RESISTENCIAS A FRANCISCO

por Marco Politi, 3 marzo de 2016
 A propósito de las reformas intentadas por el actual papa:
La pedofilia va a convertirse en hueso duro de roer para el papa Fracisco.  Bergoglio ha intentado implantar una línea dura en el comienzo de su pontificado.En Julio de 2013 incluyó en el código penal del Vaticano los delitos contra los menores, esa norma afecta a todos los miembros de la curia y de la administración de la Santa Sede.

Informado de las acusaciones que pesaban contra el nuncio vaticano en Santo Domingo  Jozef Wesolowski lo llamó a Roma y lo sometió a un procedimiento canónico que terminó con la separación del cargo y la reducción del dicho monseñor al estado laico. El pontífice ordenó su arresto y anunció un proceso penal con participación de la prensa internacional.
 
Un infarto se llevó al nuncio en la noche del 27 al 28 de agosto de  2015, qué casualidad del destino. No hubo oprobio. Pero la iniciativa de Francisco supone un cambio radical: nunca un arzobispo miembro del cuerpo diplomático de la Santa Sede había sido objeto de un castigo tan ejemplar como público.

El último caso de Benedicto XVI,  Marcial Maciel, fundador de Legionarios de Cristo, acabó con un apartamiento del gobierno de la orden religiosa y la imposición de la penitencia de no salir de casa. Pero no hubo proceso. Otro que murió casi en olor de santidad.

Franisco ha creado una comisión pontificia encargada de elaborar nuevas orientaciones para la protección de los menores. Preside el cardenal de Boston  Sean Patrick O’Malley, conocido por "limpiar" su diócesis infestada de curas depredadores de niños (ver la película Spotlight).



También han sido llamados a formar parte de la comisión dos víctimas de curas, novedad absoluta: la irlandesa  Marie Collins, víctima con 13 años, y el inglés Peter Saunders fundador de la National Association for People Abused in Childhood, una asociación de víctimas supervivientes del abuso.El papa argentino ha creado un tribunal especial en la Congregación para la Doctrina de la Fe para juzgar el "abuso de función" de los obispos que no dieron curso las denuncias de pedofilia. Se trata de un nuevo organismo que hará posible que un fiel de cualquier parte del mundo podrá llevar a juicio a los obispos que entierran las denuncias o que no hacen nada cuando se trata de abusos.
Marie Collins

No hay que insistir: esta estrategia no ha encontrado el apoyo entusiasta del aparato eclesiástico, acostumbrado a la "omertá". Era la ley.
Los problemas empezaron co la comisión para la protección de los menores. En marzo de   2014, el pontífice creó un organismo compuesto por 8 personas: 4 laicos, hombres y mujeres, y 4 clérigos. La primera crítica de los resistentes al cambio: esta comisión era reducida, no respeta la universalidad de la iglesia. Se perdió un año en la crítica y al final la comisión consta de 17 personas. Pero la batalla más dura ha sido por el control de dicha comisión: están los que piensan que hay que hacer limpieza dentro de la iglesia tanto de curas como de obispos, que hay que sacar a la luz ciertos delitos no revelados y están los que piensan que el papel de la comisión es prevenir y que los cadáveres queden en los armarios.

 Peter Saunders es símbolo y víctima de esta batalla, criticó con dureza la inercia de la comisión y se refirió a las acusaciones contra el cardenal australiano  George Pell por haber encubierto a curas culpables cuando fue obispo de  Melbourne y de Sidney ; en febrero lo expulsaron de la comisión con la excusa de que así se tomaría un tiempo para reflexionar y contribuir mejor al trabajo del grupo. El nudo del asunto que constituye el test decisivo de la seriedad con que la jerarquía se quiere tomar este tema es el problema de denunciar a los curas ante la justicia.  Marie Collins, miembro de la comisión y víctima declara que es el momento decisivo si la víctima está de acuerdo.
Cardenal G. Pell

Pero la resistencia en este punto de una gran parte de la jerarquía ha sido infatigable y hasta ahora victoriosa. Salvo los países donde la ley lo impone, la mayoría del episcopado mundial no quiere oír hablar de la obligación de presentar denuncia. Por ejemplo la Conferencia Episcopal italiana argumenta que "el obispo no es un funcionario del Estado".

Frente a esta actitud de sabotaje por parte de la jerarquía, el cardenal O’Malley se vió en la obligación de declarar que la denuncia a las autoridades civiles es una  “obligación moral”. Es muy poco. La actitud de resistencia pasiva a la estrategia de tolerancia cero que Francisco querría instalar se manifiesta también en la realización práctica de las orientaciones que  Benedicto XVI había pedido que las conferencias episcopales elaboraran para luchar eficazmente contra el fenómeno de los abusos.

Hay países donde cada año se presentan informes sobre el tema: Estados Unidos y Suiza, por ejemplo. Otros en los que un obispo de la Conferencia Episcopal se encarga de seguir el asunto a nivel nacional como en Alemania. En Austria se ha creado una comsión independiente presidida por el cardenal  Schönborn. Se han establecido criterios para las indemnizaciones y reparaciones.

Pero en otras Conferencias Episcopales reina la pasividad voluntaria. Italia está a la cabeza de la inercia. La Conferencia Episcopal Italiana no ha obligado a los obispos a instituir en cada diócesis centros de escucha a las víctimas. No se publica informe ninguno. NO hay representante eclesiástico diocesano ni nacional al que dirigirse.  No hay directivas para las reparaciones, no hay investigación en curso sobre delitos pasados aún ocultos.

El papa  Bergoglio ha hecho de este asunto uno de sus puntos de reforma claves. Pero entre bastidores la batalla es "cruenta". Un grupo de víctimas australianas le ha enviado una carta el Papa solicitándole un encuentro, aluden a la necesidad de "un compromiso en favor de los niños del futuro y de los niños del pasado para poner por obra medida para que esto no vuelva a pasar." Dicho de otro modo, no se puede hablar de prevención si no se sacan a la luz los crímenes del pasado.

Queda la herida abierta del no encuentro en Méjico de Francisco con las victimas de  Maciel. El papa se había reunido con otras víctimas en el Vaticano y en Estados Unidos. Todas las víctimas son iguales, pero todas las situaciones no son idénticas. El caso mejicano es particular porque las denuncias habían llegado  directamente al Vaticano y tomó la forma de un procedimiento regular ante la  Congregación para la Doctrina de la Fe, dirigida entonces por el cardenal Ratzinger. Pero quedó en agua de borrajas. Según se dijo  Ratzinger encontró des obstáaculos en la Secretaría de Estado y en el secretario personal de Juan Pablo II. Imposible tocar la imagen de una organización potente e influyente como  Legionarios de Cristo.
Benedicto XVI, estuvo en Méjico  en 2012, no quiso reunirse con las víctimas como éstas le habían pedido. Lo mismo les pasó al pedir ver a Francisco en febrero 2016 en el curso del viaje papal al país. Pero su derecho a hablar con el Papa permanece pues las resistencias las han encontrado precisamente en los más altos niveles vaticanos.
En el minuto 30:00, las verdades del desgobierno de la iglesia durante JP II, en manos del cardenal Sodano y su hermano, juzgado en Roma por ¿tráfico de divisas?


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
No ha salido el vídeo.
Anónimo ha dicho que…
Fortísima marejada en el Opus.

Se aprecia un lío brutal, con enormes peleas internas. Seguramente como consecuencia de la pérdida de poder del Opus en el Vaticano, escenificada con el juicio contra el confeso traidor Vallejo Balda.

Esto tiene sus repercusiones directas en España. Han echado del Banco Popular al hermano del jefe del Opus en España, Ramón Herrando Prat de la Riba. Su hermano Luis Herrando Prat de la Riba no sólo ha dejado de ser vicepresidente del Banco Popular, también expulsado del consejo del banco. Los medios del régimen lo silencian. Parece una clara pérdida de poder de estos separatas catalanes que desde 2002 llevan usando la red de poder del Opus para su fin de esclavizarnos a todos los españoles a la oligarquía catalana. Informan que una de las sociedades del Opus con la que ejerce el control sobre el Banco Popular está en quiebra técnica, completamente endeudada, “La Unión Europea de Inversores”. Fuertes peleas internas en el tradicional banco del Opus. La otra pata del poder de este clan separata, que lleva manejando España hace tiempo, también pierde poder: el opusino Isidre Faine de La Caixa. El BCE le ha obligado a reducir la participación en Caixabank, el gran poder. Sacan informaciones de que estaba conectado al encarcelado Bertrand de Manos Limpias en la operación de extorsión al Jefe del Estado con el caso Urdangarín, que usaban para forzarle a que nos hiciera aún más daño a todos. A finales de junio el opusino Fainé, el capo di tutto capi, deberá elegir uno de los dos puestos que ocupa en La Caixa, perdiendo poder. Hasta se anuncian cambios en 13 TV, la cadena de la Conferencia Episcopal que controla el Opus, con los opusinos Jose María Mas y Santiago Peláez, usándola para sus intereses.

Buenas noticias. Pero hay que estar prevenidos a su posible violenta reacción, que son muy salvajes. Los dirigentes del Opus atacan subterráneamente al Papa Francisco usando diversas terminales. Mejor si el Vaticano suprime de una santa vez el Opus, como ya hizo con los Templarios, otros especialistas del poder.


readhead ha dicho que…
De una conversación de unos años antes
-Nunca distingo que haya cambios con un papa u otro.
-(exn)claro que los está habiendo.
-¿puedes ponerme un ejemplo?
-(exn), pues el papa Francisco ha metido a un obispo en la cárcel, ¿qué te parece?

dato que no sé, ni como se llama.

Ana A ha dicho que…
se referiría a Vallejo Balda, detenido en las cárceles vaticanas
o quizás a este nuncio en Santo Domingo, también detenido antes de fallecer
pendiente de juicio.
readhead ha dicho que…
Nunzio Scarano, "alto prelado de la ciudad de Salerno", que era conocido como "monseñor 500". I.O.R. Las noticias dan a entender que Francisco colaboró con la Justicia, y no lo protegió por métodos habituales.
exn., hermano de exn. y cyl. Todos fueron n. y ex.

Entradas populares de este blog

LISTAS ATRASADAS DE MIEMBROS Y SIMPATIZANTES DEL OPUS Dei

REGAÑINA VATICANA

CRISIS SUCESORIA