LITERATURA RELIGIOSO-FANTASTICA

Como se comprenderá no voy a seguir manteniendo una conversación con alguien de dentro del Opus Dei que viene primero con adulación y buenas maneras, hablando del Opus Dei como si fuera algo ajeno, para seguir ofendiendo a Isabel Caballero, recién fallecida y acabar recalando en el perdón necesario. Como si Hitler les hubiera dicho a los judíos, "Mira que sois, os matamos a millones
 y no sabéis perdonar". Tampoco he visto indemnización encima de la mesa, para resarcir por todo el trabajo gratis más lo mío que os quedastéis con engaño, ni por supuesto "campaña de descalumnia" lo mismo que la hubo de calumnia.

Asunto zanjado en lo que a mí respecta.

Gracias por los links al nuevo libro de la Urbano, incombustible e inasequible al desaliento.  Si no hay documentos a la vista, ni se desclasifica lo que deba ser desclasificado después de un tiempo, pasa lo que pasa, vivimos en el país de la especulación, el cuento y la leyenda urbana. Muy bien hizo Evolé con su Fake. Aunque yo recuerdo que lo mejor y más fiable de todo lo que he leído sobre todos los temas que hay que coger con pinzas (Suárez. transición, vascos, Carrillo y PC) está en Gregorio Morán.

La indolencia nos puede.

El tema de los bebés robados es otra indignidad. La AEPD protegió los derechos de un jerifalte del Opus Dei al que se ofendía señalando como tal en la página de Opuslibros, se ofendía sólo por mencionar que era jerifalte, nada más. Más la sentencia sobre la cancelación de datos de los ex miembros del Opus Dei-Región de España. Ahora por supuesto los libros de bautismo de la iglesia que pudieran arrojar luz sobre el desgraciado tema no entran en su competencia.

 Da la impresión de que las instituciones de la democracia, al menos algunas algunas veces y ésta con frecuencia se dedica a proteger no al ciudadano de a pie, sino a los poderes fácticos de toda la vida. En manos de cada uno queda valorar lo evangélico y a tono con el nuevo Papa que resulta el asunto de los bebés robados y lo evangélico de las artimañas opus para conservar la información que le interesa.

Me ha gustado este escrito más aclaratorio sobre los chanchullos del founder y la cuestión de de si el Opus Dei es una organización laica o clerical. Concluyo que es una organización clerical, puesto que en ella mandan curas, y los laicos son sólo cooperadores de los curas mandatarios. Y es que no puede ser de otra manera, el fundador pensaba que todo laico debía estar sometido al poder eclesiástico.

La comparación del papel de los curas en la Orden de Malta  y en el ejército español con el papel de los curas en el Opus Dei es de lo más pertinente e ilustrativa. Sitúa más incluso que la comparación con las órdenes religiosas. En realidad este hombre quería todo lo que significara "manda más". Los curas mandan más en la iglesia que los laicos. Los obispos mandan más que los curas. Pero los religiosos están más sometidos al superior que los laicos al obispo. Con estos ingredientes nació el engendro a imagen del fundador:
Mirado desde el alto mando,  tenemos un obispo al frente.
Mirado desde la base de las pobres ovejas sometidas, seguimos normas religiosas conventuales.
Superconcentrado de poder.

Más luego el asunto de quedar de puertas para afuera al margen de cualquier inspección eclesiástica. No se depende de la congregación de religiosos, que supongo algo mandará en las Órdenes religiosas. Se depende de la de Obispos que mandan sobre Obispos no sobre el pueblo. Y se está al margen del obispo diocesano. ¿Cómo se compensa esta marginalidad con respecto a Obispos y Congregaciones Vaticanas?

Por una parte "haciendo como qué dependen directamente del Papa", rollo. Y por otra rellenando la laguna de poder efectivo e inspección eclesiástica efectiva de las jerarquías mediante lo que mejor se les da: la adulación a los "poderosos" dentro de la iglesia.

Fue en 1943 cuando el Opus Dei según dice Gervasio se convierte en organización clerical de derecho diocesano.
Y no contento con mandar tanto, insaciables en el afán de mangoneo, Escivá se inventa que los curas diocesanos también se puedan hacer del Opus Dei.

Imposible más avidez realizada.
Tras la muerte del founder, todavía el tirabuzón con triple salto mortal y medio, de que han salido ¡obispos diocesanos! de este ejército adiocesano que es el Opus Dei. Obsérvese el de Tarragona. Por no salir de las fronteras.

Ya digo que la Inquisición funciona sólo para un sector.


Así que Gervasio demuestra el verdadero tenor de los relatos opusinos que se nos contaban en tono de misterio, por ejemplo sobre lo que pasó en 1950:

 "Alguien" en la iglesia ¿"los de siempre'"? quería echar al fundador y separar hombres de mujeres, que el cardenal de Milán ¿Schuster? "buen amigo del fundador" le advirtió de que se acordara de su paisano San José de Calansanz. La leyenda se completa con el viaje a Loreto ¿el 15 de agosto? para implorar la ayuda de María Santísima en romería "ad hoc". Allí se hizo por primera vez la Consagración de la Obra a la Virgen María, no sé si al corazón Inmaculado de María o esa era otra. Consagración que repetíamos todos y todas cada 15 de agosto. Unas en su círculo semanal, las super, y otras en la Bendición y Exposición solemne con el Santísimo de ese día. No hemos respirado nada de incienso...

El relato forma parte del género que bautizaremos "literatura fantástica" del Opus Dei para, como escribió una vez Estruch, "defenderse de su propio pasado". Es decir, defenderse sobre todo de sí mismos. Porque ellos se hacen la herida y se ponen el parche. El sólo se liaba y él sólo se desliaba o lo liaba más con literatura religioso-misteriosa. Un género específico con el que nos hemos emocionado especialmente la gente con más imaginación que poblábamos el Opus Dei por decenas.

Otra leyenda, "nos habían obligado a hacer votos" y eso se arregló con la prelatura personal en 1983. Gervasio lo aclara de modo excelente en el último párrafo. El único que obligaba era el fundador, y los votos en sí mismos no tenían culpa de nada. Mucho menos habían sido impuestos desde "fuera" del Opus Dei. El Opus Dei es impenetrable a cualquier injerencia de autoridad externa. Perfectamente cerrado sobre sí mismo.

Quinta Torres Arias, posiblemente para la universidad de Navarra gracias a cesión de Ana Botella

Por otra parte, sobre el palacio y el jardín anexo:
Mucho me extrañaría que si el tema ya ha saltado a la prensa, no esté el pescado vendido Es probable que los últimos en enterarse sean los indignados y protestones vecinos.  Una vez más. Lo dicho, mandan siempre los mismos.






Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD