"OPUS DEI", ¿GUARIDA DE FANÁTICOS?

Al opusino que me rebate el artículo anterior sobre los filósofos antiguos "precursores" de tantas cosas diciéndome que el founder sistematizó todo lo anterior le respondo: ¡y un cuerno!,
el founder era un rústico, un auténtico patán de pueblo, un cura ignorante, con la formación de los seminarios españoles de los años 20. Acomplejado socialmente y con aspiraciones. Dichas ínfulas hallaron su cumplimiento en la dictadura franquista, tal para cual, como anillo al dedo. En una España republicana, democrática y avanzada no hubiera funcionado el invento. La mentalidad del pueblo español hubiera sido otra. Franquismo y "Opus Dei", Cástor y Pólúx. Hermanos gemelos.

¿Sabía el barbastrense que existía Epicuro? ¿para qué le servía saberlo? ni dinero ni prosélitos vienen de ese conocimiento, dato inútil en su universo mental.
Conforme nos vamos aclarando sobre su verdadera personalidad, formación y trabajo que desarrolló, creo que una persona tan ignorante no pudo inventar muchas de las "diabólicas" normas y disposiciones opusinas,  no lo creo capaz de tanto mal disfrazado. Los de alrededor sin duda contribuyeron al invento. El pobre tenia una mentalidad decimonónica, en especial con respecto a las mujeres que somos el futuro de la humanidad, como todos los curas de su generación o como la inmensa mayoría que no superaron el Concilio de Trento. El no lo superó, yo iba a misa en latín desde los 16 años, hacía tiempo del Vaticano II, pero la obra de Dios seguía en el pasado, como su founder.

Artículo en lexpress.fr

El Opus Dei, ¿madriguera de fanáticos?

Quienes estén interesados en santificarse en las filas de la "Obra de Dios" tendrán que pasar rápidamente por las líneas que siguen. El libro de Mari Carmen Tapia se publica por vez primera en Francia. Au coeur de l'Opus Dei (1) es un testimonio helador (y antiguo, hay otros más modernos). El de una española que entró en la organización en los años 40, que fue llamada a trabajar al lado del fundador, José Maria Escrivá, y 18 años después,  fue expulsada por el "Padre", 18 años de una vida marcada por la piedad pero también por el peso de la sospecha, de las humillaciones y el control generalizado.

Al princpio Carmen Tapia era una señorita madrileña de buena familia . La guerra civil española acaba de terminar. Muchos jóvenes de familias burguesas se sienten atraidos por esta "Obra" innovadora creada en 1928 que promete a los laicos una vivencia intensa de la fe en medio de los afanes terrenos. Incitada (¿presionada?) por la insistencia de un cura del "Opus Dei" Maria del Carmen rompe con su novio y se lanza en cuerpo y alma a un "sacerdocio" que la lleva primero a Roma, luego a Venezuela. Allí todo se estropea. La enérgica "numeraria" (miembro totalmente dedicada a la institución) se atreve a criticar las consignas que llegan de Roma.

Es llamada sin más explicación a Roma, se le asigna residencia y se la trata como a una paria. En el libro hace un retrato ácido del padre  Balaguer, una acusación al "Opus Dei", al que pinta como fábrica implacable de fanáticos, el relato de Maria del Carmen es publicado en España en 1992, poco antes de la beatificación de  José Maria Escrivá, canonizado por el Vaticano en 2002. "Esta señora tiene una personalidad complicada", replica  Béatrice de La Coste, portavoz de la "Obra de Dios" en Francia. Añade:

"Muchas de las personas citadas en las escenas con Monseñor Escrivá han desmentido bajo juramento lo que ella dice, y ella misma se contradice puesto que escribe en un prefacio del libro que el carácter fuerte de nuestro fundador nunca le pareció ser un impedimento para la santidad". Medio siglo más tarde el "Opus Dei" sigue siendo un actor influyente en la igleisa, con sus 80.000 miembros, 200 de los cuales viven en   Francia. La mayoría de las reglas de funcionamiento del Opus Dei descritas en el libro siguen en vigor. En cuanto a Maria del Carmen Tapia, a sus 91 años, ya no cree más que en un solo Padre, el de los evangelios.
(1) Albin Michel, 460 p., 22,90€. Publicación 3 de marzo.

[Extractos]

Una dictadura espiritual

La charla fraterna es una de las normas semanales obligatorias  para todos los miembros del  "Opus Dei", sin excepción. [...] Hay que hablar de tres puntos principales: fe, pureza y vocación. Además se aconseja hablar de la forma cómo se han cumplido las normas del plan de vida, de las personas que se "trata" (proselitismo) y de cualquier otra cosa....Es decir hay que hablar de todo lo que nos pasa por la cabeza.  [...]
Como ejemplo de charla fraterna pienso en una de las que yo hice cuando vivía en  Bilbao, utlizaba la agenda en la que anotaba detalladamente los puntos o los errores para hablar de ellos en la confidencia, empezaba por hablar del cumplimiento de las normas del plan de vida. Por ejemplo, si había tenido pereza a la hora de levantarme o si había sido generosa en la mortificación corporal, esto quería decir si había apretado al máximo el cilicio o si había usado las disciplinas (un látigo) con fuerza o sin ella....



Suspendu au balcon principal de la basilique Saint-Pierre, à Rome, un portrait géant de José Maria Escrivá de Balaguer, créateur de l'Opus Dei, le jour de sa canonisation, le 6 octobre 2002.
Retrato del fundador  José Maria Escrivá de Balaguer, creador del "Opus Dei", el día de su canonización,  6 de octubre de 2002, colgado en la fachada de la basílica de San Pedro.
REUTERS/Paolo Cocco
Es lo que yo llamaría la parte  A de la confidencia. [...] La parte B que llamaría "manipulación" llegaba cuando en dicha confidencia la directora añadía que "eso" el ascetismo no tenía en sí tanta importancia como la forma en que había vivido la filiación al Padre. Dicho de otra manera, el trabajo que había hecho, todo lo que había desarrollado en mi vida interior, todo tenía que orientarse hacia monseñor Escrivá. [...] No se nos interrogaba en la charla sobre nuestro amor al Papa, a la iglesia a los pobres sino sobre nuestro  "amor al Padre". [...]

Culto al fundador

Se nos dijo que los sacerdotes había que llamarles "don", porque  "Padre" era la palabra reservada sólo para monseñor Escrivá. Se nos hablaba con ocasión y sin ella de sus costumbres de sus exigencias en las administraciones, "fruto de su amor a Dios". Muchas pedíamos explicaciones y nos contestaban que el Padre no aceptaba nada que estuviera hecho aprisa y corriendo, que exigía siempre perfección. Un olvido, un error eran imperfecciones y por ello faltas de amor a Dios. [...] Nuestro amor al Padre estaba lógicamente por encima de nuestro amor al Papa, o al menos al papa entonces reinante,  Pío XII, y por supuesto por encima del amor a nuestros padres.

Una corrección poco fraterna

[De vuelta de Venezuela, Maria del Carmen es aislada durante meses sin saber de que se le acusa]
A mediados de mayo de [1966], sentí que la tierra se hundía bajo mis pies: me llamaron con urgencia, como siempre a la sala de reuniones del Consejo central.. Monseñor Escrivá presidía la mesa, don Francisco Vives y don Javier Echevarría estaban sentados a su izquiera [...]. Escrivá me diijo girtando, jadeando, estaba fuera de sí:  "Escucha, Carmen, esto no puede seguir así. Vas a dejar de reírte de nosotros, créeme."
Tomó unas hojas que estaban delante suya, se puso las gafas y me dijo: "Me dicen que te escribes con Ana María Gibert (que estaba enVenezuela), con esa mujer, ¡esa mala mujer! Y que tienes un apartado postal aquí en Roma." Dejó sus gafas encima de la mesa y añadió gritando: "¿Qué significa esto, monstruo hipócrita, traidora, mala mujer?" [...] Monseñor Escrivá siguió leyendo la hoja: "Que venga esa metomentodo de Gladys" Gladys, lívida, entró en la sala de sesiones. Sin saludarla monseñor Escrivá se puso a gritarle: ¿Eres tú quien echas al correo las cartas de esta mala mujer? ¿Eres consciente de la gravedad de tus actos? " Gladys callaba. Pero monseñor Escrivá insistía: "¡Contesta!"
[...] Cuando Gladys se fue de la sala de sesiones  Escrivá dijo a Mercedes y  a Marlies, en presencia de los curas mencionados: "Y a esa otra, se refería a Gladys, le levantáis la falda, le bajáis las bragas y les dáis en el culo hasta que hable, ¡obligadla a hablar! "

El final del calvario

[Después de numerosos interrogatorios, Après avoir été soumise à de très nombreux interrogatoires, Maria del Carmen Tapia es expulsada del "Opus".]
El 31 de mayo de1966 por la mañana, me dijeron que me fuera rápidamente a la sala de sesiones del Consejo, monseñor  Escrivá estaba de pie en la sala de cálices junto con  don Javier Echevarría, Mercedes, Marlies y María Jesús de Meer. Monseñor Escrivá me dijo simplemente: "Aquí tienes pasaporte, tu pluma, tu crucifijo, el billete de avión y el permiso de residencia del gobierno italiano, sin ese papel no puedes irte del país."
[Il] Se puso a dar zancadas por la sala muy enfadado, muy agitado, rojo y furioso mientras decía: "Te advierto de que no se te ocurra hablar de la Obra o de Roma con nadie. No nos indispongas con tus padres, porque si me entero de que hablas mal de la Obra con quien sea, yo, Josémaría Escrivá de Balaguer, que tengo la prensa muncial en mis manos- y lo acompañaba de un gesto expresivo con las manos- te deshonraré públicamente  [...].
Mirándome de frente, con una rabia terrible, agitando los brazos hacia mí  como si fuera a pegarme añadió gritando: "Eres una mala mujer. ¡Una mujer pérfida! María Magdalena era una pecadora ¿pero tú? eres una corruptora con tus inmoralidades e indecencias.  ¡Eres una corruptora!, lo sé todo ¡todo! ¡tambén lo del negro venezolano! ¡eres terrible! te da por los negros, primero con uno ydespués con el otro. ¡Deja en paz a mis curas!" [...] Mgr Escrivá se fue hacia la capilla de reliquias y desde allí me gritó: ¡Oyelo bien! ¡¡¡puta!!! ¡¡¡puerca!!!!" 

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
En este comentario de 2009 hablas del libro de Luicen Gregorie:

“Por ejemplo acabo de leer un libro en el que se habla de Juan Pablo I y también de Juan Pablo II. Lucien Gregoire "Murder in the Vatican". Hay cosas en ese libro que hay que tomarlas como se dice en inglés "with a pinch of salt".

http://sinmiedoalopusdei.blogspot.com.es/2009/10/tienes-mucha-razon-isabel-cuando-me.html

He leído que en ese libro dice que Escrivá conoció durante la guerra civil a Licio Gelli, el misterioso masón de la Logia Propaganda 2, que tanto ha dado que hablar, muerto hace unos meses. Y que desde entonces Licio Gelli estuvo vinculado al Opus. ¿Tienes datos de lo que dice el libro sobre esta relación Escrivá-Licio Gelli?
Ana A ha dicho que…
El libro dice que Licio Gelli era amigo personal de Juan Pablo II
para buscar esa info que me pides tendría que volver a leerlo entero.
En cambio voy a traducir la contraportada del libro en el siguiente post
porque es impresionante....
Anónimo ha dicho que…
Es una manipulación total y absoluta.
Pero los que la sufren son los seres queridos de los fanáticos, sobre todo los conyuges que tienen que comulgar con ruedas de molino y tragar demasiadas cosas solo por cariño hacia el absorbido/adsorbido.
Muchas esposas de supernumerarios con escasos recursos económicos son autenticas mártires de ese sistema, condenadas de por vida a servir y a traer al mundo a tropecientos vástagos a los cuales crian olvidandose de si mismas.
Auténticas exclavas de este siglo de verdad.
Como puede subsistir una familia numerosa con un solo sueldo de maestro de secundaria?.
Tristísimo.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA