....  Ni le organizan un instituto histórico para recomponerle la biografía. Son muchos "nis"

Por eso cuando veo algún pelota como este el de los tres puntos iniciales me sube la tensión. No sé si tiene familia opusina. Con ese apellido había algún profesor en Navarra. Y una fábrica de embutidos. Supongo que todos tienen que ser de la misma tribu. La comunidad foral es pequeña y el nombre no es de lo más corriente. Cuando leo artículos como este no me extraña que haya quien se indigne contra los teólogos. No arregla nada citar a los alemanes para aclarar el concepto de santidad. Sigue siendo una injusticia.

No tengo tan claro si fue JPII el causante de la inflación del santoral al que los seguidores del marqués barbastrense se añadieron o fue viceversa. A mi me hace sospechar mucho el auge de las santidades guerracivilistas sólo de un lado. Seguimos en lo mismo, para que te beatifiquen, tienes que ser cura o monja mártir de la cruzada. No hubo ni un sólo español sin esas características que muriera injustamente en esa guerra. Ni uno solo. En la línea de la ideología política de los marqueses españoles. No digamos si hubo mártires cuando estalló la paz. Imposible. Las muertes eran ejecutadas por los agentes de la ley. De esos ni uno ha entrado en el santoral.

Y por otra parte, ¿tendremos que pedir permiso para seguir diciendo que un hombre que inventó un sistema de vida como el de las numerarias auxiliares no puede ser puesto de ejemplo de nada? Aunque el resto de sus días hubiera sido san Miguel Arcángel.

Todavía después de haber sufrido todas esas vejaciones, ese trato de cosa, de presa de campo de concentración, se apañan para que las personas pidan disculpas por contar la propia biografía, y donde dije digo digo Diego.

No hay sitio para la indignación.
A mí no me sirve de mucho que sea una medida política esperando que escampe, como quien le da un juguetito a su perro. Fueron nuestros carceleros y secuestradores. Los culpables de nuestro brain washing particular.







Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola.

Estoy leyendo el testimonio de la numeraria auxiliar. Resulta impactante.

Saludos.
Anónimo ha dicho que…
¿Le suena?

http://vaticaninsider.lastampa.it/vaticano/dettaglio-articolo/articolo/opus-dei-opus-dei-opus-dei-27046/

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA