RETIRADO POR WHISTLEBLOWER

Ya lo mencioné ayer. Me ha gustado la entrevista que le hacen en su lugar de retiro-refugio. Hay que ver la diversidad que se da entre los jesuitas, conviven diversos talentos y tendencias. Me llama poderosamente la atención después de mi estancia en el Opus Dei. Supuestamente en una "cosa" en la que hay más diversidad inicial, hombres y mujeres, de diversas clases sociales y estados civiles, épocas y países debería de haber más variedad y "pintoresquismo" que en SJ. Seguro que en mi época entraban muchísimos más candidatos a Opus Dei que a SJ. Y sin embargo de eso nada.


 Visto un nume, vistos todos. Un troquel. Hasta el punto de que sin conocerlos personalmente se puede averiguar por la calle si el que viene es nume. Con poco margen de equivocación. Ya asombré en su momento de mis dotes adivinatorias, simple costumbre de convivir años con el sello.

Antes de pasar a Mertes SJ, diré: que  bien escogen algunos su alias. Qué cara más dura. Ni en sueños siendo nume entraban ciertas acciones en el repertorio de posibilidades para una agregada o una nume. Los ha habido que dentro, fuera y en medio viven como dioses, les sale de natural. Ni problemas de conciencia ni conflictos. Se comprende mucho mejor todo el invento. Cuanta más caradura mejor te va en la vida. Al menos en este país del Lazarillo. 



Al Padre Klaus Mertes el SPD le dió un premio al coraje cívico por haber hecho públicos en 2010 casos de abusos en su colegio. Un señor que sabía decir de su propia escuela, "el mito del colegio Canisio era un poco ridículo". Le copiaría la frase. Dejo para otro día la entrevista que concedió a raíz del "destape" de los abusos. 

Le atribuyen dotes de orador que demostró cuando recogió el premio:

 "¿Qué pasa en este país cuando una actitud que es evidente es lo que hay que hacer debe ser elogiada?" se refería a destapar los casos de abuso, claro. "Y qué pasa en el catolicismo cuando esta actitud se la llama "ensuciar el nido"?"
A la entrega del premio acudieron escolares y padres del colegio, también otros funcionarios católicos. Incluso alguna víctima. Del arzobispado de Berlín no acudió nadie. Ningún funcionario diocesano le aplaudió, mucho menos el obispo.


Al destapar el caso fue retirado de su puesto, en ese prestigioso colegio, en el que algunos visitantes entraban como si fuera un santuario. Mertes se extrañaba de tanta ceremonia. Ahora está en un lugar apartado. Cuando si no llega ser por el affaire le hubieran dado un puesto de mando en los jesuitas. Incluso Provincial de los 450 jesuitas alemanes. Pero en enero de 2010 publicó que dos miembros de la orden habían abusado de cientos de niños en el pasado. La carta en la que antiguos alumnos de los 70 y 80 denunciaban los hechos creó una ola de indignación en el país y sobre todo una ola de "descubrimientos". Entre tanto la conferencia episcopal ofreció 5000 euros de indemnizacion a cada víctima. Los autores de los hechos ya no podían ser condenados por prescripción. Aparte de que hacía 20 años que ya no eran curas. 

Se vió que la iglesia había protegido con el silencio. Mertes rompió un tabú porque no se limitó a decir que eso pasara en su país: era un comportamiento mundial. Nadie se había atrevido a hacer temblar la iglesia así. Aunque ahora le pongan la medalla a quien no la merece, para la jerarquía es un rebelde. Por ello lo han enviado al fondo de un bosque. ¿Casualidad o hecho a propósito? 
El colegio en el que vive está protegido por altos muros de granito. Fue en tiempos una abadía benedictina. 

"No puedo confirmar que hubiera ascendido en la escala de la orden. Podría ser que me hubiera dedicado a formación o que me hubieran dado un puesto en Roma". Cuando le cortaron su carrera no se declaró en rebelión. Se conformó. Se dedicó a acoger niños en su escuela, que no tenían permiso de residencia en el país. O a apoyar a curas que querían hacer pública su homosexualidad. El típico cura "solucionapapeletas". 

Cuando el Papa acogió a los de San Pío X, explicó porqué le parecía un error. Así Mertes se hizo enemigos entre los "sin corazón pero con mucha legislación". Hay un buen puñado de ellos en la iglesia católica. Le llamaron "Cura modernista", que quería protagonismo en los medios. 
Cuando BXVI estuvo en la diócesis de Friburgo fue como un paisano cualquiera a recibirlo. Alguna persona que lo reconoció y le preguntó por su identidad ¿es ud. el P. Mertes? se alejó en cuanto supo que sí. ¿Le asociaban con la pedofilia? ¿Le tenían por un "ensuciador del nido"? Mertes da las razones: "representó el lado de los criminales y lo reconozco, soy blanco perfecto para los odiadores de la iglesia". No sé si quiere decir los que dentro de la iglesia odian o los que odian a la iglesia.
Tiene dotes de triunfador, decidido, elocuente, inteligente, anda rápido y es difícil seguirle.


Cuando se le pregunta si se siente "marginado" por ser incómodo, contesta que deberían de preguntar a sus jefes, que no se le han dicho. Pero los gestos están ahí, un párroco lo invitó a un acto y el obispo intervino en contra de su participación. O la conferencia episcopal en otro caso también evitó que fuera consejero espiritual de una asociación católica. En 2010 cuando salieron los casos a la luz, 180.000 católicos se dieron de baja en la iglesia alemana. Es decir, dejaron de pagar con sus impuestos a dicha iglesia. Un 40% más de salidas que en 2009.

 Los obispos se alarmaron y convocaron un congreso en Mannheim para hablar con todas las organizaciones católicas, escuelas, órdenes religiosas. Por supuesto el whisteblower no fue invitado. "El tema de la reunión no era los abusos", se excusó el portavoz episcopal Matthias Kopp. 
Tampoco lo invitaron a Roma cuando en 2011 se habló del tema en otra reunión especial. ¿Fue entonces cuando le colgaron la medalla a BXVI? creo que sí. 

Mertes no es un quejica, a pesar de que reconoce que duele tanta marginación.
¿Cómo sigue siendo católico?
-"La iglesia no es un fin en sí misma. Es el pueblo de Dios. No puedo confundir el catolicismo con un lealtad estrecha a la jerarquía."
-"Da la impresión de que se su espiritualidad se ha reforzado"
-"Me he vuelto más piadoso. Rezo más."
-¿Por qué es ud. cristiano?
-Porque el evangelio me atrae, porque sobre todo se trata de la cuestión de Dios. 
Se designa a sí mismo como un católico conservador y clásico. La inmovilidad de la iglesia la atribuye a una falsa comprensión de la tradición que se orienta sobre todo a la búsqueda de seguridades de pensamiento, que él considera profundamente irreligiosas. 
"Los que me llaman "ensuciador del nido" son incapaces de percibir mi lealtad hacia la iglesia. Todo lo que llega de la jerarquía es amargo y doloroso." 

¿Por qué esa falta de transparencia en la iglesia? respuestas evasivas: el secreto de confesión, el silencio de los claustros. La transparencia está en contradicción con eso. Hay figurones eclesiásticos que se sienten amenazados por gentes que disfrutan de popularidad fuera de la iglesia. 
Nadie de la jerarquía ha buscado a Klaus Mertes. Sólo el cardenal Schonborn le invito a Viena a hablar en octubre de 2010 sobre sus experiencias con el escándalo de los abusos.
A parte de eso Mertes se indigna de que en algunos medios católicos se ha llegado a decir que el escándalo ha sido usado por los jesuitas y algunos obispos para exigir reformas en la iglesia. Obispos llenos de miedo, es el gran problema. Si han prestado oídos al whisteblower se ha visto amenazados.

Mertes no es ni revolucionario ni "desobediente" como los curas austríacos que dan la comunión a divorciados. Es tranquilo y cada noche hace el examen de san Ignacio: ¿qué me ha alegrado? ¿qué me ha movido? ¿qué he aprendido? 
Desde enero de 2010 lleva un diario espiritual. Dice que los relatos de las víctimas son de lo más agotadoras. Escuchar la ruptura de la confianza que supone el abuso en la gente es lo peor, comparado con ello, el problema actual de la imagen de la iglesia es una broma.
La entrevista está hecha en noviembre de 2012.
Propone reformas eclesiales: "más capacidad de autocrítica, menos pompa. Superar el centralismo. Y que los católicos que viven con alguien del mismo sexo no tengan miedo de ser discriminados"

Años luz de nuestros pensamientos.

Reconoce que ha pasado una depresión por agotamiento y que le hace bien estar en un sitio tan tranquilo y alejado del mundanal ruido. Aunque lo han "marginado", no piensa irse del escenario. Lo importante es lo que tiene que decir, eso es lo interesante. Y lo formula a modo de pregunta jesuita.

-¿Cómo le han cambiado estos dos años y medio?
-Sé estar solo mejor que antes. Soporto mejor la soledad y necesito menos confirmación narcisista. He dejado mucha vanidad tras de mí.
Dice que tiene apoyos en su Orden. También en el comité central de los católicos alemanes. Hay asociaciones católicas que le han pedido que les guíe espiritualmente. Son señales de confianza. 
Pocos días después de la entrevista, 200 párrocos de la diócesis de Friburgo se suman a la desobediencia, darán la comunión a divorciados. El P. Mertes parece que está en el lugar correcto.


Pater Klaus Mertes









Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¿Otra vez las finanzas en sus manos?
¿Habrá operaciones de dinero como con el papa Juan Pablo II? ¿Recuerda los movimientos de dinero hacia el sindicato Solidaridad? ¿De dónde procedía? ¿Quién lo alentó? ¿En las próximas canonizaciones habrá una salida de dinero procedente de algunos países hacia Roma?
Supongo que el Papa Francisco estará en otras cosas. Lo va a tener complicadísimo con algunos sectores.

http://www.lavanguardia.com/internacional/20130721/54377716605/francesca-consejera-papa.html
Anónimo ha dicho que…
Curioso.

http://www.lanacion.com.ar/1610117-una-designacion-del-papa-para-revisar-las-arcas-del-vaticano-genera-revuelo
Armando Murga ha dicho que…
ISIDRE FAINÉ, LA CAIXA Y OPUS DEI.

http://maribeltortosa.blogspot.com.es/2013/06/isidre-faine-i-casas-la-faixa-parlem.html#!/2013/06/isidre-faine-i-casas-la-faixa-parlem.html

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

SEXO EN EL OPUS DEI, TEORÍA Y PRÁCTICA

REGAÑINA VATICANA