ESTAR AL DÍA

La entrevista a Antonio Esquivias otra vez. Tan laicos, tan haciendo el progreso, tan capitaneando la sociedad (los mejores en todo) y tener que decir que no se han modernizado en cotizar a la seguridad social por sus trabajadores. Vaya contradicción.
Numerarios, miembros de número. Que no son religiosos, son laicos pero al servicio de una institución religiosa. Limbo laboral y limbo jurídico tanto eclesiástico como civil de los numerarios del Opus Dei.

¿Cómo se ha permitido esta situación en España? estando ellos en las manijas del poder de "toda" la vida y sin que nadie les tosa, se ha permitido.

¿Cómo se ha permitido esta situación en la iglesia? contrapregunta ¿es que alguna vez un eclesiástico ha supervisado los asuntos internos del Opus Dei? las relaciones Opus-jerarquía eclesial son de "peloterismo" con cardenales y arzobispos (visita y comida espléndida en tal o cual casa de retiros, tertulia de anécdotas edificantes, ¿dineros?...visita a la universidad, saluditos, explicaciones muy bien montadas, todo limpio, recogido y ordenado), pero ellos NO RINDEN CUENTAS A NADIE.

El colmo es el esperpento de elevación a los altares a alguien que sabemos traficó hace 40 años con firmas, sellos, documentos vaticanos. Usando el nombre del Papa a sus espaldas para "congelar" la reforma necesaria de la iglesia española. Reconviniendo a los eclesiásticos españoles que querían nuevos aires. Ellos mismos santificando a tramposos, en nuestras propias narices, teniendo las pruebas de la trampa que fue ayer.

No hay que dar muchas vueltas a lo que pasa. De su capa un sayo. Si por casualidad algún obispo, cardenal o arzobispo tiene clara la dedicación y el modus operandi "operístico", se lo quitan de en medio. Sólo recuerdo uno, Benelli.

O van y sueltan perlas mentirosas, como cuando el difunto cardenal Hume les reconvino (no captar jóvenes a espaldas de sus padres, poner en la puerta que es un centro del Opus Dei) van y aseguran (Illanes) que el Hume había pactado la "reconvención" cardenalicia con la jefatura "operística".
¿Alguien ahí para llamar trilero al trilero? No. La ley está para saltársela. Más bien:  "La ley está para saltármela yo mientras exijo hasta la última coma a los demás". Llamo desobediente a todo el que no entra por mi marco y me apaño para estigmatizar, echar de las cátedras, de la orden religiosa, de la iglesia misma al que "no me cuadra".

Me encanta la conversa de Esquivias con los Opus. Oscila entre " hablé con uno que es amigo de toda la vida", y "no hay contrato ni reconocimiento legal de ningún tipo de nuestros vínculos con la prela", ni como miembros de ella, ni como "trabajadores" de la misma.
Capitalismo de amiguetes otra vez, en versión religiosa. Todo ventajas para el emporio, todo desventajas para el trabajador y pobre hormiga que debe anularse como ser humano, renunciar a sus derechos elementales e inalienables.

Los comentaristas malaleche: con 15 años no entra nadie buscando dinero. Entras coaccionado, engañado, empujado. Y más bien te meten porque el dinero lo tienes tú y sueñan sacar tajada. Los adolescentes no están cavilando sobre su jubilación y la cotización correspondiente.
El tiempo pasa en el encierro. La vocación no se toca. Hasta que llega un día en que sí se toca la vocación, porque es eso o la insatisfacción e y las enfermedades psi que se somatizan de diversos modos.
Entonces te enteras de que "los aspirantes a santos" te han tomado el pelo a base de bien.

Pero como el explotador/es es santo has de que aguantarte. El santo sólo supo decir a Esquivias: "no obedeces", tampoco cobras ni cotizamos por tí, pero eso no está en cuestión. Si acaso una limosnita.

Hay más fundaciones de "iluminados" que dan la patada al ex y lo dejan al pairo: hablo de Heraldos del evangelio. Brasileña versión de OD. Es costumbre entre grupos "cojeantes" del mismo pie. Parece que vamos renovar el mundo y al final, se exprime a la persona todo lo que se deje y un poco más.


Comentarios

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

MENDACIDAD