AMISTADES PELIGROSAS Y MUY PROBABLES

Reflexión sobre la Iglesia y el Estado y el Papa Francisco

El evangelio nos enseña que Jesús sólo tuvo reproches para los líderes religiosos. Eran hipócritas y no daban buen ejemplo. En respuesta a la reprimenda de Jesús pagaron  30 monedas de plata a Judas para apresarlo.
Los primeros cristianos fueron una minoría perseguida
hasta que el emperador Constantino hizo de la suya la religión del imperio en el siglo IV. Legalmente no habría otra religión, de forma que los líderes cristianos apoyaban al Estado. Constantino utilizó el cristianismo en parte para unificar el imperio. Los jefes de la Iglesia utilizaron la organización imperial como plantilla sobre la que construir su propia organización, a pesar de que Jesús había dicho, "mi Reino no es de este mundo".
Desde entonces la iglesia católica romana se alió con los monarcas y emperadores europeos. En contrapartida por esa legitimidad que la iglesia les otorgaba, los gobernantes enriquecieron y dieron poder a esos líderes religiosos. Los emperadores y reyes esclavizaron al pueblo, ejecutaron inocentes, conquistaron pueblos indígenas y emprendieron batallas en pro del mutuo interés eclesiástico y estatal. 
Cuando el Papa Pío IX perdió sus últimos territorios, los Estados Pontificios, debido a la unificación de Italia en 1870, otros aristócratas que también habían perdido sus tierras le aconsejaron que usara el dinero no para las tierras sino para producir riqueza. Cuando el imperio austro húngaro, la última monarquía católica (de relevancia) fue derrotada en la Primera Guerra mundial, los funcionarios vaticanos buscaron alianzas con los nuevos estados. 
Los Papas se opusieron a la democracia como a una influencia peligrosa para su soberanía absoluta. El socialismo era inaceptable para los nuevos capitalistas. El comunismo, que perseguía la propiedad privada y la religión, se convirtió en el principal enemigo del Vaticano. Pero el fascismo era totalitario y capitalista. 
La palabra “fascismo” nació en la Primera guerra Mundial en Italia como los términos "derecha" e "izquierda" para describir ideologías políticas. El término clerical o fascismo clerical emergió poco después de que los líderes católicos europeos crearan o apoyaran partidos fascistas en los países de mayoría católica. Entre ellos el nuestro. 
Algunos llegaron al poder en los años 1920-30. Además de Benito Mussolini, las dictaduras o regímenes políticos apoyados por los Papas Pío IX y Pío XI y Pío XII incluyen a Francisco Franco en España,Antonio Salazar en Portugal, Engelbert Dollfuss en Austria, Jozef Tiso en Eslovaquia, la Ustashi croata, el Iron Cross Party de Hungría, el Rexismo en Bélgica y el régimen de Vichy en Francia.
Jorge Mario Bergoglio y la guerra sucia 
Un artículo reciente titulado “¿Puede Dios perdonar a Jorge Mario Bergoglio?” escrito por Nancy Scheper-Hughes, profesora de antropología médica en la Universidad de California en Berkeley y autora de The Ghosts of Montes de Oca: Naked Life and the Medically Disappeared – A Hidden Subtext of the Argentine Dirty War. En su artículo, Scheper-Hughers repasa la historia del Papa Francisco durante la Guerra sucia en Argentina (1976-1983). Escribe que la junta militar estaba dirigida por el general  Jorge Videla, “un devoto Católico, influenciado por la ultra-conservadora filosofía del Opus Dei, una organización católica internacional (proto-fascista).”
Ruth Kelly, PM inglesa, cercana al Opus Dei
¿Arantza Q versión anglosajona?

Josemaria Escrivá (decía que) fundó el Opus Dei in 1928. “La Obra,” como a veces la llaman sus miembros, apoyó y creció a la vez que el   fascismo clerical en España.  “Internamente es un grupo totalitario imbuido ideas fascistas transformadas en objetivos religiosos, ideas que probablemente proceden de la España en que nació", escribió el ex Opus Dei  John Roche, profesor en la Universidad inglesa de Oxford y citado por el periodista de investigación Martin A. Lee en 1983.
Sin embargo, la junta militar argentina también estaba influenciada por los nazis vía la España fascista y las  ratlines apoyadas por el Vaticano en la posguerra mundial..
España
En 1943, monseñor Montini (más tarde Papa Pablo VI) participó en un grupo en Madrid cuyo objetivo era ayudar a los militares de extrema derecha unidos a gobiernos capitalistas a tomar el poder tras la segunda guerra mundial.  En ese momento, “un número significativo de empresas alemanas se había establecido en la [oficialmente neutral] España en la que consiguieron ocultar sus operaciones".  (Michael Phayer, Pius XII, the Holocaust, and the Cold War (Indiana University Press, 2008).
Juan Perón, entrenado bajo Mussolini, llegó al poder en Argentina en la primavera de 1943 ayudado por la Quinta Columna organizada por el SS Walter Schellenberg. Muchos oficiales de las SS tenían intereses financieros y comerciales, "la comunidad del dinero mundial". Su lealtad no era para con la clase trabajadora de Hitler sino con el elitista Himmler jefe de las SS. En 1946, el Arzobispo de Friburgo dijo a un interrogador militar norteamericano que "consideraba que las SS eran la organización más respetable del Partido Nazi."  (Charles Higham American Swastik:The Shocking Story of Nazi Collaborators in Our Midst from 1933 to the Present Day (Doubleday, 1985))
“El Vaticano, naturalmente, apoyó totalmente a Perón.” (Phayer)
Otra reunión del grupo en Madrid diseñó un "disparatado plan para la paz" en el que  Pío XII tendría un papel central basado en la idea de que los aliados negociarían el fin de la guerra antes de conseguir una victoria militar. España, Portugal, Argentina y el Vaticano junto con Alemania serían el núcleo de un bloque posbélico. Schellenberg pensaba usar sus contactos en esos países para tantear el terreno de la paz.  “En una reunión de la trama, Himmler dijo a Juan Carlos Goyeneche, agente confidencial de Perón, que hiciera saber al Papa que era muy sensible los temas religiosos". Tras las conversaciones con Himmler, Goyenche orquestó entendimientos con el gobierno de Vichy, Hungría, Rumanía, Eslovenia, Italia, España, y Portugal, cuyo propòsito era organizar el orden cristiano tras la guerra en Europa. Mientras los argentinos y los españoles se ocuparon de las gestiones diplomáticas,  Schellenberg creía que la implicación del Vaticano era esencial.” (Michael Phayer,The Catholic Church and the Holocaust, 1930–1965 (Indiana University Press, 2000)
“España se convirtió en un paraíso para los criminales Nazis al final de la segunda guerra mundial en 1945, muchos se sintieron atraídos allí por la protección ofrecida por el gobierno  de Francisco Franco.”  Con sus grandes cantidades de dinero robado y sus inversiones en España, no es imposible que al menos algo de ese dinero sirviera para la prosperidad del país y el crecimiento del Opus Dei en el período de posguerra puesto que ambos (nazis y OD) compartían los mismos objetivos.
El Opus Dei fue fundado para atraer a los  profesionales con ambiciones. Su objetivo "era la élite intelectual, la gente adinerada y los socialmente destacados"  Una reunión del Opus Dei es descrita por un periodista que fue invitado "estábamos unos 30 ó 40 médicos y abogados, gente influyente de la ciudad.”
Escrivá se mudó a Roma en 1946 y desde allí viajó por Europa. En 1947, recibió la aprobación papal para la Obra de manos de Pío XII. En 1950 el Papa permitió a los casados y a los curas ya ordenados formar parte Opus Dei. El Papa también dió su permiso para que hubiera  “cooperadores no católicos.”
En la economía española de posguerra, “los tecnócratas, muchos (todos) de los cuales eran miembros del Opus Dei, constituyeron una nueva hornada de políticos que sustituyeron a la antigua guardia falangista..”  En las última etapa del régimen de Franco, 10 de 19 ministros pertenecía o eran cercanos  aliados del Opus Dei.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Curvilíneo y sinuoso. ¿Campaña de prensa del saturnal y allegados?

http://www.finanzas.com/xl-semanal/magazine/20140420/georg-ganswein-primera-reaccion-7092.html

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA