GOBIERNO MONOCOLOR

¿Quién se puede permitir hoy en España tener a sus 40 años 5 hijos y estar por los platós diciendo "platitudes" o sea tontás?

No hay que echarle imaginación para entender que es algo más que cercana al Opus Dei, que fue como la presentaron. Dijo que mientras sus amigos parados no tengan trabajo no estará contenta con la situación. Sus amigos parados por los que se quitará el pan de la boca. Sabe mal que haciendo la charla quincenal, la confesión semanal y llevando una vida de "teledirección" alguien se incluya entre los demócratas. Más bien es una oligarca del sistema. Llegada desde bien abajo, ha triunfado, se ha colado donde es preciso colarse. carrera política desde los 19. Todo un ejemplo a seguir en España. ¿Qué es eso de acumular másters, idiomas y carreras? métete en política y asunto acabado. Buen pico, buena percha, cara mona y a estar donde hay que estar cuando es preciso. Ya llegará tu momento. El pasado mártir es otra virtud en el currículum.

Otro economista habló sobre las leyes en España, complicadas, dificultan el camino para abrir empresas. Porque se hacen pensando en los tramposos. El sr. economista no cayó en la cuenta de que el problema no son las leyes sino la cultura de los españoles, en la que hay que engañar para ser listo. Y el que no te engaña una vez es porque lo hace dos.

EL GOBIERNO MONOCOLOR Y LA CAIDA DE LA TECNOCRACIA CATÓLICA

El Vaticano y los obispos en 1969 estaban hartos de "no entenderse" a través de la correa de intermediación de los políticos católicos ejemplares. El gobierno español entorpecía las relaciones con el Vaticano, a pesar de su acendrada fe, piedad y dedicación a la santificación de la vida ordinaria. Pero el 29 de octubre de 1969 aunque todo el mundo se esperaba otra cosa, Franco compone un gabinete de ministros más Opus que nunca. Se le conoce en la historia como el "gobierno monocolor".

Este gobierno lleva aun más que en 1962 el sello Opus. 4 ministros, Vicente Mortes en Vivienda, José M López de Letona en Industria, Alberto Monreal en Hacienda, Tomás allende en agricultura, proceden del Comisariado del Plan de Desarrollo. Gregorio López Bravo, de cuya muerte me acuerdo, accidente de avión en Sondica, invierno del 85, obtiene un ascenso importante, pasando de Industria a Exteriores. Y accede a una alta responsabilidad política que supera el marco "técnico económico" en el que los tecnócratas habían estado trabajando por España. El predominio de la tecnocracia se ve reforzado por la asignación de la cartera de Comercio y del cargo de ministro sin cartera a 2 amigos políticos de López Bravo, llamados Fontana Codina y García del Ramal Ceballo. Sufren sin embargo el descalabro de que Franco no le da Información a Gonzalo Fdez. de la Mora sino a Alfredo Sánchez Bella. Pero esto es broma, puesto que Alfredo fue el Opus Dei 30 años atrás, y en aquellos momentos era hermano de un numerario famoso, Ismael, "fundador" de la universidad de Navarra, y otra numeraria. Así que de fallo nada.

Aplastante mayoría en el gobierno a pesar de MATESA. De los 19 ministros, 7, LB, LR, Monreal Luque, Mortes, López de Letona y Villar Palasí pertenecen propiamente. 2 son amigos, Allende y Sánchez Bella. Silva Muñoz, es ACNP y se lleva bien con ellos. Antonio M de Oriol y Urquijo en justicia, es el carlista. Garicano Goñi, en Interior, Licinio de la Fuente, en Trabajo, García del Ramal aún siendo falangistas se llevan bien con ellos. Así como los 4 ministros militares: Carrero Blanco, Castañón de Mena, Baturone Colombo, Díaz Benjumea. Sólo Torcuato Fdez. Miranda se desdibuja de la camarilla Opus, el futuro mentor de Adolfo Suárez. Y en abril de 1970 Silva Muñoz es sustituido por Fdez de la Mora, que también cuenta como camarilla Opus.

Este triunfo de los tecnócratas va acompañado de una derrota de las demás camarillas políticas. Implica la derrota para los falangistas, con el cese José Solis como min, del Movimiento y el de Fraga como mn, de Información, anuncia el fin de las esperanzas de ls propagandistas como Castiella.

Pero esta victoria es peligrosa. Viene después de las malversaciones financieras que apuntan directamente a ellos. El gobierno de octubre del 69 se produce justo después del escándalo Matesa.

 Matesa malversó créditos estatales que se le dieron para la ayuda a la exportación de equipos de industria textil, hasta 140 mllones $, según The Economist, 19 de febrero 1972, Suplemento "A survey of Spain". Juan Vilá Reyes, el jefe de Matesa, es amigo de López Rodó ¿y supernumerario empresario modelo del año? Así fue presentado en rtve. Villar Palasí había sido asesor jurídico de Matesa. Circula el rumor de que la universidad de Navarra se ha aprovechado de las liberalidades de Vilá Reyes, liberalidades con el dinero público, que es como normalmente los "liberales" españoles son liberales.

El escándalo se descubre en la primavera de 1969 cuando el Banco de Crédito industrial niega un crédito suplementario de 5 mil millones de pts. a Matesa, cuyas máquinas de tejer se exportaban supuestamente pero se acumulaban en el puerto de Barcelona. Solís y Fraga piensan que puede ser un buen proyectil contra los tecnócratas. El 18 de abril Franco pide aclaraciones en el consejo de ministros que cuestiona sobre todo a los ministros de Hacienda y comercio, García Moncó, y Espinosa San Martín respectivamente. También se cuestiona a Mariano Navarro Rubio.
Como en los tiempos actuales ya había puertas giratorias. Por eso se cuestiona a JB Ginebre Torras ex dir. gral. de Expansión Comercial convertido en asesor jurídico de MATESA, el dir. gral del Instituto Crédito a medio y largo plazo, Juan A. Ortiz García, el dir. gral de política comercial Alvaro Iranzo Comas, y el sec gral técnico del ministerio de Industria, Tomás Galán Argüello. Todos pertenecen al Opus Dei. Cualquier día los vemos de santos patronos intercesores de ¿los corruptos nacionales?

López Bravo, el único opusino que no está metido en el fregado, da la cara. Castiella y Fraga se dedican a minimizar el asunto. La benevolencia termina el 17 de julio de 1969 cuando el equipo dirigente de Matesa es reemplazado. El ministro de información tolera que la prensa saque a la luz el escándalo y sus implicaciones con el Opus Dei. El 14 de agosto, el asunto se trata más a fondo en el consejo de ministros. Espinosa San Martín se esfuerza por tranquilizar al Jefe del Estado, mientras que el ministro de comercio, García Moncó declara que aún se puede poner orden a la situación. Manuel Fraga difunde un comunicado al término de la sesión: el gobierno manifiesta que ha decidido trasladar a la Justicia el caso para considerar los posibles delitos, pidiendo la mayor celeridad en la resolución.

El mismo comunicado revela que los créditos malversados llegan a los 10 mil millones de pts. La prensa falangista orquesta la campaña contra los ministros Opus Dei. Hasta el punto que el instituto secular debe publicar, el 15 de agosto, una nota afirmando que ninguno de sus miembros figura entre los dirigentes de Matesa. Por primera vez después de la guerra civil, la prensa falangista se atreve a pedir la destitución de los ministros del general Franco.

El conflicto entre Solís, Fraga de un lado y los ministros Opus del otro se convierte en guerra abierta, al mismo tiempo que el presidente de las cortes, Antonio Iturmendi, se une al campo Solís-Fraga, pidiendo que se aclare el tema. El 5 de septiembre Espinosa San Martín reacciona transmitiendo al general Franco el único informe oficial divulgado sobre el asunto -que tiende a limitar las consecuencias para el mismo y los tecnócratas. mientras que la comisión permanente de las Cortes se hace con el mismo 2 días más tarde. El 7 de octubre, el min. de Justicia y el fiscal general del Estado, otro Opus, Fernando Herrero Tejedor, comunican a su vez sus conclusiones bastante pesimistas a Carrero Blanco

Herrero-Tejedor: el ‘anti Conde-Pumpido’ retoma el control de la Fiscalía
Fiscal Herrero Tejedor, hijo del ministro. No hemos cambiado.

El 9 de octubre, Carrero comunica a Franco que hay que cambiar los ministros de Hacienda y Comercio.  El generalísimo había dado muestras de que no retiraría su confianza a los tecnócratas, rechaza la propuesta de Carrero de sustituir a Espinosa por LR en Hacienda. Pero al aceptar el 21 la dimisión que Espinosa ha presentado inflinge una bofetada a Solís, min. del Movimiento comunicándole su destitución. Manuel Fraga pierde su cartera el 29 de octubre sin avisar. La composición del nuevo gobierno no deja de sorprender a los españoles que auguraban la caída en desgracia de la tecnocracia y no la de los falangistas. Los tecnócratas se vengan y el 26 de noviembre consiguen que un juez de instrucción encargado de Matesa, sea sustituido por un magistrado más conciliador. Lo dicho, sin novedad en la política española.

No pueden evitar que Espinosa San Martín, García Moncó y Navarro Rubio sean acusados el 31 de julio de 1970 en compañía de otros altos funcionarios ligados al Opus Dei, y seguidamente condenados a fuertes multas. Seguidamente obtienen del gral Franco la amnistría el 1 de octubre de 1971. Vilá Reyes, defendido por Gil Robles, ¿el político incombustible de la CEDA republicana o su hijo?, es el único que no se beneficia de una gracia total. La tradición de los indultos del gobierno también sigue intacta en España.

(CONTINUA)

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Muy estructurado y correctamente ligado para defender su posible teoría,pero adolece de no exponer los nombres que en esa época ya hacían oposición al franquismo y Ernesto numerario ,maduros y. Jóvenes: políticos estudiantes periodistas.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD